Maher Arar

0

Maher Arar

maher-arar_sn635

Este ingeniero canadiense nacido en Siria se ha hecho conocido en Canadá por su expulsión y encarcelamiento en Siria entre septiembre de 2002 y 2003.

La pesadilla de Arar comenzó el 26 de Septiembre de 2002. Estaba regresando a Canadá luego de sus vacaciones familiares, y debía realizar un cambio de avión en el aeropuerto JFKde Nueva York. Allí fue separado del resto, revisado, interrogado y detenido. Dos semanas más tarde, las autoridades de EE.UU. lo enviaron a Siria.

Arar pasó los siguientes diez meses soportando brutales golpizas y torturas psicológicas mientras era mantenido en una celda del tamaño de una bóveda. Arar fue acusado de tener conexiones con al-Qaeda, y de haber estado en un campo de entrenamiento en Afganistán. Nada de esto era cierto, pero después de muchas semanas de palizas, admitió todo. Peor que las palizas, dijo Arar fue el sufrimiento padecido mientras estaba aislado en una húmeda y fría celda sin ventanas:

“La tortura psicológica que soporté durante este período de 10 meses en la celda subterránea está fuera de los límites de la imaginación humana. Yo estaba dispuesto a confesar cualquier cosa. Podría haber escrito cualquier cosa con tal de que ellos me sacaran de ese lugar y me pusieran en un lugar que se ajustara a un ser humano”.

Los acontecimientos que rodearon la deportación de Maher Arar fueron objeto de una comisión de investigación en Canadá, que publicó su informe el 18 de septiembre de 2006. El gobierno canadiense ha reconocido sus errores y ofreció 10.500.000 de dólares en compensación a Arar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *