(Foto: Radio Canada)

El ahogamiento de un niño puede afectar también a los salvavidas

Share

El lunes 2 de julio pasado, en plena ola de calor en el Este de Canadá, una tragedia golpeó de frente a una migrante nigeriana madre de 3 niños de baja edad. El mayor, Bukumi, tenía 6 años. Con gran esfuerzo logró alquilar un apartamento en un complejo residencial en el barrio Saint Leonard, situado en el norte de Montreal.

El complejo tiene una piscina y entre 40 y 50 niños se bañaban esa tarde para escapar al bochornoso calor que azotaba en ese momento el Este de Canadá. A pesar de la presencia de una joven salvavidas y de numerosos adultos que se encontraban al borde de la piscina, el pequeño Bukumi se ahogó.

Escuche

La joven salvavidas trató reanimar el niño lo mejor que pudo. Entre tanto llegó una ambulancia y se le hicieron los primeros auxilios. Luego el niño fue transportado al hospital donde finalmente murió. La madre del niño y la joven salvavidas también fueron transportadas al hospital por un choque nervioso.

Una tragedia para la madre de familia que perdió su hijo mayor, pero también para la joven salvavidas que intentó en vano hacer su trabajo y no lo logró. Cabe añadir aquí que en todas las piscinas públicas o privadas de la provincia de Quebec, siempre tiene que haber por lo menos un salvavidas.

(Foto: iStock)

La mayor parte del tiempo son jóvenes adolescentes que han seguido su curso de salvavidas ofrecido por la Cruz Roja canadiense. Pero después de esta tragedia la pregunta que puede venir a la mente es si todos estos jóvenes están realmente preparados psicológicamente para hacer frente a este tipo de traumatismo.

La Dra. Pascale Brion, psicóloga, directora del Instituto Alpha de Montreal y autora de varios libros sobre el duelo traumático y el estrés postraumático, dice que ella ya ha tratado a personas como salvavidas, policías, bomberos, socorristas y militares que se encuentran en situaciones donde deben salvar la vida de alguien y que después sufren de estrés post traumático.

Pero el golpe es duro en el caso de los jóvenes salvavidas que se encuentran en la situación en la que se encontró la joven salvavidas que estaba trabajando en la piscina donde se ahogó el niño de 6 años, dice la Dra. Pascale Brion.

Seguro que esos jóvenes adultos se encuentran en situaciones de una muy gran responsabilidad. Y el peligro cuando ocurren accidentes como ese es que ellos generalizan en su identidad. O sea que se dicen: Soy una persona que falló profundamente. Que no puede asumir responsabilidades sin cometer errores fatales. Entonces no puedo confiar en mi juicio debido a ese acontecimiento.

La Dra. Pascale Brion dice que cuando la persona tiene 50 o 60 años y se encuentra en la misma situación, se puede decir que cuando estuvo anteriormente en otras situaciones de responsabilidad no falló y las resolvió sin consecuencias nefastas. Esas personas pueden seguir teniéndose confianza.

Pero cuando se es joven el peligro es que se cuestione sobre su identidad y piense que no es apto a asumir responsabilidades y preguntarse en el caso más extremo: “¿Puedo atraer la desgracia? O no soy digno de estar a cargo de algo sin que pasen cosas graves a mi alrededor?”

Estas son situaciones que forzosamente empujan a los jóvenes a cuestionarse sobre su buen sentido, su  competencia, su autoestima y también en su confianza en sí mismo. Además de todos los otros síntomas depresivos o de estrés traumático que se pueden acumular a todo el cuestionamiento que provoca una situación como esa.

(Foto: iStock)

Sin hablar de la culpabilidad, que puede ser muy invasiva. Esa impresión de haber fallado en su trabajo. Y en el caso de algunos salvavidas, la escena del ahogamiento vendrá siempre a su mente casi de forma obsesiva. Y el cuestionamiento es siempre el mismo ¿Qué más hubiera podido hacer? Y van a reconstruir cada segundo de la escena a un punto tal que puede provocar un gran estrés, dice la Dra. Pascale Brion,

Son personas que no solo tienen el estatus de salvavidas sino que también tienen una mentalidad de “salvadores”, es decir que son muy empáticos con los otros. Que tienen la impresión que son unos pilares, que son responsables.  Esas situaciones van a tocar es cuerda sensible y preguntarse finamente  ¿Quién soy? ¿Estoy verdaderamente a la altura de lo que pensaba ser para los otros?

Ese tipo de situación como la que vivió la joven salvavidas puede ser devastadora a ese punto. El apoyo social de los salvavidas en las horas y los días que seguirán la tragedia será determinante en el desarrollo o no de secuelas negativas.

Escuche

Necesitará el apoyo de la familia y de los amigos, pero también el de sus pares, de los otros salvavidas que puedan analizar con ella lo que sucedió y que pueden ofrecerle otra perspectiva de lo que ellos podrían haber hecho en la misma situación, de la misma forma que ella lo hizo. Todo este apoyo tiene como objetivo normalizar las reacciones que tuvo, pero sobre todo, normalizar las reacciones que tiene ahora, ocho días después de la tragedia, concluye la doctora en psicología Pascale Brion del Instituto Alpha de Montreal.

RCI/Radio Canadá/lapresse.ca/

Patrick Masbourian entrevistó a la Dra. Pascale Brion

Share
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*