EN CARTELERA

12 marzo 2013

El cónclave y las redes sociales

Foto

Valeria Landivar

Se dice del cónclave que comenzó hoy que será el de las redes sociales. Entre los 115 cardenales electores hay varios tuiteros, incluso algunos con perfiles en Facebook que seguramente extrañarán sus teléfonos inteligentes, tabletas y conexiones al ciberespacio. Las redes sociales son lugares donde los usuarios intercambian informaciones y comentan las noticias, pero un cónclave no produce noticias justamente porque los cardenales están completamente aislados del mundo hasta el momento en que eligen al nuevo Papa. En ese contexto ¿Qué podemos esperar de las redes sociales?
La palabra cónclave viene del latín cum clave (con llave), que significa un lugar en el cual los participantes están debidamente encerrados. ¿Pero cuándo fue que se utilizó por primera vez este término?  Para saberlo hay que remontar en la historia hasta la muerte del papa Clemente IV, el 29 de noviembre de 1268 en Viterbo, pequeña localidad al norte de Roma.

Los cardenales se reunieron allí para elegir al sucesor de Clemente IV, pero comenzaron a pasar los días, las semanas, los meses e incluso los años sin que lograran ponerse de acuerdo. Los ciudadanos de Viterbo decidieron encerrar a los electores dentro de un palacio hasta que cumplieran con su obligación. Clausuraron puertas, ventana y más entradas, dejando solo un agujero para pasarles la comida y fueron reduciendo progresivamente las raciones.

Ese fue el cónclave más largo. Duró dos años, nueves meses y tres días. El primero de septiembre de 1271 los cardenales nombraron a una comisión de seis purpurados que eligió a Teobaldo Visconti. Éste no era cardenal, obispo ni sacerdote, era archidiácono de Lyon y pasó a llamarse Gregorio X.

En julio de 1274, Gregorio X hizo aprobar una bula papal con rígidas normas para evitar que las elecciones papales se eternizaran. La reclusión formaba parte del proceso.

Según el historiador del cristianismo Alberto Melloni, a los electores se les limitaba la posibilidad de consultar o enviar correspondencia con el exterior y se les prohibía además la posibilidad de maniobras financieras privadas. De ahí la razón por la cual hoy en día, en la época de las redes sociales, se les confisca a los cardenales los teléfonos celulares, computadores portátiles y tabletas hasta que elijan al nuevo Papa.

Pablo Gómez Barrios conversó con Valeria Landivar, canadiense de origen boliviano, especialista en redes sociales y tecnología, periodista digital y bloguera.
Vous devez avoir la dernière version de Flash Player installée.



COMENTARIOS 

Comente este artículo

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Respuesta *
Nombre *
Apellido *
Correo electrónico *
Ciudad *
País
Teléfono
Confirmación visual *
 
Todos los campos marcados con un asterisco * son obligatorios

BLOG - ACTUALIDAD





Busquenos en Facebook

Envoyer votre photo!



CONOZCA MÁS




RCI no es responsable del contenido de los sitios externos