Una bolsa de sangre Foto: The Canadian Press / Ryan Remiorz

Investigadores canadienses creen que pueden convertir toda la sangre en grupo O universal

Share

Para que las transfusiones de sangre sean seguras, los tipos de sangre del donante y del paciente deben coincidir. Ahora, investigadores de la Universidad de Columbia Británica han identificado un nuevo y más poderoso grupo de enzimas que pueden convertir cualquier tipo de sangre en el tipo O universalmente utilizable, expandiendo el grupo de posibles donantes de sangre y haciendo que la comparación de sangre sea más segura y más fácil.

La clave de este éxito estaría en el revestimiento del intestino humano, que contiene azúcares que son similares en estructura a los antígenos sanguíneos

Frotis, sangre humana. Crédito: Flickr

Para que las transfusiones sean seguras, la sangre de un donante, por ejemplo, los tipos A, B o AB, debe coincidir con la del paciente. La sangre tipo O se puede administrar a cualquier persona y tiene una gran demanda.

En las pruebas de laboratorio, los investigadores de la UBC afirman que un grupo “poderoso” de enzimas que se encuentran en las bacterias intestinales puede transformar la sangre positiva de tipo A en negativa de tipo O al eliminar los antígenos de los glóbulos rojos.

“La sangre tipo A tiene antígeno A, B el antígeno B, la sangre AB tiene los dos antígenos y la sangre O no tiene”, dijo el investigador principal Stephen Withers, quien enseña química y bioquímica en la universidad de Columbia Británica, UBC.

“Los antígenos pueden desencadenar una respuesta inmune si son extraños al cuerpo, por lo que los pacientes transfundidos deben recibir su propio tipo de sangre o el tipo O para evitar una reacción.

Stephen Withers, enseña química y bioquímica en la universidad de Columbia Británica, Foto: UBC

Es por eso que la sangre tipo O es tan importante”.

El Dr. Withers explica que el equipo de la UBC tomó muestras del ADN de millones de microorganismos encontrados en varias muestras ambientales para encontrar uno en el que se pudieran encontrar las enzimas deseadas.

Luego, los investigadores centraron su atención en el revestimiento del intestino humano, que contiene azúcares que tienen una estructura similar a los antígenos sanguíneos, mediante la extracción de ADN bacteriano de muestras fecales.

“Al apuntar a las bacterias que se alimentan de estos azúcares, hemos aislado las enzimas utilizadas por las bacterias para extraer las moléculas de azúcar”, dijo el Sr. Withers.

Agrega que los investigadores luego utilizaron la bacteria E. coli como “pequeñas fábricas” para producir estas enzimas y que “encontraron que podían tener un efecto similar en los antígenos de la sangre”.

“Luego simplemente los agregamos a los glóbulos rojos, que se fijan o asientan en la superficie de los glóbulos rojos y luego cortan el azúcar”, dijo durante una entrevista en Boston, donde se presentó la investigación recientemente durante de la reunión anual de la American Chemical Society.

Un descubrimiento que podría tener importantes repercusiones

Cada 80 segundos, una persona necesita sangre en Quebec. Héma-Québec estima que necesita 1.000 donantes por día para satisfacer las demandas de los hospitales de la provincia.

En el resto de Canadá, la Sociedad Canadiense de la Sangre realiza 20,000 recolecciones cada año. Mientras tanto, en el mundo, más de 80 millones de unidades de sangre se recolectan anualmente.

Años de análisis e investigación

Los científicos han estado estudiando el uso de enzimas para modificar la sangre desde 1982, dijo Withers. “Sin embargo, estas nuevas enzimas pueden hacer el trabajo 30 veces mejor”.

Los investigadores lograron producir una gran cantidad de enzimas clonándolas y constataron que éstas guardaban su propiedad sobre los antígenos.

El equipo de la UBC se centró en la transformación de la sangre tipo A en tipo O. Las enzimas que cortan los azúcares en la superficie de las células sanguíneas tipo B ya se habían identificado. El uso de ambos grupos de enzimas podría, por lo tanto, convertir la sangre AB en O, anotó.

“El siguiente paso es la seguridad”, dijo. Hay otras pruebas que debemos hacer para asegurarnos de que en el proceso no hayamos cambiado inadvertidamente la superficie de los glóbulos rojos, lo que podría afectar su función».

Uno de los beneficios de estas enzimas es que funcionan en la sangre total, no solo en los componentes de la sangre, lo que significa que las donaciones podrían convertirse rápidamente en tipo O universal, sugirió.

“Entonces, puedo imaginar que podría agregarse a la sangre cuando se administra y que es suficiente esperar hasta que la conversión haya terminado”, dijo Withers.

Withers y sus colegas planean solicitar una patente para las enzimas recién identificadas y trabajarán con la Sociedad Canadiense de la Sangre y el Centro de Investigación de la Sangre para analizar diferentes tipos de sangre de varios donantes.

Cada 80 segundos, una persona necesita sangre en Quebec. iStock

Mayoría de la población canadiense es del grupo 0 seguido del A

La Sociedad Canadiense de la Sangre informa que el 46% de la población canadiense tiene sangre del grupo O, mientras que el 42% está en el grupo A, el 9% en el grupo B y el 3% en el grupo AB.

“Uno de los principales desafíos para mantener un suministro adecuado de sangre en los países desarrollados es que el uso del grupo O no es proporcional a la incidencia de este grupo sanguíneo en la población”, dijo la Dra. Dana Devine, responsable científica de la Sociedad Canadiense de la Sangre, que cree que las enzimas que convierten la sangre “pueden cambiar la situación actual”.

“Este desequilibrio se debe al hecho de que la sangre del grupo O se puede transfundir a cualquier receptor y se usa para tratar a pacientes en situaciones de emergencia cuando no es posible determinar el grupo. Sangre”, agregó.

Aunque no sería necesario modificar todas las unidades de sangre que no sean O, Devine cree que la tecnología sería importante en las áreas donde se prevé una escasez en el Grupo O, incluidos los veranos canadienses marcados por un aumento en las tragedias viales, la temporada de huracanes en el Caribe y el despliegue de tropas en zonas de combate.

La expansión del suministro mundial de sangre es fundamental a la luz del crecimiento de la población y la frecuencia de los desastres naturales, dice Withers.

“Esperamos que algún día podamos transformar cualquier tipo de sangre, tejido u órgano, seguro para cualquier persona, independientemente del tipo de sangre”.

Los resultados de la investigación de Stephen Withers y su equipo de la UBC , financiada por el Instituto Canadiense para la Investigación de la Salud, se presentaron recientemente a los miembros de la American Chemical Society en la ciudad de Boston.

RCI-UBC-Radio Canadá

Share
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Salud, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*