Las espectativas están puestas ahora en los comicios presidenciales de mayo de este año. AP Photo/Fernando Vergara.

Elecciones en Colombia: los acuerdos de paz no corren peligro

Share
Escuche

Las elecciones legislativas celebradas el domingo 11 de marzo en Colombia son la antesala de los comicios presidenciales, que se llevarán a cabo en ese país sudamericano el 27 de mayo próximo.

Según los resultados obtenidos en el recuento de votos, el candidato Iván Duque, del Partido Centro Democrático, fundado por el ex presidente Álvaro Uribe, consiguió una ventaja sobre su seguidor, el ex alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que representa a un amplio sector de la izquierda.

En las cifras oficiales de Congreso colombiano, el PCD obtuvo 2.513.320 sufragios, constituyendo el 16,41 por ciento de los votos emitidos, el Partido Cambio Radical se ubicó segundo, con 2.155.487 papeletas, es decir el 14,07 por ciento y luego se ubicaron el Partido Liberal Colombiano, con 1.901.933 votos y el 12,58 por ciento y muy cerca el Partido Social de Unidad Nacional, con 1.853.054 votos que equivalen al 12,10 por ciento.

Las legislativas no arrojaron grandes cambios al esquema polítoco actual. Imágen: Reuters.

Para Ricardo Botero, coordinador del Polo Democrático Alternativo en Canadá, contrariamente a lo señalado por analistas y los medios de comunicación colombianos, el resultado de los comicios no marca cambios significativos en el posicionamiento de los partidos mayoritarios, cuya cantidad de legisladores permaneció prácticamente inalterada.

Botero tampoco acuerda con la idea de un avance de la derecha en su país, ya que sostiene que la misma siempre ha estado en el gobierno, representada por formaciones que, a pesar de tener distintos nombres, se inscriben dentro de ese espectro ideológico.

Ivan Marquez, del partido político FARC, se apresta a votar. REUTERS/Jaime Saldarriaga.

Es esa continuidad, que se halla  presente sobre todo en lo que se refiere a la política económica, lo que deja también sin efecto los temores de que una llegada eventual del candidato uribista a la presidencia pudiera poner en riesgo la supervivencia de los acuerdos de paz, firmados entre gobierno y guerrilla.

Según Botero, ese peligro fue sólo un argumento esgrimido por los sectores ligados al ex presidente Uribe, el máximo exponente del “No” a los acuerdos, por simple oposición ideológica.

Por último, critica la visión de que sólo hay dos candidatos para las presidenciales de mayo próximo, resaltado que hay fuerzas que registraron avances significativos en la votación legislativa, como la Coalición Colombia, y que llevarán sus propios candidatos para la primera magistratura.

Ricardo Botero abordó los comicios en Colombia en entrevista con Luis Laborda.

Share
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Internacional, Política

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*

Un comentario sobre “Elecciones en Colombia: los acuerdos de paz no corren peligro
  1. Rodrigo Vega-Gamarra y Cuervo dice:

    En el sentido estricto de la palabra, el Colombia no hay izquierda. No existe, ni ha existido, una sola organización que aspire seriamente a la toma o conquista del poder político, para -desde allí- hacer las transformaciones de fondo que exige una revolución socialista.

    Sí hubo una juventud desinteresada, idealista y llena de mística humanista, que sí creyó en la revolución y que -movida por esos ideales- se enroló en los diversos movimientos políticos o político-militares que posaban de izquierdistas, sobre todo en las décadas de los años 60, 70, 80 y 90.

    Contrariamente a esta juventud idealista y dispuesta al sacrificio, los líderes o jefes propiamente dichos de las organizaciones sociales, políticas, sindicales, guerrilleras, etc., parecían (y parecen) estar motivados siempre por la búsqueda del beneficio o del lucro personal. Han hecho de sus organizaciones un negocio lucrativo.

    Se conocen cantidades de casos de claudicaciones a los principios revolucionarios, con tal de obtener a cambio un ascenso dentro de la sociedad o una parte en el establecimiento (o poder gubernamental), al que aparentemente han combatido. Quizá, movidos por un afán de protagonismo, por un asunto de vanidad, por un deseo de pasar a la historia, esa ambición personal que se llama arribismo, los ha llevado a todas las capitulaciones.

    Algunas reformas sociales en Colombia, las han llevado a cabo los partidos tradicionales en el poder (especialmente el Partido Liberal), sin una participación muy activa de lo que se llama izquierda.

    Ahora bien, las organizaciones que se autoproclaman de izquierda han caído en el sectarismo divergiendo entre ellas por cualquier nimiedad táctica, lo cual las aleja de llegar algún día a gobernar siquiera como organizaciones reformistas en el poder.