Photo Credit: ukayacan/IstockPhoto.com

Tecnologías inmersivas: posibles contras de la realidad virtual y aumentada

La tecnología nos guía directamente hacia ellas. La realidad virtual y aumentada al alcance de la mano gracias a los teléfonos inteligentes parece ser el objetivo primario de varias de las grandes empresas tecnológicas de hoy.  Pero,  ¿es realmente segura para la mente humana, psicológica y fisiológicamente hablando? ¿El consumo masivo podría acarrear un impacto negativo en la privacidad de las personas y su bienestar?  Estas y otras preguntas rondan en  torno a las tecnologías inmersivas. Lo cierto es que una gran oferta de productos relacionados con la “Realidad Virtual” (VR) y la “Realidad Aumentada” (AR) está siendo ofrecida en el mercado. Y las grandes empresas como Samsung, Apple y Facebook, entre otras,  no dejan de adquirir empresas que investigan y desarrollan en este tipo de plataformas, lo que nos da la pauta que estas tecnologías serán integradas con mucha más frecuencia dentro de las plataformas a las que estamos acostumbrados en un futuro no muy lejano.

Según las más recientes estimaciones, se espera que la AR y la VR sean parte del mercado con un valor de aproximadamente 95 mil millones de dólares para el año 2025, y esto provocado por la demanda en el sector de los juegos, eventos y entretenimientos en video y comercio minorista, pero que tiene una proyección hacia otros horizontes como por ejemplo la salud, la educación, los bienes raíces y por supuesto, la carrera militar.

Para comenzar a responder algunas de las preguntas presentadas al inicio, hasta el momento, no hay ningún tipo de evidencia clara sobre efectos secundarios psico-fisiológicos a partir del uso prolongado de estas plataformas aunque según algunos expertos, podría tener cierto tipo de impacto si el usuario tiene algún trastorno psicológico y además, una adicción al juego.

© Twitter

Otro punto de vista asegura que es probable que ciertas personas vean sus necesidades sociales emocionales afectadas por el uso desmedido de este tipo de aplicaciones (efecto ya constatado con el uso de las redes sociales), sobre todo mezclado con un mal que azota a una buena parte de la población mundial adolescente como la ansiedad.

Desde el punto de vista fisiológico, tampoco hay casuística como para poder determinar si el uso prolongado podría causar daños a nivel cerebral aunque algunos expertos indican que como hasta ahora solo intervienen dos de los cinco sentidos, el cerebro podría interpretarlo como un problema de sincronización sensorial y en consecuencia responder con expresiones puntuales como mareos, náuseas o fatiga, entre otros. Un dato interesante para tener en cuenta es que los desarrolladores de las interfaces utilizadas para la AR y la VR recomiendan que para usar estos dispositivos el usuario sea mayor de 13 años, lo que implica que si bien no hay mucha investigación al respecto, exponer un cerebro en pleno crecimiento y desarrollo a estas plataformas no sería evidentemente lo mejor para un proceso normal de evolución de un niño.

Como lo sugieren estas opiniones, si bien todavía no se sabe demasiado sobre ellas, no sería todo color de rosa en estas nuevas plataformas. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que los adolescentes que dedican entre seis y nueve horas por semana en línea, sobre todo en las redes sociales, tienen un 47% más de posibilidades de decir que son infelices que aquellos que están menos conectados, y esto sin tener en cuenta la VR o la AR.

© LindaMarieB/iStockPhoto.com

En cuanto a la cuestión de la privacidad, según el “World Economic Forum”, la falta de soberanía sobre los datos personales en línea puede alejar a los usuarios de la adopción a largo plazo de nuevas tecnologías. El 47% de las personas en seis países diferentes dejaron de utilizar un servicio u optaron por evitar algún otro por los controles inadecuados de los usuarios.  En el caso puntual de China, la cifra salta al 70%. Esto alude a la preocupación de los consumidores por la privacidad de sus datos. Y en el caso de las tecnologías inmersivas, la cantidad y la calidad de los detalles compartidos como por ejemplo el rastreo de movimientos oculares, las expresiones faciales y hasta los datos hápticos (relacionados con el sentido del tacto en tecnologías de última generación) podrían estar comprometidos dejando así mucho más expuesta la intimidad de las personas.

Las compañías más importantes de Realidad Virtual insisten que están trabajando sobre el particular, buscando opciones y soluciones para evitar la fuga de datos, la transferencia de información con empresas de terceros con fines publicitarios y de esta manera, evitar que los usuarios eviten la tecnología por desconfianza.

Fuentes: MIT Tech Review, WEF, Nobbot, Facebook, Agencias
column-banner-leo

Publicado en: Internacional, Internet, Nuevas tecnologías, Reportaje, Tecnología

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*