El trabajador migrante Henry Aguirre de Guatemala durante una manifestación en Montreal. Aguirre está pidiendo cambios en el programa de trabajadores extranjeros temporales de Canadá para reducir la explotación y el abuso de esos trabajadores.
Photo Credit: (Graham Hughes / Canadian Press)

Ser trabajador temporal extranjero y guardar el optimismo

Que se hagan inspecciones en las granjas donde hay trabajadores temporales y que pregunten, que revisen como están esas personas. Más que el gobierno, son los empleadores los que maltratan. Cuando uno viene de afuera amenazan con deportarlos. Que revisen eso constantemente. Y que esas personas que ofrecen cosas que no son ciertas, que las investiguen, porque a nosotros nos pasó todo eso y está la posibilidad que nos deporten, mientras que la persona que nos estafó sigue trabajando libremente.

Henry Aguirre, un joven agricultor guatemalteco decidió probar suerte en una granja en Quebec y se consideró afortunado al ser contratado como trabajador temporal en una pollería. Pronto se dio cuenta que entre lo prometido y la realidad había una distancia. Pero tiene 27 años, y a pesar de los obstáculos que tuvo y tiene para regularizar su situación, confía en que los cambios para mejorar su situación y la de sus compañeros no tardarán en llegar.  Por eso decidió salir al frente.

Escuche
Algunos trabajadores temporales extranjeros, como Aguirre, están pidiendo al gobierno que deje de expedir permisos de trabajo cerrados, que restringen a los trabajadores a un solo empleador. © (Jonathan Hayward / Prensa Canadiense)

El tema no es nuevo. Algunos dicen que el programa de trabajadores temporales extranjeros incrementa los problemas que sufren los trabajadores.

Otros denuncian además, la estafa de la que son víctimas por parte de una agencia de colocación.

Henry Aguirre coincide con ellos. Y aunque desilusionado por su primera experiencia laboral tiene al mismo tiempo la capacidad de ver también el lado positivo de su corta experiencia en Quebec.

Hoy, a un año de su llegada a Canadá, está aprendiendo el francés y se integra muy bien a su nuevo trabajo. Todo esto, en medio de una angustiante espera de saber si podrá o no continuar con él.

La historia de Henry

Vivía con sus padres y hermanos. Cultivaba la tierra. Pero la situación económica era muy difícil y las posibilidades de encontrar otro tipo de trabajo era nulas. “Era agricultor. Mi vida era mala por la situación económica. Hubo años de mala cosecha, teníamos a veces que buscar dinero, eso hacía que uno migrara para acá”, dice Henry.

Los trámites para obtener el permiso laboral eran interminables y significaban un gasto adicional por los varios viajes que tenía que realizar entre su casa y el lugar de reclutamiento, bastante lejos.

Pero lo logró y llegó a Victoriaville, en Quebec.

El desencanto fue rápido. Al igual que otros compatriotas en la misma situación, no dudó en denunciar las prácticas deshonestas de la compañía que lo contrató inicialmente por malos tratos e incumplimiento del contrato  y el accionar de un canadiense de origen guatemalteco que los estafó con falsas promesas de resolver el tema migratorio. El dato no es menor, dado que Henry dice que le pagó 4 500 dólares.

Y por eso participó junto a un grupo de activistas y trabajadores extranjeros que manifestaron en Montreal el mes pasado para solicitar cambios al programa de trabajadores extranjeros temporales de Canadá.

Entre otras cosas, pidió que se ponga fin a la práctica de expedir permisos de trabajo cerrados, lo que obliga a un trabajador a tener un solo empleador. Y que se respeten los términos de los contratos, que muchas veces los trabajadores firman sin comprender  los escritos en francés o inglés.

Henry destaca que en su nuevo empleo ya no tiene problemas. Trabaja las horas prometidas, su salario es pagado regularmente.

Mayor control a las empresas

Que se hagan inspecciones en las granjas donde hay trabajadores temporales y que pregunten, que revisen como están esas personas. Más que el gobierno, son los empleadores los que maltratan. Cuando uno viene de afuera amenazan con deportarlos. Que revisen eso constantemente. Y que esas personas que ofrecen cosas que no son ciertas, que las investiguen, porque a nosotros nos pasó todo eso y está la posibilidad que nos deporten, mientras que la persona que nos estafó sigue trabajando libremente.

Henry  obtuvo un permiso de trabajo abierto hasta octubre, cuando la solicitud de revisión judicial será atendida en la corte.

Espera, al igual que los otros compañeros, que finalmente se le permita permanecer en Canadá, trabajar fuerte y así poder ayudar a su familia en Guatemala.

Esto y más en la entrevista con Heny Aguirre, trabajador temporal extranjero.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: América Latina, Canadá, Economía, Entrevista, Inmigración y Refugiados

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*