Foto de la época en la que Judith Brassard y Felipe Rojas Gnecco se conocieron y se casaron a principios de la década de los 90.
Photo Credit: Radio-Canada

Crónica de una condena anunciada

Share

Investigación sobre el caso de la canadiense Judith Brassard condenada en Colombia por el asesinato de su marido.

Resumen:
Judith Brassard, una canadiense casada con un colombiano, fue condenada a 28 años de cárcel, por la justicia del país sudamericano, luego de ser considerada culpable del asesinato de su esposo. A pesar de las decisiones judiciales –que fueron incluso ratificadas por la Corte Suprema de Justicia de Colombia- los abogados, los amigos y la familia de la condenada creen que su proceso no fue justo ni imparcial. Tres periodistas de Radio-Canada –en colaboración con RCN TV de Colombia- hicieron una investigación sobre el proceso, los testimonios, las pruebas, las decisiones judiciales y los hechos que llevaron a la condena.

Crónica de una condena anunciada

Las conclusiones de este trabajo periodístico son parecidas a las que argumentó la Procuraduría de Colombia –el ministerio Público, que se encarga de defender los derechos de los ciudadanos y de investigar las conductas de los funcionarios públicos. Los personajes En esta versión en español de la investigación -que originalmente se hizo en francés- se podrán observar y escuchar los testimonios de personas que participaron en el homicidio, de la canadiense condenada, de personas que nunca fueron escuchadas por la justicia aunque trataron de declarar en el proceso y del abogado de la familia, entre otros.

Extractos exclusivos para la versión Web

Making of Colombia

ENTREVISTA SIGIFREDO LOPEZ

ENTREVISTA HECTOR MEZA

ENTREVISTA GUSTAVO RAMOS 1

ENTREVISTA GUSTAVO RAMOS 2

ENTREVISTA MARIANA BRASSARD 1

ENTREVISTA MARIANA BRASSARD 2

Una historia de amor que terminó en problemas

1.- La profesora de música Judith Brassard conoció a su esposo colombiano Felipe Rojas Gnecco durante el verano de 1993. Se encontraron en la ciudad de Quebec, en Canadá y se casaron pocos meses después.

2.- La relación tuvo altos y bajos e incluso infidelidades. Todo terminó con una pelea entre los esposos, una separación y una pelea por la patria potestad de los hijos.

3.- El esposo fue asesinado cuando los problemas de separación y tenencia de los hijos no se habían solucionado completamente.

4.- La esposa fue acusada por el organizador del homicidio como la autora intelectual, meses después de que él fuera arrestado.

Fechas importantes de esta historia

4 de diciembre del 2006 – En Santa Marta, Colombia, el ortodoncista Felipe Eduardo Rojas Gnecco fue asesinado cuando abandonaba la clínica Perla del Caribe donde tenía su consultorio. Un sicario se acercó y le disparó en tres ocasiones, a quemarropa. Murió inmediatamente. Su esposa, la canadiense Judith Brassard, estaba en Montreal con sus hijos cuando ocurrieron los hechos. El asesinato la llevó a adelantar el viaje de regreso que tenía previsto para días más tarde.

2008 – Los asesinos, el organizador del asesinato y su mujer –que era la empleada doméstica de la familia Rojas Brassard- fueron arrestados. John William Osorio, el que contrató a los sicarios implicó a la canadiense en una de sus versiones.

El 27 de agosto, Judith Brassard fue arrestada como autora intelectual del asesinato.

24 de febrero del 2010 – Un juez de la ciudad de Santa Marta condenó a Judith Brassard a

28 años de cárcel y a pagar una reparación de 2 millones de dólares a la familia de su esposo asesinado. El veredicto fue confirmado por un tribunal superior en apelación.

28 de junio del 2013 – La Corte Suprema de Justicia de Colombia confirmó la condena y rechazó el concepto de la Procuraduría General de la Nación (El ministerio Público que garantiza los Derechos Humanos) que pide Casar la sentencia y liberar a la acusada. El procurador delegado ante la Corte consideró que había duda razonable a favor de la acusada e invocó el principio universal “Indubio pro reo”.

Equipo Periodístico:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

De izquierda a derecha: Martín Movilla (Periodista),Peter John Ingles (Realizador), Pierre Mainville (Camarógrafo), y Jean Michel Leprince (Periodista).

 

Realizador: Peter John Ingles

Periodistas: Jean Michel Le prince y Martín Movilla

Edición: Hélène Morin, Charles Bergeron

Camarógrafos: Pierre Mainville, Rodrigo Piñeros (RCN TV, Colombia)  y Sergio santos

Sonidista: Luc Delorme

 

unnamed

Ver el reportaje original en francés en el sitio de “Enquête”

Share
Publicado en: Internacional, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*

6 comments on “Crónica de una condena anunciada
  1. Veo en los ojos de esta dama su inocencia y que mas pruebas que el asesino esta aceptando su crimen lo malo de la justicia colombiana es que hay muchos jueces corruptos Dios permita que este caso se aclare y esta señora pueda recobrar su libertad creo que por la entrevista que le hizo el programa y las pruebas y el testimonio del asesino de ve quedar en libertad ojala se solucione pronto y pueda viajar a su país para reunirse con su familia y como colombiano que soy les pido gracias por todos los compatriotas que están en ese país viviendo y trabajando libertad para yudi

  2. Cassio dice:

    No se puede tapar el sol. Si vieron séptimo día caracol en 2017 se podrán dar cuenta que esta supuesta nueva investigación fue imparcial

  3. la familia de Judhit debe estar muy alerta con este caso pues la justicia de este país como todas las instituciones gubernamentales son muy pero muy corruptas se lo digo yo que me toca que vivir aqui y día tras día veo la mano siniestra de la corrupción en todos los campos,políticos judiciales,ecleciasticos,etc

  4. Adamaris dice:

    El colmo de la injusticia en Colombia! No entiendo como si no pueden probar que hubo contacto directo o indirecto entre los que ejecutaron el crimen y la acusada todavía la pueden culpar, y peor condenar, como dice el abogado, como que lo hizo telepáticamente…
    Excelente trabajo periodístico

  5. Juanjo dice:

    Excelente investigación.