RCI/ Leonardo Gimeno

Recetas del siglo XVIII permiten echar una mirada a la sociedad de esa época

Share

Una nueva colección de recetas permite tener una idea global del inicio de la vida colonial en las provincias de la costa atlántica de Canadá y da algunos consejos para preparar ciertos alimentos, sus propios medicamentos e incluso qué hacer para atrapar una rata y cómo curar el cáncer.

Edith Snook, profesora de inglés en la Universidad de Nueva Brunswick, UNB, en Fredericton, explica que estas recetas apuntaban sobre todo a enseñar a los primeros colonos cómo vivir en ese nuevo territorio. “La gente tenía que descubrir cómo vivir. No solo qué comer, sino también cómo mantenerse secos, recuperarse, cultivar los alimentos, construir y cuidar sus casas. Las recetas les ayudó en todo eso”, dice la profesora Snook.

La profesora Edith Snook. Youtube / UNB

Edith Snook y Lyn Bennett, profesora en la Universidad Dalhousie, provincia de Nueva Escocia, así como un equipo de asistentes de investigación pasaron 3 años a buscar en los archivos para encontrar recetas de estas provincias del Este de Canadá escritas antes de los años 1800.

Las investigadoras descubrieron 500 recetas en periódicos y documentos escritos a mano. La profesora Snook afirma que en numerosos casos, las recetas estaban incluidas en cartas enviadas a otras personas o conservadas con otros documentos importantes. “Las recetas se usaban para todo tipo de cosas, incluidos los alimentos y bebidas, pero también medicinas, artículos para el hogar, productos de construcción y agrícolas como pintura y fertilizantes. En general, para todo lo que usted quiera utilizar para curarse o limpiar, existe una receta”, dice Edith Snook.

Este proyecto comenzó cuando la profesora Snook estaba investigando sobre colecciones de rectas para mujeres del siglo XVII en Inglaterra y de repente comenzó a preguntarse sobre las recetas de las provincias de la costa atlántica canadiense, donde ella vive.

Las recetas que se encuentran ahora en los archivos son en gran parte la obra de hombres de habla inglesa, pero se encontró un folleto de recetas francesas y algunas en alemán y latín. Un pequeño número de recetas pertenecía a mujeres de habla inglesa. Las recetas se imprimieron en periódicos de la región y se conservan también en documentos escritos a mano como diarios, cartas y cuadernos.

iStockPhoto.com

El proyecto fue financiado por el Consejo de Investigación de Ciencias Sociales y Humanidades de Canadá, con fondos adicionales de la Biblioteca Harriet Irving de la UNB y la facultad de Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Dalhousie. 

La base de datos se desarrolló en colaboración con el Centro para Becas Digitales de la Biblioteca Harriet Irving. Las doctoras Edith Snook y Lyn Bennett, fueron asistidas en su investigación por estudiantes de las Universidades de Nueva Brunswick y Dalhousie de Nueva Escocia, así como por archivistas y bibliotecarios de toda la región.

RCI/La Presse Canadienne/blogs.unb.ca/emmr.lib.unb.ca

Vínculos que podrían interesarle:

https://emmr.lib.unb.ca/

https://blogs.unb.ca/newsroom/2019/05/early-modern-maritime-recipes-database-features-instructions-for-making-wine-catching-rats-and-curing-cancer.php

Share
Categorías: Historia, Sociedad
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*