Abel Parraza Abdala, canadiense, mexicano, árabe

0

Su abuelo era de Dubai. Emigró siendo niño con su familia al Líbano y luego a México, en los años 1920-30.

En México se casó con una mexicana de origen español y siempre mantuvo contactos con personas de comunidades árabes de origen libanés y turcos, entre otras, que se encontraban en el sur de México.

Sentados Sr. Elias Abdala Abraham y su esposa Sra. Zayne Tlaiye (mis bisabuelos)               Detras sus hijos de izquierda a derecha; Jorge, Felipe, Rosa, Julian "mi abuelo" (detrás de su padre), Yamil y Miguel  Abdala Tlaiye

Sentados Sr. Elias Abdala Abraham y su esposa Sra. Zayne Tlaiye (bisabuelos de Abel), Detras sus hijos de izquierda a derecha; Jorge, Felipe, Rosa, Julian «el abuelo de Abel» (detrás de su padre), Yamil y Miguel Abdala Tlaiye.

La cultura árabe, como sucede en otras culturas, explica Abel, utiliza los nombres de familia en referencia a su historia o genealogía o religión, pero a veces cuando emigran los modifican para evitar ciertos problemas de orden sociopolítico, como sucedió con el nombre Abdala.

El abuelo de Abel no transmitió a sus descendientes la lengua árabe, a diferencia de sus dos hermanos que sí lo hicieron. Los tíos y primos de Abel  viven en Puebla y son muy cercanos a la comunidad árabe radicada en México.

Foto 2 - Julian Abdala e hija

El abuelo Julian Abdala Tlaiye, cargando a la mamá de Abel. Una foto tomada en el rancho familiar (propiedad de la abuela) en compañía de empleados, comúnmente llamados «peones».

Culturalmente entonces, cuenta Abel, no hubo en su familia una transmisión de lo árabe y mucho menos de la religión. Hoy vive en Canadá, tiene un hijo que nació en México y otro en aquí.

Pero esa no es toda la historia. Abel tuvo abuelos cubano-italiano-árabe y mexicano, con sus culturas y religiones fuertemente arraigadas. ¿Cómo fue vivir con ellos? ¿Cómo es hoy vivir en Canadá con su familia?

Foto 3 - Abuela Maria con tios

La Abuela de Abel, Maria Pereira Linares (esposa de Julian) a su izquierda el tio Manuel y a su derecha el tio Joaquin Abdala Pereira.

Esto y mucho más en la entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *