Alrededor de 235.000 canadienses se encuentran sin un lugar para vivir en algún momento a lo largo de un año.
Photo Credit: CBC

El elevado costo de ser canadiense sin hogar y con enfermedad mental según investigación de McGill

Share

Una investigación de la Universidad McGill determinó lo que se gasta en cinco ciudades más grandes de Canadá en las personas sin hogar.  Investigadores, trabajadores de refugio y la gente de la calle dicen que esos dólares se están gastando en los lugares equivocados. Y dan pistas para encontrar otras soluciones al problema.

Escuche
Cuando se suman los costos de estancias en hospital, servicios judiciales, servicios sociales y de vivienda, las personas sin hogar con enfermedades mentales cuestan un promedio de 55 mil dólares al año, por persona, dice McGill. © CBC

El costo de brindar servicios a las personas sin techo con enfermedades mentales en Canadá es tan alto que un equipo de investigadores de todo Canadá está sugiriendo que las autoridades busquen alternativas, ya que los programas actuales no están haciendo lo suficiente para acabar con la falta de vivienda.

El equipo, liderado por el economista de salud de la Universidad McGill, Eric Latimer, encontró que en promedio, cuesta más de $ 50,000 por persona por año ofrecer servicios en las tres ciudades más grandes de Canadá: Toronto, Montreal y Vancouver.

El estudio, que también examinó Winnipeg y Moncton fue publicado la semana pasada por CMAJ Open, la revista electrónica de acceso abierto de la Asociación Médica Canadiense.

El Colegio Real de Médicos y Cirujanos le otorgó el 2017 McLaughlin-Gallie Visiting Professorship a Eric Latimer, Profesor del Departamento de Psiquiatría y del Departamento de Epidemiología, Bioestadística y Salud Ocupacional de la Facultad de Medicina de la Universidad McGill por sus contribuciones al campo de la salud mental en las poblaciones desfavorecidas. © McGill

Los investigadores anotaron los costos de servicios tales como vivienda de apoyo, tratamiento para el uso de sustancias, visitas al departamento de emergencias, viajes en ambulancia, admisiones en el hospital, presentaciones en la policía y en los tribunales, asistencia social e invalidez y encarcelamiento.

“Lo que nos dice es que hay mucho dinero que está contribuyendo a la causa misma de la falta de vivienda”, dijo Matthew Pearce, presidente y director general de la Old Brewery Mission en Montreal.  Este organismo ayuda a alrededor de 4 mil personas al año.

“Eso es mucho dinero por persona. Tendríamos que encontrarnos ante un impacto significativo para ese tipo de inversión, y no estamos viendo eso. No creo que vayamos a disminuir el número de personas sin hogar, no creo que encontremos aumentos significativos, en términos generales, en la calidad de los servicios a las personas sin hogar”.

-Matthew Pearce, presidente y director general de la Old Brewery Mission

Matthew Pearce, director de la Old Brewery Mission de Montreal, dijo que la nueva investigación demuestra que se gasta mucho dinero en la falta de vivienda, pero los enfoques actuales no están haciendo lo suficiente para poner fin al problema. © CBC

Pearce dice que esos números probablemente se aplican también a aquellos sin enfermedad mental.

Y que organizaciones como el suyo, necesitan ofrecer más que camas de emergencia.

Nos consideramos agentes de reinserción social. Sacar a la gente de aquí y volverla a la sociedad. Y la buena noticia es que ¡funciona! Y es mucho más barato trasladar a las personas a viviendas protegidas que mantenerlas en un contexto de emergencia o dentro de un refugio

El problema y sus costos

Los investigadores examinaron a 953 personas que participaron en el estudio como parte del proyecto At Home / Chez Soi /En Casa, entre octubre de 2009 y junio de 2011.

Los costos varían significativamente entre las ciudades. Los costos de la vivienda de apoyo fueron especialmente altos en Montreal, mientras que los costos por la policía y las presentaciones en los tribunales fueron mucho más altos en Toronto que en Montreal o Vancouver.

Esto es lo que cuesta en cada ciudad, en promedio, proporcionar servicios para una persona sin techo con enfermedad mental:

Vancouver – $ 53.144.

Winnipeg – $ 45.565.

Toronto – $ 58.972.

Montreal – $ 56,406.

Moncton – $ 29.610.

Los investigadores no incluyeron los costos de la medicación debido a la dificultad de obtener datos provinciales de salud, pero estimaron que, basándose en las cifras de Quebec, la medicación agregaría un promedio de $ 3,000 por persona al total.

El programa At Home / Chez Soi proporcionó vivienda a más de 1.000 personas sin hogar con problemas de salud mental en Canadá. © CBC

Buscando soluciones

Los investigadores dicen que hay poca información disponible sobre el costo de la falta de vivienda en Canadá, y que con más de 235,000 canadienses que se encuentran sin un lugar para vivir en el transcurso de un año, eso es una limitación.

Los hallazgos sugieren la “necesidad de una respuesta integral” al problema, dicen – y la importancia de evitar que las personas vulnerables se encuentren en esa situación en primer lugar.

“De alguna manera, la falta de vivienda no es el problema, es un síntoma de un problema”, señala Pearce.

“Es un síntoma de servicios inadecuados para las personas con enfermedades mentales. Es un síntoma de las opciones inadecuadas para la vivienda asequible para las personas.”

Kevin Hutcheson trabaja en la cocina de la misión sirviendo comidas calientes a otros clientes.

Se encontró sin hogar a principios de este año después de pagar del bolsillo medicamentos contra el cáncer. Cuando fue liberado del hospital después del tratamiento no tenía dinero ni lugar dónde ir.

Este es el último lugar en el que pensé que terminaría.

Kevin Hutcheson sirve comidas calientes a otros clientes en un refugio. Cuando fue liberado del hospital después del tratamiento contra el cáncer a principios de este año, no tenía dinero ni lugar dónde ir. © CBC

Aquí, él recibe comida caliente, y un lugar para dormir.

Pero planea mudarse a su propio lugar en las próximas semanas, con la ayuda de la misión.

A él le gustaría ver el dinero concentrado en la única cosa que él y miles de otros canadienses necesitan más:

¡Un hogar! Un lugar para alojarse, y un lugar para comer, un lugar para llamar “casa”. 

“Esa es una de las cosas que me gustaría ver cambiada, que hayan más propietarios, más agentes de alquiler dispuestos a arriesgarse con alguien que puede estar sin hogar”, dijo.

“Sólo queremos un lugar donde podamos ir a casa por la noche”.

Otros estudios han demostrado que el dinero invertido en programas de vivienda conduce a ahorros en servicios de salud, policía y desintoxicación

Y los defensores de ese modelo dicen que más fondos para vivienda permanente y servicios de salud mental podrían ayudar a alejar a algunas personas de convertirse en personas sin hogar.

La persona sin hogar

Una persona sin hogar, indigente o sin techo  es una persona menor o adulto y de cualquiera de ambos sexos, mayormente varones, que carece de un lugar permanente para residir y se ve obligada a vivir a la intemperie, ya sea en la calle, o temporalmente en albergues, a causa de una ruptura encadenada, brusca y traumática de sus lazos familiares, sociales y laborales.

Entre los sin hogar, además de los problemas de salud física, también es habitual la existencia de problemas de salud mental. De igual modo que las adicciones, los problemas de enfermedad mental pueden ser causa o consecuencia de la situación en la que viven las personas sin hogar. La depresión es muy común, pero también hay personas que sufren algún tipo de paranoias, una alta cronificación o institucionalización o el síndrome de Diógenes. Este último probablemente es el más visible, ya que en la memoria de todos encontramos la figura típica de una persona sin hogar que arrastra un carro de la compra cargado con numerosos objetos aparentemente inútiles.

Algunos estudios indican que las personas sin hogar que padecen problemas de salud física o mental tienen menor probabilidad de solicitar las ayudas económicas públicas existentes, y por tanto es más difícil para ellos salir de la situación en la que se encuentran.

RCI/ Alison Northcott CBC/McGill/Wikipedia

Share
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*