Muchas comunidades aborígenes enfrentan los suicidios de niños o jóvenes.
Photo Credit: radio Canadá

La infancia perdida de niños de las Primeras Naciones

Share

Cuando el gobierno dice que la falta de agua potable en las reservas es un problema complicado a resolver y uno ve esos aviones jets que despegan cuando hay un terremoto al otro lado del mundo y se las arreglan para bombear agua limpia en aquellas áreas en las 24 horas y aquí ¿se deja languidecer a los niños  sin un vaso de agua limpia? Esto parece muy normal en Canadá porque ¡el problema existe desde hace tanto tiempo!

-Cindy Blackstock, Directora Ejecutiva de la Sociedad de Atención a Niños y Familias de las Primeras Naciones de Canadá

Escuche
Jolynn Winter, de 12 años, y Chantel Fox, de 12 años, de la comunidad de la Primera Nación de Wapapeka en Ontario, murieron por suicidio. Chantel es sobrevivida por su hermana gemela, Chanel, a la derecha. © (Suministrada por las familias Winter y Fox)

En enero pasado, dos niñas de 12 años murieron por suicidio en la Primera Nación de Wapekeka en el norte de la provincia de Ontario. En ese momento, los líderes indígenas pidieron acciones urgentes.

Después de que Chantell Fox y Jolynn Winter murieron un juez de la provincia de Ontario vinculó sus muertes a la falta de fondos federales.

Eso fue hace seis meses.

Hace un mes cuatro jóvenes se han suicidado en Pikangikum, otra remota nación en el norte de Ontario.

Pikangikum y Wapekeka son ambas parte de la Nación de Nishnawbe Aski (NAN). Hasta ahora, este año, 20 miembros de NAN han muerto por suicidio. Eso se compara con los 17 suicidios en todo 2016. Entre los más jóvenes que tomaron sus vidas había un niño de 10 años.

En junio, Wapekeka declaró el estado de emergencia debido a una crisis de salud mental en el lugar.

Mikaia Pascal de Pikangikum publicó esta imagen en su página de Facebook en 2013 con el mensaje: *Echo de menos a mis hermanas y a veces estoy llorando*. Mikaia murió por suicidio en el fin de semana largo del Día de Canadá en 2017 a la edad de 12 años. Su hermana de 16 años de edad, Hazel murió por suicidio dos semanas más tarde. © (Facebook)

Si bien los temas que conducen a los suicidios son complejos y variados, un juez de Ontario ha vinculado las muertes de las dos niñas de 12 años en Wapekeka a la falta de fondos por parte del gobierno.

Cindy Blackstock ha pasado la última década luchando por la igualdad de financiación de los servicios para niños en las reservas.

Las historias de los jóvenes que mueren en estas reservas son desgarradoras, y prevenibles, dice.

Canadá discrimina a los niños en las reservas

Blackstock junto con la Asamblea de las Primeras Naciones (APN), llevó al gobierno federal ante el Tribunal Canadiense de Derechos Humanos en 2007.

Ella y la APN argumentaron que el gobierno federal discrimina a los niños indígenas que viven en la reserva financiándolos menos que a los niños fuera de la reserva.

“Mucha gente no entiende que el gobierno federal financia cosas como la educación, la primera infancia, el cuidado de la salud, el bienestar de los niños y básicos como el agua en las reservas, mientras que las provincias financian a todos los demás”.

El argumento de Blackstock ante ese tribunal fue que el gobierno federal estaba sub financiando los servicios para los niños que viven en la reserva en comparación con los niños que viven fuera de las reservas. En promedio, los niños en la reserva reciben por lo menos 20 por ciento menos de fondos que otros niños en Canadá. Y eso afecta a los niños, dice ella.

“En todas partes donde viven su realidad, están recibiendo el mensaje de que no ellos no merecen que se invierta  dinero. Los niños internalizan ese mensaje. Sienten que el problema son ellos. Miran a otros niños en Internet, que están mejor, con mayores fondos, y se dicen estos niños están bien, entonces yo debo ser el problema”

Wapekeka, en el norte de Ontario, alberga a unos 400 residentes. © (Youtube)

La sentencia de discriminación

En enero de 2016, el Tribunal Canadiense de Derechos Humanos dictaminó que el gobierno federal discriminaba a los niños indígenas y ordenó a Ottawa que aumente los fondos y servicios para niños en la reserva.

“¿Por qué nuestros hijos no son tratados con la misma equidad y el respeto que cada otro niño tiene? No lo entiendo”, dice Blackstock en el programa Day 6 del radiodifusor público CBC.

El gobierno federal gastó más de 5 millones de dólares luchando contra el caso en el tribunal. Desde la decisión del tribunal, Ottawa ha gastado más de 700.000 dólares luchando contra el fallo.

Cómo la falta de fondos se relaciona con la crisis de salud mental

La ministra de Asuntos Indígenas Carolyn Bennett prueba un de los puestos comunales de agua durante una visita a la Primera Nación de Pikangikum el 15 de abril de 2016, donde se le dijo que el 80 por ciento de los hogares no tienen agua corriente. © (Sol Mamakwa / Twitter)

Blackstock explica que el modo de vida en las más remotas Primeras Naciones del Norte es mucho más difícil debido a las desigualdades en la financiación. Señala que las cosas que otros canadienses dan por sentado, como la electricidad y el agua potable, pueden ser un desafío o no existir en las reservas.

“El forense de esa zona dijo que las muertes de esas dos niñas eran evitables y vinculó la idea de que podrían haberse impedido si no fuera por el incumplimiento por parte de Canadá de la decisión del Tribunal Canadiense de Derechos Humanos”.

– Cindy Blackstock, Sociedad de Atención a la Infancia y la Familia de las Primeras Naciones de Canadá

En 2011, la Oficina del Juez de instrucción de Ontario publicó su informe sobre los suicidios de 16 jóvenes en Pikangikum durante el período de 2006 a 2008. El informe indica que de las 450 viviendas en Pikangikum en aquel momento, 340 no tenían tuberías internas o agua corriente.

El informe del juez también citó la falta de conexión a la red hidroeléctrica, las viviendas precarias, la falta de empleo remunerado y la falta de seguridad alimentaria y de agua como desafíos diarios.

Los prejuicios hacia los niños

“En lugares del Tercer Mundo, por lo menos tenemos una expectativa de compasión porque la gente recibe menos, pero debido a la desinformación en Canadá, muchos canadienses piensan que las reservas están recibiendo más fondos”, dice Blackstock.

“Y luego los niños comienzan a internalizar, y a tener problemas de salud mental”, dice. “Y entonces esos servicios injustos se acumulan también porque no hay ayuda para esos niños, no en el mismo nivel en el que está disponible para otros niños”.

“Tenemos que dejar de excusarnos y tenemos que levantarnos de una vez y decir: ‘Esta es una generación de niños de las Primeras Naciones, Inuit y Métis que nunca recuperarán su niñez’ ‘.

– Cindy Blackstock, Sociedad de Atención a la Infancia y la Familia de las Primeras Naciones de Canadá

El tribunal estuvo de acuerdo con el forense en su tercera y más reciente decisión contra el gobierno de no conformidad. El gobierno federal está luchando actualmente contra el fallo.

Cindy Blackstock, Directora Ejecutiva de la Sociedad de Atención a la Infancia y la Familia de las Primeras Naciones de Canadá. En el fondo está el jefe nacional de la APN, Perry Bellegarde. © (Prensa Canadiense)

Poner fin a la discriminación

Blackstock hace referencia a una declaración reciente del primer ministro Justin Trudeau de que su gobierno aún tiene que consentir con la decisión porque las Primeras Naciones no están listas.

“Nuestros hijos están listos para la igualdad, hemos estado listos durante 150 años”, exclama Blackstock. “A menos que tengamos una oportunidad justa de ser capaz de cambiar la situación para nuestras familias, vamos a seguir viendo una repetición de esta horrible tragedia, y pérdida de vidas y pérdida de infancia para los niños”.

Blackstock dice que la afirmación de que las Primeras Naciones no están listas tiene “ecos desafortunados del tipo de matices coloniales que hemos oído de los gobiernos en el pasado”.

“Creo que el gobierno canadiense ha incorporado esta discriminación racial en su ADN a un nivel tal, que lo racionaliza y lo excusa”, dice Blackstock.

“Necesitamos dejar de dar excusas para ello y tenemos que levantarnos y decir: ‘Esta es una generación de niños de las Primeras Naciones, Inuit y Métis que nunca recuperarán su infancia, y una generación de niños no- indígenas que nunca dirán que lo lamentan “.

Una Carta de salud

Una reunión especial entre líderes federales e indígenas se llevó a cabo este lunes 24 de julio para discutir la crisis del suicidio. En la misma se decidió crear una carta para reformar el sistema de salud de las Primeras Naciones.

La ministra federal de Salud, Jane Philpott, y su homólogo de la provincia de Ontario Eric Hoskins se sentarán con  Alvin Fiddler, Gran Jefe de la Nación Aski Nishnawbe para firmar una carta de principios en este sentido.

Fiddler es el jefe de una organización que representa a 49 comunidades en el norte de Ontario.

Los ministros Philpott y Hoskins dijeron que el sistema sanitario necesita cambios profundos, especialmente para luchar más eficazmente contra los suicidios en algunas comunidades.

Las Primeras Naciones esperan obtener más control después de la remodelación.

RCI/CBC/Radio Canadá/  Day 6

Share
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Indígenas, Política, Salud

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*