El Boeing 767 despuès del aterrizaje
Photo Credit: WFP/Wayne Glowack

Hace 30 años, un avión en Canadá se quedó sin combustible en pleno vuelo

Imagínese un piloto en un avión último modelo,  con decenas de personas a bordo. El tiempo es bueno, no hay turbulencia – cuando, de repente, – el avión se queda sin combustible.  A pesar de las probabilidades  adversas – el piloto logró aterrizar con todas las personas a salvo.  Este es considerado uno de los momentos más perdurables de la historia de la aviación canadiense.

Escuche

El 22 de julio de 1983, el Boeing 767 de Air Canada  partió de Montreal, vuelo 143, de regreso a Edmonton con el Capitán Robert  Pearson y el Primer Oficial Maurice Quintal en los controles.

null
© CBC

El vuelo se queda sin combustible

A 12 497 metros de altura  comenzó a sonar el sistema de alerta de la cabina de vuelo del avión, indicando un problema de presión de combustible en el lado izquierdo de la aeronave. Creyendo que una de las bombas de combustible había fallado, los pilotos la apagaron, asumiendo que la gravedad haría que el combustible alimentaría a los dos motores.

Los instrumentales de combustible del avión se volvieron inoperativos. Unos pocos segundos más tarde, una segunda alarma de presión de combustible sonó, llevando a los pilotos a desviarse a Winnipeg. Unos pocos segundos después, el motor izquierdo falló y se prepararon para un aterrizaje con un solo motor.

Tras haber comunicado sus intenciones a Winnipeg y tratar de reiniciar el motor izquierdo, el sistema de alerta de la cabina de vuelo sonó de nuevo, en esta ocasión con un largo “bong” que no se había presentado en las ocasiones previas. Se trataba del sonido de “all engines out” (motores fuera de servicio), un evento que nunca se había simulado en el entrenamiento.

Segundos después, la mayoría de los paneles de instrumentos de la cabina de vuelo se apagaron dado que el motor derecho también se detuvo y el 767 perdió toda su potencia.

Aterrizaje en Gimli una antigua base de la Fuerza Aérea de Canadá en Manitoba

Sin embargo el Capitán Pearson era un experimentado piloto de planeadores, y por ello tenía habilidades que, en situaciones normales, jamás serían usadas en la aviación comercial. Para conseguir el mayor alcance posible y por lo tanto tener más libertad para escoger un lugar para aterrizar, él precisaría pilotar el 767 a una velocidad conocida como “velocidad ideal de tasa de descenso”. Imaginando cual podría ser el valor de esa velocidad para el 767, él mantuvo a la aeronave a 407 kilómetros por hora.

null
El capitán Pearson en un planeador © CBC

Sin potencia, los pilotos tenían que intentar bajar el tren de aterrizaje de la aeronave por gravedad, pero debido a la corriente de aire, el tren de morro no consiguió anclarse en la posición correcta. La velocidad cada vez menor del avión también reducía la eficiencia haciendo que el 767 se volviese cada vez más difícil de controlar.

Cuando la pista estaba más próxima, el avión parecía estar muy alto, llevando a Pearson a ejecutar una maniobra conocida como deslizamiento, para aumentar el arrastre de la aeronave y disminuir su altura. Tal maniobra es frecuentemente ejecutada en planeadores y aeronaves leves para aumentar la tasa de descenso sin aumentar la velocidad.

Así como el tren principal tocó la pista, Pearson aplicó los frenos con fuerza, haciendo explotar dos neumáticos. El tren de morro, no anclado, se plegó sobre el compartimento, haciendo que el morro del avión se arrastrase por el suelo. El avión también alcanzó el guardarriel que dividía la pista, reduciendo su velocidad, lo que evitó que se saliese de la pista.

null
© CBC

No hubo que lamentar pérdidas de vida.

Sin embargo, en lugar de ser recompensado,  Air Canada degradó a  Pearson.

“El presidente y el director general de la empresa tenían miedo de perder sus trabajos, así que supongo que había que culpar a alguien”.  Pearson

Una investigación federal que se extendió por un año y medio exoneró al capitán  Pearson, encontrando culpable a  Air Canada.  La carga de combustible se calculó mal dado que no existía una formación adecuada de los sistemas métrico decimales recientemente adoptados, tras sustituir al sistema imperial.

Finalmente el capitán Robert  Pearson ayudó a cambiar los manuales de procedimientos de capacitación en todo el mundo, cambios que probablemente jugaron un papel positivo en varios otros  incidentes de aviones.

Después de 38 años en la cabina de vuelo Pearson se retiró. Pero aun así dice que un vuelo definió su carrera.

 “Fue un cambio en mi carrera y en mi vida. Me abrió muchas puertas, y nos hizo la vida, en realidad, mucho más interesante.”

null
© CBC

El capitán Robert  Pearson es homenajeado hoy en Canadá.

 

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: En cartelera, Historia, Reportaje, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*

2 comments on “Hace 30 años, un avión en Canadá se quedó sin combustible en pleno vuelo
  1. Jose Hector Orellana dice:

    En estos tiempos YA NO EXISTEN PILOTOS con la capacidad de Robert Pearson; Y si los hay, las empresas aereas no les contratan, prefieren a personas sin experiencia y asi ahorrarse en los salarios, exponiendo la vida de los pasajeros.

    • Florentino de Mazariegos dice:

      Estoy de acuerdo con José Hector Orellana, lamentablemente los directivos de empresas para ahorrar dinero no contratan a personas excelentes y pagarles buenos sueldos, prefieren contratar mediocres y pagar bajos sueldos, no entienden que con estos mediocres obtienen mediocres ganancias.