Islamismo, nacionalismo, cosmopolitismo

0

La identidad árabe se debate generalmente entre dos corrientes: una corriente nacionalista árabe de orientación más o menos laica y una corriente islámica que da preferencia a la pertenencia de las sociedades árabes al islam como cultura, como civilización y como marco de acción política. Esta corriente va a  redefinir la identidad cultural de las sociedades árabes esencialmente a través de la religión de la mayoría, el islam, en detrimento de los derechos de las minorías, sostiene Rachad Antonius, profesor de la Universidad de Quebec en Montreal.

La tendencia dominante entre las corrientes islamistas es la del conservadurismo religioso bastante rígido, que rompe con las culturas islámicas locales de los países árabes, que generalmente son flexibles y complacientes. Esta última corriente es la que domina actualmente con claridad en la sociedad civil y su impacto se hace notar en un contexto de migración.

Pero existe también una tercera corriente, fuertemente representada en el contexto migratorio, y se manifiesta sobre todo en el ámbito cultural: es la corriente cosmopolita, los que pertenecen a ella ponen de relieve una cultura universal que va más allá de la religión o del país de pertenencia.

En muchos casos, el temor al movimiento islamista que se encuentra en grupos árabes no islámicos, conduce a actitudes hostiles hacia el islam en general.

Los vínculos entre los ciudadanos de diversos países árabes en Canadá no son entonces principalmente políticos, sino de orden cultural, especialmente entre los que no son de religión musulmana. Esto es cierto sobre todo en Quebec.

En Toronto, las asociaciones nacionales vinculadas al país de origen son menos importantes  mientras que los grupos más reivindicadores basados ​​en la afiliación religiosa, lo son mucho más.

Los inmigrantes que se reconocen en la identidad árabe tienden también a reconocerse en las reivindicaciones de asociaciones como la Federación Árabe de Canadá, por ejemplo, en relación con la política pro-israelí canadiense y la restrictiva vis-à-vis un Estado palestino.

Estos mismos inmigrantes, a menudo miembros de las minorías cristianas, tienden a ser hostiles hacia las solicitudes de acomodos religiosos de los islámicos, sobre todo fundamentalistas, en Canadá.

La discreción de algunos canadienses árabes

Ciertas asociaciones en Canadá de ciudadanos árabes son a veces reacias a apoyar directamente a algunas causas religiosas, musulmanas en particular, ya que muchos de sus miembros, incluyendo los católicos, han experimentado diversos grados de discriminación religiosa en sus sociedades de origen.

Los factores de opresión religiosa y política fueron muchas veces la causa principal de su inmigración a Canadá.

Esto explica por qué, históricamente, muchas de estas asociaciones se mantienen lejos de las posiciones políticas y religiosas que tendrían un impacto directo en sus dinámicas asociativas.

Pero sucede a veces que ciudadanos cristianos de países árabes se pronuncien personalmente contra el Islam político y contra las reivindicaciones de algunos grupos musulmanes en Canadá sobre el famoso caso de acomodos religiosos.

Rachad Antonius

Rachad Antonius

 

Según Rachad Antonius, profesor de sociología en la Universidad de Quebec en Montreal, «es fundamental tener en cuenta todos estos elementos en el análisis de los grupos árabes y musulmanes en Canadá, ya que explican en parte por qué a veces tienen dificultades en trabajar juntos y por qué las movilizaciones se hacen mucho más sobre bases culturales que sobre bases ciudadanas en el sentido político del término. »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *