Pamela Colombo, autora del libro, Espacios de desaparición. Vivir e imaginar los lugares de la violencia estatal, (Tucumán, 1975-1983)
Photo Credit: Leonora Chapman

Los espacios de los desaparecidos en Argentina, de Pamela Colombo

Lo que yo intenté hacer con este libro es contar, no tanto cómo se planificó la represión, sino cómo fue vivida. Decidí trabajar sobre los espacios– Pamela Colombo

Una investigación sobre la dictadura en Argentina aporta una nueva mirada al tema de los desaparecidos en los campos de concentración, no sólo por los espacios, sino porque cubre un período anterior al golpe de marzo de 1976 y porque su análisis se centra en una provincia del norte del país.

A partir del análisis de contenido de las entrevistas a familiares de detenidos-desaparecidos, a los militantes de partidos de extrema izquierda, de agrupaciones  guerrilleras y a los sobrevivientes de los centros clandestinos de detención, Pamela Colombo investiga las representaciones asociadas a los espacios de desaparición: el espacio del secuestro, el espacio del traslado, el espacio concentracionario y el espacio de inhumación.

Escuche
Buenos Aires, ARGENTINA: (ARCHIVO) Miembros de la organización de derechos humanos ’Madres de Plaza de Mayo’ sostienen una pancarta que reclama a sus hijos e hijas desaparecidos mientras caminan en 1980 en Buenos Aires. Según organizaciones de derechos humanos, cerca de 30,000 personas desaparecieron en Argentina durante la dictadura militar, 1976-1983. © DANIEL GARCIA/AFP/Getty Images)

En tanto que socióloga con una formación interdisciplinaria en geografía y en ciencias políticas, Pamela Colombo utiliza una metodología de investigación etnográfica, cercana a la antropología.

En su libro, Espacios de desaparición, se propone comprender el modo en que son vividos e imaginados los espacios en donde tuvo lugar la desaparición forzada de personas en la provincia argentina de Tucumán.

¿Por qué Tucumán?

La autora señala que Tucumán tiene muchas particularidades. Entre ellas, que la desaparición comenzó un año antes del golpe de Estado, en 1975, durante la implementación del llamado Operativo Independencia, que significó la ocupación militar de una gran parte del territorio tucumano. Es el inicio de los centros clandestinos de detención, también llamados campos de concentración.

¿Tucumán, un ensayo de la represión?

“Claramente estaban probando un montón de técnicas de contrainsurgencia que después van a ser aplicadas. Tucumán tiene el primer centro clandestino de detención, la escuelita de Famaillá. Podríamos pensar que hay una genealogía de la represión y que comenzó todo en Tucumán. Aunque para mí, la idea de laboratorio o de ensayo con Tucumán puede ser discutida. Porque hay cosas que se hicieron en Tucumán que no se van a hacer en otros lugares.

El Operativo Independencia fue implementado a inicios del 75, con el objetivo, decían los comunicados militares, de aniquilar a la subversión y en particular a la guerrilla rural del Partido Revolucionario de los Trabajadores, el PRT, el Ejército Revolucionario del Pueblo, ERP.

“Entonces hay técnicas que se aplicaron en esta zona muy particular a Tucumán que no las vamos a ver en otros lugares o las vamos a ver de manera diferente. No sólo hay centros clandestinos, hay bases militares, retenes, rastrillajes de pueblos enteros, desaparecen familias enteras, hay desplazamiento de población, hay creación de pueblos nuevos. Hay un montón de estrategias que quizás no van a ser repetidas igual en Argentina. Por eso yo siempre intento poner matices. Se probaron muchas cosas y a nivel nacional fue un poco diferente”.

Pamela Colombo definió varios espacios por los que transitaron las personas que eran secuestradas y desaparecidas, como en una secuencia. Espacios de la confrontación-del secuestro-del traslado-espacios concentracionarios-de inhumación-de entrehumación.

La desaparición

“La desaparición no pasa solamente dentro del centro clandestino de detención. La desaparición toca y modifica muchos más espacios y sucede en muchos más espacios. Entonces era proponer una especie de serie. La desaparición empieza en el momento cero, es el momento del secuestro. En Tucumán esto fue en las casas de las personas. Las fuerzas de seguridad llegaban y secuestraban a la gente en sus propias casas. Hay un capítulo en el libro donde yo trabajo sobre esa experiencia de la gente que tuvo que seguir viviendo en esas casas. Cómo es esa manera de reinvertir y revertir ese espacio, seguir viviendo en ese lugar que es también el lugar de la espera, que es el último lugar donde se vio al familiar.

El traslado

Una vez que secuestraron a la persona, la llevaron a un centro clandestino, pero hay muchos recorridos. No era lineal. Muchas veces se los trasladaba a otro lugar. Y después estaban los famosos traslados finales, un eufemismo para decir que iban a matar a esa persona. Mi idea entonces es problematizar esos lugares porque justamente, pensar ese espacio en movimiento del traslado, es un espacio muy particular porque es un espacio que se muestra. Es el momento en que el desaparecido está visible, está circulando en la ciudad o en el pueblo.

El espacio de concentración

Es el campo.  Fue trabajar con el relato de los sobrevivientes y ver cómo ellos habían vivido esos espacios que no podían ver. Y todo el componente imaginario de esa experiencia.

Los espacios de exhumación

Son los lugares donde se esconde, se entierran clandestinamente los cadáveres, pero con una novedad en el caso de Tucumán y que tiene que ver con que había una zona de ocupación militar. No siempre se hicieron fosas comunes para ocultar los cuerpos, sino que en la zona de ocupación militar en el suroeste da la provincia, a veces solamente los tiraban. Hay muchos relatos de gente que vio cadáveres en medio del monte, de las rutas. Entonces también fue trabajar con esa exposición del cuerpo del desaparecido.

La investigadora y la relación con los sobrevivientes

“Fue una experiencia muy intensa, un gran desafío. Yo iba todos los años a Tucumán. El grupo de investigación de Buenos Aires, con el que trabajaba,  me abrió muchísimas puertas, y también estando allí uno va armando su red o lo que se llama la bola de nieve. Una persona que entra en confianza con uno,  presenta a sus amigos.

Pero es verdad que Tucumán es muy particular, es una sociedad que fue muy golpeada, durante la dictadura y después también. El general Bussi que gobernó Tucumán durante la dictadura va a ser reelegido en democracia. Y eso significa un montón de cosas, la continuidad de un sistema represivo que no se terminó de desmantelar. Hay una actualidad del miedo muy palpable en Tucumán.

Pamela recuerda particularmente una entrevista con una sobreviviente, muy emotiva,  que al final le hizo una  pregunta:

Bueno, ¿qué vas a hacer con todo esto?

Creo que siempre es insuficiente lo que uno hace con todo eso. Es tanto el dolor vivido y tan intenso lo que a uno le cuentan, y uno va en realidad dentro de los límites de las herramientas que tiene, a contar una partecita muy chica, hay muchas cosas que no he podido incluir en el libro.

El futuro

Como proyecto futuro Pamela piensa continuar con el tema de espacio  y violencia de Estado. La academia tiene sus límites. Uno aporta un granito de arena a un debate que espera que no sea solo un debate académico sino que sirva también para cuestiones más concretas.

General retirado Antonio Domingo Bussi (D), gobernador de la provincia de Tucumán durante la dictadura en Argentina (1976-83) y su jefe militar Luciano Benjamin Menéndez (2), durante el juicio donde fueron condenados a cadena perpetua por cargos de crímenes contra la humanidad en Tucumán, Argentina, el 28 de agosto de 2008. © JORGE OLMOS SGROSSO / AFP / Getty Images)

La historia de los cuatro pueblos

Durante la investigación, Pamela se encontró con gente en la zona rural de Tucumán que vivió la ocupación militar y que le contaban historias de cuatro pueblos que habían creado los militares durante el Operativo Independencia.

“Son cuatro pueblos que llevan el nombre de militares que en teoría cayeron en enfrentamientos con la guerrilla. Fueron pueblos creados muy al borde del monte donde había la presencia de una guerrilla rural. Los militares van a crear cuatro pueblos y desplazar población campesina que vivía dispersa en el monte y los van a llevar a vivir allí. Esos pueblos siguen existiendo y se siguen llamando de la misma manera”.

Ella fue en 2014 por primera vez a los pueblos a hacer entrevistas con la gente que vive allí y que fue desplazada y dice que estando allí se dio cuenta que tenía material para una investigación completamente diferente.

No se trata de la violencia destructiva que es la que yo abordo en mi libro Espacios de desaparición  sino tal vez otra parte menos trabajada del vínculo entre la violencia y el espacio que es la parte de la construcción. Cuáles son los legados materiales de infraestructura que nos ha legado la dictadura militar. Que tiene que ver con los planes de acción cívica-militar que fueron aplicados.

La experiencia en Canadá

Pamela Colombo estuvo tres meses como investigadora invitada en el departamento de Sociología de la UQAM donde dio talleres sobre Políticas de Desarrollo y Políticas de Contrainsurgencia y también estuvo con la Universidad de Montreal. Su plan es establecerse en este país.

Esto y mucho más en la conversación de Pamela Colombo, autora del libro, Espacios de desaparición. Vivir e imaginar los lugares de la violencia estatal, (Tucumán, 1975-1983) con Leonora Chapman, Radio Canadá Internacional.

Escuche

Pamela Colombo es investigadora Marie Skłodowska-Curie en la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS-IRIS, Paris) Es Doctora en Sociología por la Universidad del País Vasco (UPV), Licenciada en Sociología por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y Master en Filosofía de la Historia por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Historia, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*