Explosión de un obús durante la Primera Guerra Mundial

Explosión de un obús durante la Primera Guerra Mundial
Photo Credit: Archivos

Amapolas blancas en el Día del Recuerdo

Este 11 de noviembre se conmemora en Canadá el Día del Recuerdo. En esta fecha, las antiguas colonias británicas como Canadá, organizadas en la llamada Mancomunidad Británica de Naciones, la Commonwealth, recuerdan a sus caídos en combate en esa inmensa carnicería que fue la Primera Guerra Mundial.

El origen de esta conmemoración se debe a que a la onceava hora del onceavo día del onceavo mes en 1918 las naciones desangradas por el conflicto decidieron poner fin a aquella matanza colectiva.

Esa guerra originada en Europa, y que se extendió hasta el África, comenzó en julio de 1914 y duró más de cuatro años. En ella participaron una veintena de países, que juntos perdieron unos 37 millones de vidas humanas.

Uno de los símbolos de la conmemoración de los caídos en combates es la amapola roja. Esta tradición fue instaurada a partir de 1921. Desde entonces, cada año, alrededor del 11 de noviembre, los canadienses llevan puesta en la solapa una amapola roja hecha de plástico.

Una caja de donaciones y amapolas rojas para el Día del Recuerdo
Una caja de donaciones y amapolas rojas para el Día del Recuerdo © CBC

Son los veteranos del ejército canadiense quienes venden estas amapolas en los centros comerciales, estaciones de metro y otros espacios públicos en todas las ciudades del país. Lo hacen con el propósito de recaudar fondos para los excombatientes.

Aunque ya no quedan vivos excombatientes de aquella Primera Guerra Mundial, a ese primer contingente de ex soldados se fueron sumando los que participaron en la Segunda Guerra Mundial, en la Guerra de Corea, en las misiones de paz de la ONU, cuyos veteranos participaron en duros combates en ex Yugoslavia, y posteriormente los veteranos de la intervención militar canadiense en Afganistán.

El porqué de la amapola roja como símbolo de recuerdo de los caídos en las guerras se debe a un poema escrito por un soldado canadiense en los campos de batalla de la Primera Gran Guerra.

Su nombre era John McCrae, un médico nacido en Guelph, provincia de Ontario, que tenía el rango de teniente coronel en las filas del ejército aliado.

McCrae tenía como amigo al teniente Alexis Helmer, un oficial de la 2ª Batería, en la 1ª Brigada Canadiense de Artillería. En la mañana del domingo 2 de mayo de 1917, Alexis salió de su trinchera y fue abatido instantáneamente por el impacto directo de un proyectil alemán de 8 pulgadas. Los pedazos de su cuerpo que se lograron encontrar fueron recogidos en sacos de arena y luego fueron colocados en una manta del ejército para ser enterrados esa noche.

El 3 de mayo de 1915, después de haber participado en el entierro de su amigo Alexis Helmer, muerto a los 22 años, el médico militar John McCrae escribió en su homenaje un texto que se convirtió en uno de los poemas más conocidos sobre la I Guerra Mundial, “In Flanders Fields”, En los campos de Flandes.

Mensaje del Colectivo No a la Guerra
Mensaje del Colectivo No a la Guerra © Collectif Échec à la guerre

Lo que le inspiró fue observar durante el funeral lo rápido que crecían las amapolas rojas alrededor de las tumbas de los muertos en Ypres.

Cinco años después de la instauración de la amapola roja como símbolo del recuerdo de los caídos en la Primera Guerra Mundial, en Inglaterra, en 1926, los pacifistas señalan no era suficiente llevar una amapola roja como para recordar a los soldados muertos y que lo que había que hacer era abolir las guerras.

Los miembro del Movimiento No More War No a la guerra, también pidieron que el centro de las amapolas rojas de la Legión Británica debería llevar impreso el mensaje “No a la guerra”.

Debido a que la propuesta fue rechazada es que nació como símbolo la amapola blanca. Busca recordar a las víctimas de todas las guerras, en oposición a la amapola roja, que sólo recordaba a los militares muertos.

Las primeras amapolas blancas fueron vendidas en 1933 por organizaciones de mujeres británicas. La Peace Pledge Union (PPU) participó en su distribución a partir de 1934, y desde 1937 se colocaron coronas de amapolas blancas como promesa de paz y para que la guerra no vuelva a repetirse.

En Canadá, la campaña de la amapola blanca fue apoyada por el organismo Voces de mujeres canadienses por la paz.

Hace cinco años la campaña de amapola blanca causó un debate en el país al enfrentarse con la Real Legión Canadiense, una organización de veteranos que no ven con buenos ojos una campaña que, primero, rinde homenaje a todos los caídos en la guerra, incluyendo los civiles y que, en segundo lugar, convierta la fecha del Día del Recuerdo en una jornada antibélica.

Los organizadores detrás de la campaña por la paz admiten que la oposición de la Real Legión Canadiense ha socavado la popularidad de la amapola blanca. Como prueba de ello, en 2016 solamente se vendieron solamente unas 1.200 amapolas blancas de fabricación caseras antes del Día del Recuerdo.

Según Heather Menzies, activista canadiense por la paz, en términos de control del mensaje, la Legión ha logrado hacer creer a los canadienses que si llevan en la solapa una amapola blanca, esto significa que están deshonrando a los muertos de la guerra.

En Canadá, la enemistad de la legión por la amapola blanca ha sido parcialmente alimentada por la idea errónea de que los activistas por la paz creen que la amapola roja representa una glorificación de la guerra, dice Menzies.

La Real Legión Canadiense reúne a unos 275.000 veteranos en todo el país y distribuye millones de amapolas rojas cada noviembre. Para estos veteranos, las amapolas blancas, sobre todo si llevan inscrita la palabra “paz” en el centro, son un insulto contra ellos y una posible violación de los derechos de propiedad intelectual porque la legión es dueña de la marca registrada de la amapola.

En resumen, los canadienses tendrán que armarse de mucho valor para manifestar este 11 de noviembre su opción por la paz, llevando puesta una amapola blanca. Esto en lugar de una amapola roja, que según sus críticos, tiende a celebrar el militarismo y la guerra.

Escuche
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: En cartelera, Política, Reportaje

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*