Photo Credit: Cancillería

Una red de delincuentes colombianos en la mira de la policía en Canadá

“Los miembros tienen más de 20 años y son hombres y mujeres. Son muy móviles, viajan de una ciudad a otra, de un país a otro en busca de víctimas y cometen varios robos en diferentes jurisdicciones. Los SATG son más violentos que otros grupos, a menudo usan armas de fuego y cuchillos para cometer sus delitos. Utilizan equipos sofisticados, dirigen sus propias operaciones de vigilancia con múltiples vehículos y desarrollan a sus informantes en las industrias de lujo, con objetivo puesto en directivos y empresarios”.

– FBI

En un artículo del diario La Presse de Montreal, el periodista Daniel Renaud describe el modus operandi de una red internacional de criminales sudamericanos, esencialmente colombianos, fichados por el FBI. Éstos entraron ilegalmente a Canadá en los últimos años y están operando en Quebec.

Un informe de inteligencia protegido preparado por la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA) sobre los solicitantes de asilo colombianos en 2015, y al que La Presse tuvo acceso, describe a estos grupos designados por el acrónimo SATGs, por South American Theft Groups  (Grupos de Ladrones Sudamericanos).

Según consigna en el documento, en los últimos 10 años, el SPVM (Servicio de Policía de la Ciudad de Montreal) ha documentado “cientos de robos de vehículos en Montreal cometidos por sujetos de origen colombiano”.

© Radio-Canada/Simon-Marc Charron

Durante los primeros seis meses de 2015, el SPVM había registrado por lo menos 30 robos durante los cuales los sospechosos se apoderaron particularmente de joyas, dinero y productos de Apple.

“Los sujetos de origen colombiano usan siempre el mismo procedimiento. Por lo tanto, es razonable creer que estas pandillas criminales colombianas operan en el área metropolitana de Montreal “, dijo el informe.

“En Quebec, los SATGs son casi exclusivamente de origen colombiano y cometen robos de joyería, plata, productos de Apple y ropa de diseño. Algunos de los SATG detenidos tenían armas contundentes tales como cuchillos, cuchillos retráctiles de lámina, cortadores y destornilladores. Un sujeto distrae a la víctima mientras que otros cometen el robo “, continúa diciendo.

Muy bien organizados

Los SATG usan falsos documentos. Hablan español, a veces en código, y se comunican entre sí con teléfonos pre pagados, walkie-talkies o con señales de mano. Las células quebequenses de SATGs tienen entre dos y diez miembros, pero pueden llegar hasta 40 personas, dependiendo de la envergadura del delito. Tienen entre 28 y 62 años de edad. Alquilan coches con papeles falsos o compran vehículos usados ​​baratos que pagan en efectivo. Las autoridades creen que los SATG exportan hacia otros países, especialmente a América Latina, una gran parte de los bienes robados.

Los colombianos que entran ilegalmente en Canadá usualmente lo hacen con un verdadero pasaporte con una falsa página biográfica, un falso pasaporte mexicano o un pasaporte mexicano robado.

En 2014 y 2015, la mayoría de ellos llegaron a Quebec por el aeropuerto de Trudeau y por carreteras sin vigilancia en la zona de Lacolle, especialmente por un campo de golf ubicado en Saint-Bernard-de-Lacolle.

Refugiados, residentes permanentes y ciudadanos

Uno de los miembros ha sido identificado como Fabián Yesid Bernal Bogotá.

El 5 de octubre de 2015, el grupo robó 130 dispositivos iPhone valorados en 86.000 dólares en la tienda Best Buy de Carrefour Laval. Tres días después, la policía hizo tres allanamientos en  las ciudades de Montreal y Longueuil y detuvo a cinco miembros de la célula.

Encontraron 161 teléfonos celulares, tabletas electrónicas y varios otros artículos valorados en más de $ 160,000.

“Cuando llegamos allí, nos dimos cuenta de que las mercancías habían sido empacadas”, dijo el teniente Martin Benoit de la sección anti-pandillas de la policía de Laval.

“Está claro que estos objetos iban al extranjero, ya sea hacia América Latina o Dubái, porque el sospechoso tenía una visa de trabajo para los Emiratos Árabes Unidos. ”

“Nuestros investigadores trabajaron muy duro. También elucidaron dos robos cometidos en Montreal y uno en Sherbrooke “, agregó el teniente, citado en La Presse.

Además, oficiales de la policía de la Ciudad de York, en el área de Toronto,  siguieron a sujetos de interés para los investigadores de Laval, que viajaban en su área. Fueron capaces de seguirlos gracias al GPS de un vehículo de alquiler y a las cámaras de las gasolineras donde se detuvieron.

A los siete detenidos se los acusó de robo y conspiración. Tres de los acusados ​​hasta ahora se han declarado culpables. La policía de Laval dijo que tiene información de que Bernal Bogotá y Montoya Zuleta son parte de los SATG. Documentos relacionados con los SATG se encontraron en las instalaciones durante los allanamientos.

Según las informaciones, Bernal Bogotá es residente permanente desde junio de 2013, mientras que Zuleta es refugiado desde noviembre de 2011.

Entre los otros cinco miembros de la unidad, uno es ciudadano canadiense, dos son residentes permanentes y uno tiene una visa de visitante.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Actualidades, América Latina, Canadá, Sociedad, Sus preferidos

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*