Los movimientos de resistencia a la invasión tecnológica y de las redes sociales han ido creciendo, sin mucho ruido, en varios países del mundo. No se trata de quienes, por razones económicas educativas, culturales o generacionales nunca se conectaron. Se trata, más bien, de quienes estando conectados deciden "apagar" o moderar la conexión.

Los movimientos de resistencia a la invasión tecnológica y de las redes sociales han ido creciendo, sin mucho ruido, en varios países del mundo. No se trata de quienes, por razones económicas educativas, culturales o generacionales nunca se conectaron. Se trata, más bien, de quienes estando conectados deciden "apagar" o moderar la conexión.
Photo Credit: www.rcinet.ca

Resistencia a la invasión tecnológica y de las redes sociales

Escuche Aunque para muchos es algo incipiente, la resistencia a la invasión tecnológica y de las redes sociales de Internet es algo real que crece cada día.

Existen, incluso, movimientos de resistencia que pregonan la desconexión voluntaria, al menos, una vez por año o ciertos días a la semana.

Aunque algunas personas dicen que prefieren estar “in” que alejarse de lo que brindan las tecnologías y las redes sociales, otras creen que el ser humano necesita más que eso para seguir construyendo las sociedades modernas.

El especialista canadiense Ricardo Gómez, es profesor asistente de la Escuela de Información de la Universidad de Washington, en Estados Unidos y ha estudiado el fenómeno de los movimientos de resistencia y de quienes hacen parte de ellos.

Martín Movilla habló con el doctor Gómez sobre la resistencia a la invasión tecnológica, sus   causas, sus protagonistas y su impacto en la realidad del siglo XXI.

El profesor e investigador canadiense Ricardo Gómez. Su trabajo y su inquietud académica lo pusieron en contacto con la realidad de los movimientos de resistencia a la invasión tecnológica y de las redes sociales.
El profesor e investigador canadiense Ricardo Gómez. Su trabajo y su inquietud académica lo pusieron en contacto con la realidad de los movimientos de resistencia a la invasión tecnológica y de las redes sociales. © Cortesía Ricardo Gómez.

La resistencia tiene varias causas que se relacionan con la calidad de vida y con los problemas que enfrentan quienes dependen de algo que se les sale de control.

Hablamos, por ejemplo,  de personas que sufren problemas de adicción a la tecnología, que aceptan que tienen un problema y que buscan ayuda para solucionarlo. Existen, incluso, centros de tratamiento de adicciones que agregaron las tecnologías y las redes sociales a sus grupos de trabajo.

Nos referimos también a aquellas personas que no encuentran ni en las redes sociales ni en las tecnologías la “magia” que esperaban en la creación de nuevas amistades o en la recuperación de las antiguas.

Hablamos de seres humanos que simplemente consideran que hay que seguir creando, innovando y evitando las modas y, finalmente, de personas que sienten una invasión permanente de las tecnologías y de las redes sociales en su vida cotidiana y en su vida privada.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Entrevista, Internet, Salud, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*