La discriminación tiene cara de mujer

8 julio 2015
de RCI

La pesca de langosta en Nueva Escocia © Submitted by Rhonda Gallant


Stacey Marshall Tabor trató durante años conseguir trabajo como capitán de un barco de Pesca en un comunidad indígena de Nueva Escocia, para ser rechazada una y otra vez, a pesar de sus calificaciones.  Un tribunal canadiense de derechos humanos dictaminó que ella no podía obtener el trabajo porque era mujer.

El Tribunal Canadiense de Derechos Humanos ha fallado que una comunidad aborigen de la provincia de Nueva Escocia ha discriminado a uno de sus  miembros al negarle trabajo en la industria pesquera local debido a su género.

En su decisión, el tribunal encontró que Stacey Marshall Tabor sufrió discrriminación por parte de la Primera Nación Millbrook durante varios años debido al hecho de que ella era una mujer.

El fallo encontró que Tabor fue dejada de lado con frecuencia al postular para trabajar en la pesca en barco a favor de candidatos masculinos, algunos de los cuales estaban menos cualificados que ella.

“Estaba cansada de que me digan que no puedo pescar. Tenía un bebé. Necesitaba mantener a mis hijos”, dijo ella a CBC News.

Una vez, ella cuenta que se le dijo que se quedara en casa con su hijo. “Se me rompió el corazón. Yo tenía un bebé, no era que yo perdí mis piernas. Dije vamos! Necesito trabajar.”

Tabor comenzó la pesca siendo adolescente con su tío, Donald Marshal Jr. En un fallo judicial histórico, éste había defendido los derechos de pesca en virtud de tratados que permían a su banda Mi’kmaq pescar y vender el producto de su pesca para su sustento.

Tabor espera que el fallo sobre su caso ahora cambie algo para las mujeres indígenas.

null
© Radio-Canada/Rebecca Martel

“Ciertamente espero que haya un trabajo y que me lo den. Espero que en un futuro próximo, una mujer obtenga sin problemas una licencia de la comunidad” dijo.

El tribunal expresó además que Tabor fue objeto de comentarios despectivos, citando un ejemplo de un miembro de alto rango de la banda que dijo “el único lugar para los pechos de la mujer en un barco está en la escultura de madera que adorna la proa.

El tribunal dice que la Primera Nación aportó pruebas inconsistentes y poco fiables para refutar las afirmaciones de Tabor y en última instancia dictaminó que sus denuncias fueron corroboradas.

Una larga historia

El fallo del tribunal el 29 de abril establece que hay una larga historia entre Tabor y la primera nación Millbrook que se remonta a finales de 1990.

El dictamen señala que Tabor había acariciado durante mucho tiempo el sueño de convertirse en capitán de barco de pesca, que había completado su curso de formación de capitán, y que comenzó a trabajar para la Primera Nación Millbrook en el año 2000, como marinero en un barco de pesca de langosta.

null
El fallo dijo que Tabor, quien había acariciado durante mucho tiempo el sueño de convertirse en capitán de barco de pesca y que había completado su formación de capitán, comenzó a trabajar para la Primera Nación Millbrook en el año 2000, al servir como marinero en un barco de pesca de langosta. © (Peter Dawson / CBC)

Según el testimonio aceptado por el tribunal, Tabor manifestó después su interés en asumir trabajos de pesca más exigentes, pero se le dijo que carecía de cualificaciones. Meses después, indica el fallo, ese mismo trabajo se le ofreció al marido de Tabor a pesar de que su única experiencia en la pesca era “preparar engranajes y pintar boyas.”

Tabor trabajó como pescadora pero el fallo del tribunal señaló además que su historial de trabajo se vio interrumpido por el embarazo y las lesiones.

Y después pasó un período de tres años durante el cual sus solicitudes de  trabajo en la pesca le fueron negadas sistemáticamente.

Funcionarios de la banda Millbrook dijeron al tribunal que la comunidad no tenía un proceso de solicitud formal para tal trabajo y que  éstos se repartían entre quienes los solicitaban.

Según la sentencia, Tabor hizo varios intentos entre 2004 y 2006 para conseguir un trabajo como pescadora, pero a pesar de experiencia en la  pesca y su certificado de estudios, fue incapaz de obtener un empleo.

Las cosas tomaron otro giro en 2008 cuando Tabor, que había adquirido cierta experiencia después de haber sido empleada en un barco capitaneado por su marido, expresó su interés en la obtención de una licencia de capitán por su propia cuenta.

El único lugar para los pechos de la mujer en un barco está en la escultura de madera que adorna la proa

Millbrook le dijo al tribunal que Tabor nunca había solicitado formalmente una licencia, pero también dijo que analizó su aplicación junto con otros dos candidatos. La Primera Nación dijo que escogió a un hombre que tenía mejores calificaciones y presentó a un experto que preparó un informe apoyando esa decisión.

sin embargo , el tribunal dijo que Millbrook había presentado al experto las calificaciones de Tabor de manera tergiversada. Concluyó que Tabor nunca fue realmente considerada para una licencia de capitán a causa de su género, citando esa medida como parte de un patrón más amplio de exclusión de las mujeres de los puestos de liderazgo en la pesca local.

Como prueba de esa discriminación sistémica, el fallo destaca los comentarios del administrador de la banda, Alex Cope. El fallo dice que Cope le dijo a Tabor en dos ocasiones que “el único lugar para los pechos de la mujer en un barco estaba en la escultura de la proa”.

Inicialmente Cope negó haber hecho los comentarios, pero más tarde le dijo al tribunal que pudo haberlo hecho como parte de una “broma”.

“Los comentarios del Sr. Cope pueden ser un indicador de la actitud de Millbrook hacia el empleo de las mujeres en la pesca”, sentenció el tribunal.

El Tribunal no impone ningún remedio por el momento, ya que ambas partes han manifestado su deseo de encontrar una solución común. Sin embargo, pidió a las partes que elaboraran un informe sobre el estado de sus negociaciones.

Irónicamente, la denunciante, Stacey Marshall Tabor, es la sobrina de Donald Marshall hijo, el mismo que defendió con éxito los derechos de pesca de las comunidades mi’kmaq.

About

Deje su comentario