54/5000 Patrulla de las fuerzas de paz de la ONU en Kidal, Mali 23 de julio de 2015.

54/5000 Patrulla de las fuerzas de paz de la ONU en Kidal, Mali 23 de julio de 2015.
Photo Credit: Adama Diarra / Reuters

Canadá no debe mandar soldados a Mali y la policía de Montreal pisotea el periodismo

En esta revista de viernes a los titulares de la prensa canadiense destacamos dos temas: los retortijones de Canadá para desplegar sus cascos azules en misiones de paz y la indiferencia de la policía de Montreal frente ante la noción básica del periodismo que es la protección de las fuentes.

El periódico en inglés de circulación nacional The Globe and Mail de Toronto dice en un editorial que las plataformas electorales de los partidos políticos no son un buen lugar para formular políticas exteriores.

Desde las elecciones de 2015, el Partido Liberal del primer ministro Justin Trudeau ha estado haciendo malabares para restaurar la imagen de Canadá como un practicante de primera línea en el mantenimiento de la paz.

Lo que los liberales parecen haber descubierto es que, en una era de terrorismo sin actores estatales, el mantener la paz ya no es tan fácil como lo era cuando solo había que supervisar una línea de alto el fuego, en la tradición del primer ministro Lester Pearson.

Los liberales han modificado rápidamente la frase “mantenimiento de la paz”, convirtiéndola en “apoyo a las operaciones de paz”. Esta noción incluye la posibilidad de enviar tropas canadienses a zonas de conflicto.

Con esta óptica, el gobierno de Trudeau se fijó en Mali debido a que el ejército francés, a la cabeza de MINUSMA, la “misión estabilizadora de la ONU’ en ese país africano, quería soldados de habla francesa para ayudar en la tarea.

Los observadores señalaron inmediatamente que semejante misión necesitaba una estrategia de salida, algo que no existe en el conflicto de Mali, que ya dura casi cuatro años. Ottawa dudó de la idea, negando de paso que estuviera considerando a Malí como el primer lugar de despliegue de los cascos azules canadienses.

El pasado viernes, Ottawa finalmente reconoció que Mali es un candidato para la primera misión canadiense de apoyo a la paz. Eso es progreso, dice el Globe and Mail. Sin embargo, sería aún mejor si el gobierno de Trudeau fuera honesto, admitiendo que ir a Mali es una idea terriblemente mala.

Apoyar la paz implica que hay una paz que necesita ser reforzada. Pero Mali y aquellos países con problemas similares están envueltos en complejas guerras civiles. Los soldados canadienses podrían encontrarse en un terreno para el cual no han sido entrenados, combatiendo contra niños soldados.

Soldados canadienses en Afganistán.
Soldados canadienses en Afganistán.

El escenario sería como el vivido por las tropas canadienses en la guerra de Afganistán, lejos del ideal nostálgico de mantenimiento de la paz del primer ministro Lester Pearson. Esto no es lo que los liberales prometieron en las elecciones, y sería mejor no intentarlo, dice el editorial del Globe and Mail.

Por su lado, un editorial del periódico en francés Le Devoir sigue los trabajos de la Comisión sobre la protección de la confidencialidad de las fuentes periodísticas, llamada Comisión Chamberland que muestra que la Policía de Montreal se encuentra consumida por luchas intestinas de poder.

Esta comisión fue creada el 11 de noviembre de 2016 en respuesta a revelaciones que mostraban que la policía de Montreal había espiado las comunicaciones de siete periodistas canadienses, algunos de ellos periodistas de investigación, con el propósito de dar con las fuentes de las filtraciones a la prensa.

Vehículo de la policía de Montreal.
Vehículo de la policía de Montreal. © Dave St-Amant

Le Devoir destaca el testimonio del ex investigador de asuntos internos, Normand Borduas, que revela una patética cacería de las fuentes de información cuando los policías espiaban el intercambio de correos electrónicos de siete periodistas a fin de descubrir a los autores de las filtraciones.

A la policía de Montreal le importa un pepino la importancia que tiene para el periodismo de investigación la protección de las fuentes de información, dice el editorial del periódico canadiense.

Los policías no estaban al tanto de las decisiones de la Corte Suprema en la materia. Debieron haber sido los superiores inmediatos quienes deberían haber alertado a los investigadores sobre los peligros potenciales de meter las narices en los metadatos de los periodistas.

Una prudencia elemental probablemente habría impedido que se lleve a cabo un ejercicio tan doloroso pero necesario, como es la Comisión Chamberland, dice el periódico canadiense en francés Le Devoir.

Escuche
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Canadá, En cartelera, Internacional, Política, Reportaje, Revista de prensa

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*