¿Quiénes somos?

Historial

Canadá le habla al mundo

El 25 de febrero de 1945, un nuevo servicio de radiodifusión internacional se hizo escuchar en las ondas. Las naciones estaban en guerra aunque una promesa de paz se perfilaba en el horizonte. En esta época sombría pero portadora de esperanza, la voz del primer ministro William L. Mackenzie King daba la bienvenida a ese nuevo servicio en ondas cortas destinado a hacer conocer Canadá y su punto de vista sobre lo que sucedía en el mundo. De esta manera nació el Servicio Internacional de Radio Canadá conocido ahora con el nombre de Radio Canadá Internacional.


 

La idea de dotar a Canadá de una radio internacional remonta a 1930. Varios estudios solicitados por el Consejo de Administración de CBC (Sociedad Radio Canadá) concluían que Canadá tenía necesidad de un servicio de radiodifusión que daría al mundo el punto de vista canadiense. A inicios de los años 40, esa necesidad fue identificada también por una serie de comisiones parlamentarias sobre la radiodifusión. Por fin, en 1942, el primer ministro Mackenzie King anuncia que Canadá iba a poner en marcha un servicio de radiodifusión en ondas cortas dirigido a los miembros de las Fuerzas Armadas, que les daría noticias y emisiones culturales provenientes del país. El Servicio Internacional de Radio Canadá se convirtió en una realidad con la firma de una orden del Consejo de Administración el 18 de septiembre de 1942.

A lo largo de los dos años y medio siguientes hubo un enorme trabajo para poner en marcha la construcción del nuevo servicio. Una de las primeras dificultades a resolver fue decidir dónde instalar los estudios y los emisores. Los estudios fueron instalados en un edificio de Radio Canadá situado en Montreal mientras que los emisores fueron implantados en Sackville , en la provincia de Nuevo Brunswick. Montreal era el lugar ideal para instalar los estudios debido a que Radio Canadá contaba ya con un centro de producción muy activo y numerosos periodistas anglófonos y francófonos disponibles para animar los programas. El sitio de Sackville fue elegido después de minuciosos estudios sobre los enlaces radio entre Canadá y Europa. Durante el año 1943, fueron erigidos dos emisores de 50 kw y una red de antenas.


 

A fines de 1944, el equipo de producción y los emisores estaban listos para los ensayos de difusión. Esos ensayos, que comenzaron el 25 de diciembre de 1944, fueron difundidos en francés y en inglés para las tropas canadienses en Europa. A pesar de que esas difusiones no eran más que un ensayo para los emisores, un pequeño auditorio compuesto de militares canadienses y de europeos comienza a constituirse. Los ensayos continuarán durante dos meses antes que los emisores y sus enlaces con los estudios estén listos para un servicio efectivo. A inicio del año 1945, se anuncia que el Servicio Internacional de Radio Canadá estaba listo. Fue inaugurado oficialmente el 25 de febrero.

Siguiente: La voz de Canadá 1945-1955
 

Histórico extraido de un folleto escrito para Radio Canadá Internacional por Andrew K. Finnie (1996)

La voz de Canadá 1945-1955

Los jóvenes años del Servicio Internacional de Radio Canadá fueron marcados por un crecimiento rápido de la organización y del auditorio. En 1945, cuando se inicia el servicio en las ondas, los programas eran difundidos en inglés, francés y alemán. Todas las emisiones estaban dirigidas hacia Gran Breteña y el resto de Europa del Oeste, realizando un total de 6 horas de programación por día. Desde el inicio, un auditorio internacional fue iniciándose a la escucha de la nueva estación. Informes de recepción de la época indican que el Servicio Internacional tenía la señal más clara en ondas cortas en toda América del Norte.

La señal no fue la única responsable de la popularidad del nuevo servicio. La calidad de los programas fue un factor determinante de su éxito. Basándose en su mandato de informar al mundo sobre la vida y la cultura en Canadá, el Servicio Internacional producía obras de teatro, revistas de la actualidad, comentarios y programas musicales. Uno de los programas más populares en lengua inglesa se llamaba Canadian Chronicle. Era una emisión cotidiana de 15 minutos de la cual participaban célebres periodistas y analistas canadienses. Cada programa contaba con la participación de personalidades y eventos que marcaban la actualidad en Canadá. Los temas abordados eran tan variados como posible. Los auditores podían escuchar una entrevista sobre la actualidad con Wilfrid Eggleston o George Ferguson asi como un reportaje sobre una feria de ganado en las Praderas por el periodista agrícola Hugh Boyd. Fundamentalmente Canadian Chronicle respondía a la siguiente pregunta: ¿a qué se parece la vida en Canadá?

Programas similares eran difundidos en francés y alemán. Las emisiones en francés ofrecían una paleta muy diversa que iba de la historia de la lengua francesa a los análisis políticos, revistas de prensa, o programas que trataban de economía, de ciencia o de aviación en Canadá. El servicio alemán ofrecía también una grilla de programación variada. Había programas sobre los deportes en Canadá, sobre la música y la cultura. Für die Frau, una revista femenina, era una de las emisiones más populares en alemán.

En 1946, el Servicio Internacional acrecentó su expansión y difundía regularmente en checo y holandés. En julio, programas semanales especiales eran difundidos hacia los países escandinavos, en sueco y danés en un primer tiempo y más tarde en noruego. En noviembre, se comienza a difundir cotidianamente hacia el Caribe en inglés y los domingos por la tarde hacia América latina en español y a Brasil en portugués. Las emisiones cotidianas en español y en portugués comenzarán el 6 de julio de 1947. Alrededor de la misma época de su expansión hacia el Caribe y América latina, el Servicio Internacional de Radio Canadá teje lazos con la recientemente creada Organización de Naciones Unidas. Dado que era uno de los pocos radiodifusores internacionales de la época, Naciones Unidas le solicitó al Servicio Internacional que le proporcione los medios para difundir sus emisiones cotidianas. Las emisiones eran producidas en los estudios de la radio de Naciones Unidas en Lake Success, en el Estado de Nueva York, en Estados Unidos y alimentadas por línea telefónica a los emisores de Sackville. Esas difusiones se revelaron cruciales para la ONU cuando tuvo necesidad de hacer conocer su punto de vista al mundo después de la Segunda Guerra Mundial y durante la guerra de Corea. Las difusiones de Naciones Unidas a través del Servicio Internacional de Radio Canadá continuaron hasta el 29 de noviembre de 1952, fecha en que fueron transferidas hacia instalaciones más poderosas que pertenecían a la Voz de América.

El Servicio Internacional continúa desarrollándose. A mediados de 1947 se inicia un servicio en inglés hacia Australia y Nueva Zelandia. En enero de 1949, el servicio italiano comienza sus actividades y una emisión semanal en finlandés hace su aparición en diciembre de 1950. El Servicio Internacional puede enorgullecerse incluso de contar entre su personal a un periodista que más tarde jugará un rol considerable en la historia de Canadá. Ese reportero era René Levesque, quien animaba numerosas emisiones para el servicio francés. René Levesque se convertirá 30 años más tarde en el primer ministro de la provincia de Quebec.

En el transcurso de los años siguientes a su creación, el Servicio Internacional se consagró a difundir hacia Europa del Oeste que vivía las secuelas de la Segunda Guerra Mundial. A inicios de 1950, la Guerra Fría se abatió sobre Europa del Este. De repente, millones de personas perderán toda posibilidad de escuchar informaciones objetivas sobre la situación mundial. Numerosos rediodifusores internacionales incluyendo el Servicio Internacional de Radio Canadá comenzarán a dirigir emisiones hacia los países detrás de la Cortina de Hierro para informar a las poblaciones sobre lo que sucedía en el ''mundo libre''.

El Servicio Internacional difundía ya en checo y eslovaco cuando se creó una sección rusa en enero de 1951. Ese servicio fue seguido de una sección ucraniana en septiembre de 1952 y de un servicio en polaco un año más tarde. Los canadienses que hablaban esas lenguas y a veces los ciudadanos de países europeos del este instalados en Canadá transmitían regularmente noticias no censuradas, comentarios y reportajes sobre Canadá y sobre Europa del Este. En compañía de otros radiodifusores internacionales, el Servicio Internacional dirigió sus ondas a una población que no tenía ninguna otra fuente comparable de información.

Histórico extraido de un folleto escrito para Radio Canadá Internacional por Andrew K. Finnie (1996)

El Servicio Internacional en transición

Hacia fines de 1954, el Servicio Internacional de Radio Canadá difundía más de 16 horas de programación por día. Fue durante los últimos meses de este año que el servicio sufrió la primera de otras reorganizaciones que se sucederán en su medio siglo de historia. En momentos en plena guerra fría y con cortes presupuestarios, el Servicio Internacional decide concentrar sus recursos en los programas destinados al auditorio de Europa del Este. Esto significaba que algunas lenguas iban a desaparecer y otras tomar un mayor impulso.

Una de las consecuencias de esta reorganización fue el cierre del servicio finlandés el 29 de enero de 1955. Era la primera vez que un servicio de lengua era cerrado y, desgraciadamente, no sería el último. Al día siguiente de esa jornada triste, una nueva grilla de difusión fue creada. Los servicios inglés y francés fueron severamente reducidos. Antes había tres emisiones en inglés, una hacia Europa, otra hacia Estados Unidos y la última hacia Australasia. Con la nueva programación, no quedó más que una emisión hacia cada una de las regiones seleccionadas. Pero con una nota positiva: el servicio bi-semanal hacia Australasia se convirtió en cotidiano.

De su lado, el servicio francés sufrió cortes más severos aún que el inglés. De las tres difusiones hacia Europa y una hacia el Caribe, sólo sobrevivió una hacia Europa. Las compresiones eliminaron a los servicios holandés, danés, noruego, portugués y sueco. Pero algunos servicios se beneficiaron de una nueva grilla. Las emisiones en elemán pasaron de 45 minutos a una hora. El servicio checoslovaco así como el polaco ganaron una difusión. El número de emisiones en ruso se acrecentó de 50%.

A medida que el Servicio Internacional de Radio Canadá continuaba su evolución, su programación también cambiaba. A mediados de los años 50, había una gran necesidad de programas de interés público, como sobre el estado del mundo y las posiciones de Canadá al respecto. Se ponía menos el énfasis en la música y los programas dramáticos que habían forjado el Servicio Internacional desde su creación.

Anterior: La voz de Canadá 1945-1955
Siguiente: Una señal más potente

Histórico extraido de un folleto escrito para Radio Canadá Internacional Por Andrew K. Finnie (1996)

Una señal más potente

En los años 60 e inicios de los 70 se produjeron importantes cambios en el mandato y la estructura administrativa del Servicio Internacional de Radio Canadá. El todo se inició con una reorganización a fondo del servicio en marzo de 1961. Confrontada a una importante reducción presupuestaria, la Sociedad Radio Canadá decide que ya no era muy importante difundir hacia Europa del Oeste, sino más bien hacia Europa del Este donde había una necesidad urgente de noticias y de emisones de la actualidad.

Con su presupuesto reducido, el Servicio Internacional no podía ya mantener los numerosos servicios de lenguas que existían desde hace tiempo y desarrollar al mismo tiempo su cobertura de los países detrás de la Cortina de Hierro. El 4 de marzo de 1961, los servicios danés, holandés, italiano, noruego y sueco pusieron un término a sus emisiones. Además, el servicio alemán cambió su orientación, en lugar de concentrarse en Alemania del Oeste, lo hizo hacia Alemania del Este. Emisiones en francés hacia África fueron agregadas a la grilla extendiendo de esta manera la cobertura del Servicio Internacional a todos los continentes con excepción de Asia (aunque estaba cubierta por el servicio inglés hacia el Pacífico sur).

Durante los años 60, el Servicio Internacional de Radio Canadá desarrolló un tono más personalizado en las emisiones. El Servicio pensaba que su mensaje sería mejor percibido si se lo presentaba de una manera más familiar. Este modelo le dio al Servicio Internacional la reputación de ser ''el amigo en las ondas cortas''. Miles de auditores recibirán con entusiasmo en sus países a sus amigos de las ondas, Maryse Reicher y Earle Fisher, los animadores del correo de los auditores en francés y en inglés. Una emisión de música country hizo su aparición en esta época: ''Country Style''. El Servicio ofreció incluso una emisión titulada ''Announcers Choice'' que complacía el pedido musical de los auditores.

El Servicio Internacional de Radio Canadá vivió un momento histórico con la inauguración de un tercer emisor en Sackville el 2 de septiembre de 1962. La puesta en servicio de ese emisor de 50 kw mejorará sensiblemente la cobertura de Europa y África. También permitió agregar horas de difusión a la grilla ya existente, que antes eran cubiertas por los Servicios de las Fuerzas Armadas y del Norte de la Sociedad Radio Canadá. Por primera vez, emisiones a partir de Sackvile, podían ser dirigidas según las necesidades hacia dos regiones seleccionadas. Este tipo de servicio fue puesto en práctica en septiembre de 1964 con la aparición de una difusión simultánea hacia Europa y Estados Unidos.

El Servicio Internacional jugó un papel de primer orden en la cobertura de la conmemoración del centenario de Canadá en 1967. Ceremonias llevadas a cabo del Atlántico al Pacífico fueron retransmitidas en ondas cortas al mundo entero el 1ro de julio de 1967, aniversario del primer siglo de Canadá. Durante todo el año, el Servicio Internacional difundirá emisiones sobre la historia de Canadá con un acento particular sobre los eventos que llevaron a la creación de la Confederación. Un concurso que tuvo como premio doce viajes a Montreal para visitar la Expo 67, fue propuesto al auditorio. El tema del concurso: ''Tierra de los Hombres'', el tema de la Expo!

Durante la Expo 67, varias emisiones en onda corta destinadas a Europa y a Estados Unidos, fueron difundidas del centro de radiodifusión del Servicio Internacional de Radio Canadá directamente desde la Expo. De esta manera el auditorio pudo tener una idea de los eventos y atracciones que hacían parte integrante de la exposición internacional. Además, el Servicio Internacional de Radio Canadá era el difusor internacional anfitrión que garantizaba a las otras radios internacionales la logística necesaria en la Expo para permitirles difundir sus emisiones acerca de la Expo y de Canadá en general.

Anterior: El Servicio Internacional en transición 1955-1961
Siguiente: Nuevo financiamiento, nuevo nombre 1968- 1971

Histórico extraido de un folleto escrito para Radio Canadá Internacional Por Andrew K. Finnie (1996)

Nuevo financiamiento, nuevo nombre 1968-1971

Aún si los oyentes nunca se dieron cuenta, un cambio de envergadura ocurrió en la estructura del Servicio Internacional de Radio Canadá en abril de 1968. Desde sus inicios en 1945, el Servicio Internacional estuvo administrado por la SRC. Sin embargo, el Servicio Internacional no pertenecía a Radio Canadá. Por el contrario, el Servicio estaba definido como una entidad distinta, controlada por el Parlamento de Canadá a través del ministerio de Relaciones Exteriores. Un presupuesto aparte para el Servicio Internacional era aprobado cada año por el Parlamento con los fondos apropiados para financiar el Servicio. Esto cambia en 1968 cuando el Servicio Internacional fue completamente integrado en la estructura financiera de la Sociedad Radio Canadá. A partir de esa fecha, el financiamiento del Servicio Internacional empezó a ser parte integrante del presupuesto general de Radio Canadá.

Otro cambio significativo que ocurrió en esa época fue el cambio de nombre del Servicio Internacional. En julio de 1970, el servicio pasó a llamarse Radio Canadá Internacional. Este cambio de nombre fue motivado por la necesidad de RCI de tener su propia identidad, diferente a la de la red doméstica de SRC, a pesar de que RCI acababa de ser integrada completamente a la Sociedad Radio Canadá. El hecho que RCI utilizaba el término ''de Radio Canadá'' podía crear una cierta confusión con la red doméstica.

Anterior: Una señal más potente
Siguiente: Una radio de envergadura mundial 1971-1991

Histórico extraido de un folleto escrito para Radio Canadá Internacional Por Andrew K. Finnie (1996)

Una radio de envergadura mundial 1971-1991

De 1971 a 1991, RCI conoció un período de crecimiento y de expansión tanto en el plano técnico como en la programación. Un nuevo equipo de producción, emisores más potentes y nuevas lenguas en el horario, hicieron su aparición. RCI se convirtió en un servicio de envergadura mundial con un impacto de lejos superior a su tamaño.
 
El primer evento determinante ocurrió el 7 de noviembre de 1971 con la inauguración de los nuevos emisores de 250 kw que eran cinco veces más potentes que los existentes. Esto mejorará de forma notable la señal de RCI en Europa y en África. Finalmente, tres emisores más fueron puestos en servicio lo que permitió a RCI garantizar una cobertura planetaria.

Aún con los nuevos emisores, había siempre regiones donde la señal de RCI no era muy potente. Desde 1966, regiones del continente africano eran cubiertas por emisores repetidores de la BBC situados en Daventry, en Inglaterra. Emisores suplementarios de Daventry cubrían Europa del Este desde 1967 (y más si se cuentan los años de pruebas). Esos repetidores eran tan eficaces que finalmente RCI adquirió dos emisores de la BBC en Daventry. Fue la primera vez que RCI se convertía en propietaria de equipos situados fuera del país. Para integrar completamente los nuevos emisores en la red de RCI, un enlace satélite fue establecido entre los estudios de RCI en Montreal y Daventry. Los auditores se dieron cuenta rápidamente de la calidad superior de las emisiones provenientes de Daventry.

La experiencia de Daventry llevó a RCI a considerar la posibilidad de concretizar acuerdos para difundir sus programas a partir de emisores más cercanos de las regiones seleccionadas. En 1972, RCI concluyó un acuerdo con la Radio de la Deutsche Welle para utilizar sus emisores en Sines, Portugal, a fin de retransmitir las emisiones de RCI hacia la Unión Soviética. Los emisores de Sines estaban administrados por una filial de la Deutsche Welle, Radio Trans-Europa. En lugar de pagar a Radio Trans-Europa por su retransmisión, RCI propuso una solución original: ella ofrecería a cambio el mismo tiempo de antena de sus emisores de Sackville a la Deutsche Welle. Los radiodifusores alemanes aceptaron inmediatamente este intercambio porque iban a tener una señal más clara para sus emisiones hacia Estados Unidos y el Caribe.

Hasta 1972, todas las emisiones de RCI venían del edificio de Radio Canadá en el centro de la ciudad de Montreal. Eso le proporcionaba a RCI las herramientas necesarias para producir sus emisiones, pero al mismo tiempo la tecnología evolucionaba y los estudios de Radio Canadá se volvian obsoletos. La red doméstica de Radio Canadá había tomado la decisión de trasladarse a un nuevo edificio, la Maison de Radio Canadá, que estaba en construcción para albergar fundamentalmente a la red nacional de Radio Canadá. Pronto se hizo evidente que RCI debía mudarse a los mismos locales.
 
RCI se trasladó a la Maison de Radio Canadá el fin de semana del 17 y 18 de junio de 1972. Aunque tuvo que trasladar las 11 secciones de lenguas y todo el equipo necesario para la producción de sus emisiones, RCI no dejó de difundir una sola emisión durante ese fin de semana. La primera emisión de RCI desde los estudios de la Maison de Radio Canadá fue hacia Europa, Estados Unidos y el Caribe a las 8:15 el lunes 19 de junio.

RCI ocupaba los 4 primeros pisos de los 23 que cuenta la Maison, cerca de los lugares de producción radiofónica. En esa época, la Maison era una de las unidades más modernas en el mundo con 26 estudios radio, un control central y un estudio de televisión color que ocupaba el espacio de tres pisos.
 
Hacia fines de 1975 también, RCI tomó la decisión de comenzar a difundir regularmente emisiones que no eran producidas por ella. En el pasado y de manera ocasional, RCI había difundido programas creados por la red doméstica de Radio Canadá. Pero RCI planificaba difundir regularmente el boletín de noticias de ''The World at Six'' y una parte de la emisión de interés público "As It Happens" para una audiencia estadounidense. Con el éxito que ellas tuvieron en Estados Unidos, esas emisiones abrieran el camino a numerosas otras de la red doméstica de la CBC en inglés y SRC en francés que se agregaron a la grilla de difusión de RCI.

A fines de 1979, RCI difundía cotidianamente siete horas de emisiones hacia América del Norte, cinco y media hacia América latina, cuatro hacia África, una hacia el Cercano Oriente, cinco y media hacia Europa occidental y cuatro horas y media hacia Europa del Este. Había 11 lenguas de difusión: inglés, francés, español, portugués, alemán, ruso, ucraniano, polaco, checo, eslovaco y húngaro. La mayoría de los programas eran difundidos de Sackville y las emisiones hacia África y Europa eran también retransmitidas de Daventry, de Sines y de Berlin.

En los años 1980, Radio Canadá Internacional afianzó su reputación como uno de los radiodifusores más fiables en el mundo. La contínua cobertura hacia Europa del Este, aunque modesta, contribuyó a desplegar el viento de cambio que se abatió en Europa del Este. Las difusiones hacia Estados Unidos, el Caribe y América latina fueron aumentadas. En el otoño de 1985, los tres emisores de 50 kw de Sackville fueron reemplazados por modelos más potentes de 100 kw, lo que contribuyó a mejorar la señal de RCI hacia América latina y el Caribe.

Durante sus primeros 39 años, RCI se preocupó por difundir hacia los países al sur y al este de Canadá. En 1984, tomó la decisión de dirigirse hacia Oriente a la búsqueda de un nuevo auditorio, Japón. Radio Canadá Internacional quería desde hace años crear una sección japonesa. Varias pruebas se habían realizado en Sackville y también en un sitio cerca de Vancouver, en Columbia Británica, pero ninguna de las dos tuvo mucho éxito. A principios de 1984, RCI y Radio Tanpa, de Tokio, concluyeron un acuerdo que permitió a RCI comenzar a difundir regularmente en japonés. La primera emisión fue en ondas el 6 de mayo de 1984.

Cinco años más tarde se inicia un servicio en mandarín. Canadá y China habían mantenido relaciones estrechas desde 1971 cuando Canadá se convirtió en el primer gran país del mundo occidental en reconocer a China. Entonces, cuando fue técnicamente posible de llegar a China a través de las ondas cortas, RCI abrió un servicio chino.
 
Antes de comenzar su servicio en ondas cortas, RCI había producido una serie de 40 lecciones de inglés semanales titulada ''Everyday English'' que fue difundida en 1988 e inicios de 1989 en estaciones locales en Beijing, en Shangai y en Guangzhou. La serie tenía por objetivo enseñar a un auditorio chino el inglés cotidiano. Era la primera vez que un radiodifusor internacional ofrecía un curso de lengua a medida para un público en particular. Con una audiencia estimada en cerca de 20 millones de ''alumnos'' el curso tuvo un inmenso éxito.

Mientras los cursos de ''Everyday English'' eran difundidos en China, RCI se preparaba a lanzar emisiones en onda corta hacia la República Popular. Dado que Sackville no estaba en condiciones de abastecer regularmente una señal lo suficientemente potente hacia China, RCI procedió a intercambiar tiempo de difusión con los emisores de Radio Japón en Yamata. Este intercambio permitió a RCI no sólo tener una señal más clara hacia China sino también mejorar su señal hacia Japón, Asia Oriental y el sub continente indio. Una vez firmados los acuerdos con Japón, las emisiones comenzaron el 1ro de octubre de 1989.

Diez meses apenas después del inicio de las emisiones hacia China, RCI arranca con una serie de difusiones en árabe hacia el Cercano Oriente. Esto coincidió con la crisis en el Golfo Pérsico. Las primeras emisiones se resumían a un boletín de noticias de 10 minutos en lengua áraba inserto en las emisiones regulares en francés o inglés difundidas hacia el Cercano Oriente. Poco tiempo después, esas emisiones fueron llevadas a 30 minutos con noticias, reportajes y comentarios.

A pesar del éxito del servicio en general y en particular el de los nuevos servicios árabe y chino, Radio Canadá Internacional hizo frente al mayor desafío en 1990 e inicios de 1991. Lo que estaba en juego era la supervivencia misma de RCI. Durante los años 80, RCI sufrió muchos cortes presupuestarios. A pesar de esto, las emisiones continuaban manteniendo el mismo estándar de calidad. Uno de los cortes forzó a RCI a dejar la Maison de Radio Canadá y a trasladarse a un edifico más pequeño, no muy lejos.

Ante la recesión económica de ese fin de decenio, el gobierno canadiense se vio en la obligación de efectuar cortes importantes en todos sus servicios. Todavía en 1990, algunos estimaban que la radiodifusión internacional era un lujo que Canadá no podia permitirse. Un debate comienza sobre la existencia misma de RCI. Miles de auditores de RCI se dieron cuenta que su nexo radiofónico con Canadá estaba amenazado. Una campaña informal nació espontáneamente y miles de cartas llegaron a las oficinas del primer ministro, del ministerio de Relaciones Exteriores y al ministro de Comunicaciones. Esta campaña influenció evidentemente la decisión favorable al mantenimiento del servicio.

Poco antes de fin de año, el gobierno anunció que Radio Canadá Internacional iba a continuar sus actividades. Una cláusula en la nueva ley sobre la radiodifusión obligaba a la SRC a dar un servicio de radiodifusión internacional. RCI fue salvada...por el momento. Es cierto, la ley sobre la radiodifusión hacía obligatorio un servicio de radiodifusión internacional aunque no precisaba cuáles era los medios por los cuales el servicio sería financiado. Por otra parte, el problema de financiamiento no tardaría en volver a manifestarse.

A inicios de 1991, ante los nuevos déficits, el gobierno decreta nuevos cortes presupuestarios generales. Cada ministerio y sociedad de la Corona, incluyendo a Radio Canadá, fue afectado. Después de evaluar su presupuesto, la Sociedad Radio Canadá concluyó que no podía pagar más por Radio Canadá Internacional sin un financiamiento suplementario de la parte de Ottawa. Después de un mes de estudio, el gobierno decide poner RCI bajo la responsabilidad del ministerio de Relaciones Exteriores y financiar el servicio con un presupuesto separado por un período de cinco años. RCI seguiría administrada por la Sociedad Radio Canadá.

A pesar de que el problema del financiamiento no estaba resuelto, el monto que le fue otorgado era sensiblemente inferior a los presupuestos de los últimos años. Para salvar el servicio, el director de los programas, Allan Familiant presidió una reorganización en profundidad que entró en vigor el 25 de marzo de 1991. RCI tuvo que abandonar 6 de sus 13 lenguas de difusión, el checo, alemán, húngaro, japonés, polaco y portugués. Los servicios francés e inglés sobrevivieron pero todas las producciones propias desaparecieron y fueron reemplazadas por programas de las redes nacionales inglesa y francesa de Radio Canadá.

Anterior: Nuevo financiamiento, nuevo nombre 1968-1971
Siguiente: El Fénix renace de sus cenizas 1991-1995

Histórico extraido de un folleto escrito para Radio Canadá Internacional Por Andrew K. Finnie (1996)

El Fénix renace de sus cenizas 1991-1995

Después de los cortes de personal y de programas en 1991, Radio Canadá Internacional se preparó a vivir con lo que le quedaba y comenzó a planificar para el futuro, esperando que un día podría volver a comenzar a funcionar a plena capacidad. Después de algunos años, ciertas reducciones se transformaron en nuevo logros.
 
Primero, RCI había logrado conservar intactas sus herramientas de producción. Esto le permitió mantener activo el equipo necesario por si el servicio debía volver a garantizar una grilla completa de emisiones. Un paso decisivo fue franqueado en esta dirección en agosto de 1991 cuando RCI vuelve a producir dos de sus antiguas emisiones: ''Spectrum'' y ''Les Actualités canadiennes''. Difundidos durante la semana hacia Europa, África y el Cercano Oriente, esos dos programas estaban consagrados a temas de interés público y a los análisis canadienses.
 
Un año más tarde, RCI asume la responsabilidad de producir emisiones para la RED de las Fuerzas Canadienses después del cierre de los estudios de RFC/CFN en Lahr, Alemania. La radio de la RED de las Fuerzas Canadienses ofrecía a miles de militares canadienses programas de noticias y de variedades provenientes del país. Inicialmente, todas las emisiones estaban difundidas por las estaciones de RFC/CFN alrededor del mundo. En 1993, RCI agrega a sus emisiones difundidas en ondas cortas hacia Europa, África y el Cercano Oriente un ''Magazine de los Cascos Azules'' de RFC en francés e inglés. En 1994, ese programa fue difundido también hacia el Caribe y América latina.
 
En el plano técnico, RCI continua concluyendo acuerdos de tiempo de emisores con otros radiodifusores internacionales como radio Austria Internacional (Moosbrunn), La Voz de Alemania (Wertachtal), Radio Beijin (Xian, en China,), Radio Corea (Kimjae), y Radio Montecarlo (Cap Greco en Chipre). Además, la repetidora de RCI en Daventry fue trasladada a inicios de 1992 a Skelton, siempre en Gran Bretaña.

Anterior: Una radio de envergadura mundial 1971-1991
Siguiente: De ondas cortas y más

Histórico tiré d'une brochure écrite pour Radio Canada International par Andrew K. Finnie (1996)

De ondas cortas y más

RCI es conocida como el reflejo de Canadá en ondas cortas. Sin embargo, el servicio también invirtió en la promoción de los artistas canadienses. Por ejemplo, paralelamente al lanzamiento de su servicio en ondas cortas, el Servicio Internacional creó un Servicio de Transcripciones Musicales. Era la primera vez que se exportaba música y músicos canadienses en el mundo. La primera grabación de las miles que se realizaron, fue la Suite Canadienne, de Claude Champagne y el Concerto en Do menor interpretado por Healy Willan fue producido en 1945 en un disco de 78 revoluciones. Glenn Gould, Oscar Peterson, André Laplante, Louis Lortie y numerosos otros grabaron sus obras, algunas por primera vez, bajo sello de RCI.
 
En 1967, durante el Centenario de Canadá, RCI produjo bajo el sello ''Sceau rouge'' de RCA, 17 de sus álbums que llevaban por título genérico ''Musique et musiciens du Canadá''. Otra empresa de envergadura fue la edición de 40 volúmenes de ''L'Anthologie de la musique canadienne'', una colección que dejó su marca al presentar obras de los principales compositores canadienses. La mayoría de esas grabaciones provenían de los archivos de Radio Canadá Internacional. Esta antología le valió a RCI en 1981 el premio de ''empresa del año'' otorgado por el Consejo Canadiense de la Música.

Anterior: El Fénix renace de sus cenizas 1991-1995

Histórico extraido de un folleto escrito para Radio Canadá Internacional Por Andrew K. Finnie (1996)

RCI no es responsable del contenido de los sitios externos