Para salvar nuestro futuro común como país, debemos empoderar a las mujeres, valorar a los jóvenes y recibir a millones de inmigrantes más.
Photo Credit: The Canadian Press

Tres cosas que necesita Canadá para sobrevivir como país

Michael Enright es un reconocido periodista canadiense. Conduce un programa en la radio pública CBC llamado Sunday Edition, en el cual trata temas de la actualidad canadiense e internacional en profundidad.  Él acaba de leer un libro del periodista del Globe and Mail, Doug Saunders, titulado: Maximum Canada: por qué 35 millones de canadienses no son suficientes. A partir de ese libro, Michael Enright elaboró un ensayo titulado: Tres cosas que necesita Canadá para sobrevivir como país.

© CBC

Y dice así:

Canadá sobrevivirá y florecerá si tres cosas suceden simultánea o secuencialmente: las mujeres se fortalecen radical y rápidamente; nuestros jóvenes, incluido el rico recurso de los jóvenes indígenas, aceptan y amplían el valor de nuestras instituciones y nuestra historia; y los canadienses abrimos nuestras puertas a muchos más inmigrantes, millones más.

En el primer punto, donde mujeres independientes y enérgicas se alejan de las vidas de pobreza y dependencia, sin mencionar el sexismo, la sociedad no puede sino beneficiarse, dice Enright.

En el segundo punto, expresa que los canadienses subestimamos a nuestros jóvenes. “En mi opinión, son brillantes, explotan con ideas, son poco convencionales y con ganas de expandir sus mentes y su experiencia”.

Y si seguimos el consejo y la guía de líderes indígenas como la defensora de los niños Cindy Blackstock, dice Enright , “podemos tener la oportunidad de recuperar a una generación de jóvenes olvidados, para su y nuestro eterno beneficio”.

Si seguimos el consejo y la guía de líderes indígenas como la defensora de los niños Cindy Blackstock, podemos tener la oportunidad de recuperar a una generación de jóvenes olvidados, para su y nuestro eterno beneficio. © (Nathan Denette/Canadian Press)

Lo que nos lleva al tercer punto en mi teoría muy poco original

“Mira alrededor tuyo. Somos una nación de 35 millones de seres humanos sentados en una masa de tierra de 9.984.670 kilómetros cuadrados, o el dos por ciento de la masa terrestre. El país está prácticamente vacío. El estado de California tiene una población mayor. En pocas palabras, necesitamos más personas”.

Si queremos enfrentar la situación y tener éxito en el nuevo orden de cosas, no tenemos muchas opciones; necesitamos más personas *. © (Sean Kilpatrick / Canadian Press)

Michael Enright  dice que en realidad ese es el mensaje central del fascinante nuevo libro de Doug Saunders, columnista de asuntos internacionales del Globe and Mail. Se llama Maximum Canada: por qué 35 millones de canadienses no son suficientes.

Saunders lo  repite el punto una y otra vez: la población insuficiente perjudica a Canadá social, económica, estratégica e incluso ambientalmente.

Un ejemplo. A medida que la población envejece, la cantidad de canadienses que pagan impuestos necesarios para ayudar a los ancianos en términos de atención médica continua se está reduciendo. Para el 2026, la situación se volverá crítica.

El autor sugiere que triplicar la población a alrededor de 100 millones es un objetivo alcanzable y apropiado.

Y como él señala, tenemos espacio para hacerlo.

“Si la pequeña franja de tierra en la que vive la gran mayoría de los canadienses … fuera a desarrollar la densidad de población de los Países Bajos, entonces Canadá tendría 400 millones de personas”.

-Doug Saunders

Saunders señala que el Canadá actual proviene de una tradición oculta de minimizar el crecimiento de la población mediante diversas formas de limitar la inmigración.

El máximo de Canadá no llegará fácilmente ni será barato.

Por ejemplo, para empoderar a más mujeres, habrá que aumentar el gasto en un sistema nacional de cuidado de niños.

Pero, como señala Saunders, si queremos enfrentarnos y tener éxito en el nuevo orden de cosas, no tenemos muchas opciones; simplemente necesitamos más personas.

Según un análisis del Globe and Mail,  el nuevo libro de Saunders proporciona una explicación altamente profesional sobre cómo llegamos a nuestra actual “crisis de subpoblación”, y por qué esta crisis ha afectado a Canadá y a las versiones preconfederadas de Canadá desde el desembarco europeo.

Saunders, señala el Globe, enmarca la historia de nuestro país como una batalla feroz entre dos visiones del mundo idiomáticas sostenidas por élites imperiales canadienses y británicas, legisladores y ciudadanos canadienses: por un lado, el “impulso minimizador” y, por otro, el “impulso maximizador”.

El periodista se pone claramente en el campo maximalista.

El impulso minimizador privilegia la concepción de un Canadá mayoritariamente rural, anclado esencialmente en lo británico (a veces antiamericano), la blancura racial y una postura comercial nacional estrictamente defensiva. Vio sus momentos clave, según Saunders, entre 1812 y la Confederación temprana, con el Informe Durham de 1839 sirviendo, a mediados de siglo, como un vehículo catalizador, y entre los gobiernos del siglo 20 de Robert Borden y John Diefenbaker (inclusive).

El impulso maximizador, por su parte, encontró su expresión histórica más fructífera durante los periodos de inmigración extremadamente altos de los gobiernos Laurier, y nuevamente desde 1967 hasta el presente, donde un consenso nacional importante pero precario continúa a favor de tal “maximización” de vectores como la inmigración, el multiculturalismo y el libre comercio.

CBC/Globe and Mail

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Crónica, Indígenas, Inmigración y Refugiados

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*