Primer ministro canadiense Justin Trudeau y presidente chino Xi Jinping.

Luces y sombras para el libre comercio entre Canadá y China

El primer ministro Justin Trudeau puso fin a su viaje a China sin poder cumplir el principal objetivo de su visita. La visita del mandatario canadiense debía permitir concluir un acuerdo de libre comercio con el gigante asiático, pero las conversaciones no dieron los resultados esperados.

De todos modos, Trudeau sostuvo que las negociaciones no están cerradas y que un entendimiento entre ambas partes es sólo una cuestión de tiempo.

El mandatario canadiense dijo que es necesario solucionar las diferencias en torno a las formas distintas que tienen uno y otro país en su estructura empresarial, ya que en China los negocios son manejados directamente por el Estado, mientras que en Canadá prima el capital privado.

De los encuentros participaron los funcionarios de más alto rango de ambos países.

Antes y durante la misión, iniciada el fin de semana último, el gobierno de Ottawa recibió reclamos de diversos sectores para que se pronunciara en torno a la situación de los derechos humanos en China, un tema que puede ser una traba a la hora de establecer acuerdos comerciales.

La firma de un tratado de libre comercio entre ambas naciones se ha convertido en una prioridad para Ottawa, inmersa en la incertidumbre de las negociaciones para reformar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (ALENA), que podría entorpecer el intercambio con su principal socio comercial, Estados Unidos.

Paralelamente, China es considerada la segunda potencia mundial y sigue su marcha hacia el primer lugar. Con un comercio internacional de más de 4 billones de dólares anuales, es el primer exportador del globo (19,6 por ciento de su PIB) y se ubica segundo por el valor de sus importaciones (17,4 por ciento de su PIB).

Tras su visita de 4 días, que incluyó encuentros con el presidente chino Xi Jinping, Trudeau no descartó la firma del pacto, pero dijo que deben bajarse las expectativas de que eso vaya a ocurrir pronto.

El creciente poder adquisitivo de los chinos es un atractivo para los negocios canadienses.

Oportunidades y diferencias

Mientras los críticos sostienen que la delegación canadiense fracasó en su intento para establecer canales de negociación con los funcionarios del gobierno chino, el gobierno liberal considera que antes de iniciar ese diálogo es necesario que Pekín acceda a revisar sus políticas en materia de medioambiente, trabajo, género y gobernanza.

El líder canadiense reconoció que ambos países tienen mucho trabajo para hacer en relación con esos temas, pero se mostró confiado en la posibilidad de lograr avances, y citó que sendas naciones ya cuentan con asociaciones en materia de medioambiente.

La seguridad en el trabajo y los derechos laborales entre los temas a negociar.

Trudeau rechazó la postura de quienes consideran que la administración china se mantendrá inflexible a la hora de negociar y puso como ejemplo el hecho de que el comercio ha sido “un elemento esencial en su éxito para que cientos de millones de personas pasaran de la pobreza a formar parte de la clase media global”.

La declaraciones de los representantes canadienses sobre el “buen progreso” logrado en las conversaciones no lograron acallar las críticas sobre los riesgos y dificultades que implican un acuerdo de libre comercio.

Entre las principales preocupaciones se ubican aquellas referidas a las intenciones de compañías chinas, que son propiedad directa del Estado, de comprar firmas canadienses. En algunos casos la atención está puesta en empresas de rubros como las comunicaciones, que pueden ser considerados como delicados, sino estratégicos.

Una firma involucrada en proyectos tan simbólicos como la Torre CN está en la mira de inversores chinos.

Cuestiones como la detención de dos empresarios canadienses oriundos de Columbia Británica, involucrados en una disputa aduanera con China, también podrían ser una piedra para las conversaciones, aunque no quedó claro si el tema fue tratado entre los mandatarios.

Mientras que parte de los analistas canadienses califican al viaje como “extrañamente mal preparado”, tal es el caso de Wendy Dobson, codirectora de la Escuela Rotman de Administración de la Universidad de Toronto, otros parecen menos críticos al sostener que se alcanzó un “éxito en sentido minimalista”, ya que se logró un compromiso para mantener encuentros periódicos entre los líderes de sendos países, como señaló Paul Evans, experto en Asia de la Universidad de Columbia Británica.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Economía, Internacional, Política

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*