Niños-soldado

Niños-soldado
Photo Credit: Jon Brown

Canadá busca evitar que los niños sean reclutados para la guerra

La utilización de los niños en los conflictos armados es una tendencia alarmante en zonas de guerra alrededor del mundo.

Ante esta situación, Canadá está encabezando un movimiento para poner fin al uso de los niños en la guerra y para ayudar a los soldados encargados de mantener la paz cómo hacer frente a esta situación.

Esta iniciativa se llama los Principios de Vancouver. Se trata de la propuesta de un acuerdo internacional que será firmado este noviembre en la Conferencia ministerial de Naciones Unidas sobre el mantenimiento de la paz que se llevará a cabo en la ciudad de Vancouver, la más populosa de la provincia de Columbia Británica, en la costa del Pacífico canadiense.

En preparación para la reunión de Vancouver, Canadá pidió a los miembros de la ONU que firmen un conjunto de 17 principios destinados a prevenir el reclutamiento y la utilización de niños soldados. Esta iniciativa, llamada Principios de Vancouver, fue desarrollada en coordinación con la Iniciativa de Niños Soldados de Roméo Dallaire y “la comunidad de protección infantil”, según la carta canadiense.

El ex-general canadiense Roméo Dallaire
El ex-general canadiense Roméo Dallaire © PC/PC/Adrian Wyld

“Los niños vinculados a fuerzas armadas o grupos armados a menudo están expuestos a una violencia horrenda. A menudo se ven obligados a presenciar y cometer actos de violencia, mientras que ellos mismos son a la vez víctimas de abusos, explotación, son heridos o incluso asesinados como consecuencia “, dice el documento que acompaña al borrador de la resolución no vinculante.

Estos principios podrían aplicarse de diversas maneras, incluyendo el entrenamiento del personal de mantenimiento de la paz sobre cómo interactuar con un niño soldado, el establecimiento de enlaces con escuelas y orfanatos para ayudar a prevenir secuestros, el ajuste de las rutas de patrullaje para incluir a zonas donde se sabe que viven y juegan niños en situación de riesgo.

“Yo creo que es moralmente repugnante el reclutar a niños para utilizarlos como soldados”, decía el ex general canadiense Romeo Dallaire. Pese a que es un acto repugnante, como dice el ex militar canadiense, los hechos muestran que los niños son utilizados como soldados en cada uno de los actuales conflictos armados en el mundo.

Romeo Dallaire estuvo al mando de la trágica misión de paz de los cascos azules de Naciones Unidas en Ruanda, cuando ocurrió el genocidio de entre medio millón a un millón de tutsis, cometido por los hutus y fomentado por el gobierno ruandés entre abril y julio de 1994.

Niños posan armados con fusiles falsos el 8 de junio en Alepo.
Niños posan armados con fusiles falsos el 8 de junio en Alepo. © Reuters/Hamid Khatib

El ex comandante canadiense de los cascos azules en Ruanda cuenta que no estaba en absoluto preparado para ver a niños en una situación de genocidio, y mucho menos actuando como soldados en un conflicto armado.

En una reunión preparatoria de Naciones Unidas para explicar de qué se tratan los Principios de Vancouver y cuáles son sus objetivos, Dallaire contó a los participantes cómo un día, en medio de las trágicas jornadas del genocidio en Ruanda, él acabó detenido en un puesto de control de caminos que se encontraba bajo el comando de un grupo de niños-soldados armados y hambrientos.

“El niño se acercó a la ventanilla de nuestro vehículo y colocó el cañón de su ametralladora AK 47 contra mi nariz, con el dedo en la cola del disparador. Tenía los ojos saltones, estaba sudando, nervioso”, cuenta el general canadiense Romeo Dallaire. En ese momento algo pasó, el niño con el fusil, aunque era soldado, era sobre todo un niño que descubrió en la mano del general canadiense un pedazo de chocolate.

El general canadiense Romeo Dallaire, jefe de las fuerzas de paz de la ONU en Ruanda en los años 90 estaba a cargo de la misión durante el genocidio de los tutsis.

“Ese día fue un pedazo de chocolate lo que salvó mi vida. Eso no es una solución al problema”, explicaba el senador canadiense Romeo Dallaire, quien añadió que es peligroso e irresponsable enviar soldados de mantenimiento de la paz al terreno de conflicto sin el entrenamiento adecuado ni las herramientas y técnicas necesarias como para proteger a los niños y a ellos mismos.

Muchos entre los más de 120.000 niños-soldado que fueron rescatados de las filas de organizaciones armadas y ejércitos en combate sufren de problemas psicológicos de larga duración.

Dallaire dice que lo mismo ocurre con soldados que tuvieron que matar a niños-soldado aún en casos de defensa propia.

Escuche
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: En cartelera, Internacional, Justicia, Política, Reportaje

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*

Un comentario sobre “Canadá busca evitar que los niños sean reclutados para la guerra
  1. Javier Gonzalez Nungaray dice:

    La guerra no es el espacio ni el lugar adecuado para el desarrollo sano de los niños,el llevar a los niños a este modus vivendi conlleva a que les dejen secuelas psicologicas negativas en un futuro a corto plazo.Por ende tendremos una sociedad plagada de problemas y malas conductas.Muchos saludos alla en Montreal Rufo.