Jueces de la Corte Suprema de Canadá

Jueces de la Corte Suprema de Canadá

Fallo de la Corte Suprema de Canadá protege la privacidad de los mensajes texto

Share

En un reciente editorial, el periódico Toronto Star manifestó que la Corte Suprema de Canadá tomó una decisión acertada al dictaminar que los mensajes de texto equivalen a una conversación telefónica o a una reunión a puerta cerrada.

La semana pasada, la Corte Suprema de Canadá absolvió a un hombre de la provincia de Ontario condenado por tráfico de armas de fuego. Y por muy desagradable que suene ese fallo, esa era la decisión correcta.

Esto se debe a que ese fallo defiende los derechos de los ciudadanos inscritos en la Carta Canadiense de Derechos y Libertades contra los registros e incautaciones de carácter abusivo al reconocer que los mensajes de texto, “en algunos casos”, merecen la protección de la confidencialidad y privacidad.

De hecho, la decisión significa esencialmente que la policía debe obtener una orden previa para acceder y verificar mensajes de texto de la misma manera que tiene que hacerlo para poder escuchar conversaciones telefónicas.

Millones de canadienses envían mensajes texto cada día.
Millones de canadienses envían mensajes texto cada día. © iStock

Este fallo también actualiza la ley sobre las protecciones inscritas en la Carta Canadiense de Derechos y Libertades ya que ahora toma en cuenta una de las formas más comunes de comunicación cotidiana, como es el envío de un mensaje texto.

Como lo expresó el juez Malcolm Rowe, de la Corte Suprema de Canadá, la decisión reconoce que “el amplio y general derecho a estar a salvo de registros e incautaciones irrazonables… debe ser adaptado al ritmo del desarrollo tecnológico”.

De hecho, los textos enviados desde un teléfono celular son el “equivalente moderno de la conversación telefónica”, dijo Ann Cavoukian, del Centro de Excelencia en el Diseño de la Privacidad de la Universidad Ryerson de Toronto. “Sin duda que las protecciones que se extienden a las conversaciones telefónicas deberían extenderse a los textos. La privacidad trata sobre todo del control personal sobre la información.”

La decisión del más alto tribunal canadiense también reconoció que los textos no sólo están protegidos en el teléfono de la persona que envía el mensaje sino también en el teléfono de la persona que recibe ese mensaje texto.

En el caso estudiado por la Corte Suprema de Canadá, Nour Marakah fue condenado no por las pruebas encontradas en su teléfono BlackBerry, sino por los mensajes de texto que él había enviado al teléfono iPhone del destinatario, Andrew Winchester.

Carta Canadiense de Derechos y Libertades.
Carta Canadiense de Derechos y Libertades. © David Horemans/CBC

Un tribunal había determinado que aunque Marakah tenía una expectativa razonable de que los textos encontrados en su propio teléfono estaban protegidos por su derecho a la confidencialidad y privacidad, y que fueron considerados como inadmisibles como prueba, él no podía esperar esa misma protección para sus mensajes en el teléfono receptor de esos textos.

En un fallo de 5 a 2, los jueces de la Corte Suprema de Canadá dejaron en claro que no estaban de acuerdo con ese fallo previo.

“Los millones de nosotros que enviamos mensajes de texto a amigos, familiares y conocidos podemos ser vistos como que cada uno de nosotros se ha apropiado de un rincón de este espacio electrónico para nuestros propios propósitos,” explicó la presidenta de la Corte Suprema de Canadá, Beverley McLachlin. “Allí nos recluimos y transmitimos nuestros mensajes privados, tal como lo haríamos desde una habitación en casa o en la oficina, para poder hablar a puerta cerrada.”

El que la policía deba obtener una orden judicial antes de registrar un teléfono para examinar los mensajes texto tampoco es una exigencia demasiado elevada. Como dice Cavoukian: “No es difícil conseguir una de estas órdenes”.

Al final, la decisión de la Corte Suprema de Canadá, de proteger los mensajes, texto salvo excepciones, reconoce sensatamente que los derechos inscritos en la Carta Canadiense de Derechos y Libertades deben ser adaptados para proteger a los ciudadanos en un mundo cambiante. Ese es un precedente lógico y correcto que debe ser establecido, dice finalmente el editorial del periódico canadiense Toronto Star.

Escuche
Share
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Internet y tecnología, Justicia, Revista de prensa

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*