Los vegetales cada vez más presentes en la cocina canadiense. Foto: iStock.

Más vegetarianos y veganos entre los jóvenes canadienses

Share

La alimentación en Canadá ha seguido un proceso de transformación ligado no sólo a tendencias, que se expresan aquí y en otros sitios, o al aporte de las cocinas propias de los inmigrantes, sino también al deseo de una nutrición más sana y respetuosa del medio ambiente.

Una investigación, realizada recientemente por la Universidad de Dalhousie, sostiene que los jóvenes canadienses tienen mayor tendencia a convertirse en vegetarianos o veganos que las generaciones precedentes.

El estudio, comandado por el profesor Sylvain Charlebois, de la Escuela de Negocios Rowe de esa universidad, estableció que el 7,1 por ciento de los canadienses se considera como practicante del vegetarianismo y el 2,3 por ciento se definió como vegano.

Las cifras se vuelven más impactantes si se toma en cuenta que, según el mismo estudio, para el segmento de la población menor a los 35 años de edad, quienes se definen como vegetarianos o veganos triplican a la cantidad de personas ubicadas en el segmento etario de 49 años o más.

Los médicos advierten sobre los riesgos de suspender los lácteos sin control de un profesional de la salud. Foto: iStock.

En diálogo con la agencia The Canadian Press, el profesor Charlebois sostuvo que “recolectamos valiosa información, que nos ayudará a entender hacia donde se dirigen el veganismo y el vegetarianismo en el país”.

Cabe aclarar que hablamos de vegetarianos cuando nos referimos a personas que no incluyen en su dieta la ingesta de ningún tipo de carne. Por su parte, los veganos son quienes rechazan consumir cualquier producto de origen animal, incluyendo los productos lácteos, los huevos y la miel, así como todo aquello que los contenga.

Tendencia

Según los responsables de la investigación, el número de personas que se vuelquen a esas tendencias alimenticias podría incrementarse en las próximas dos décadas, debido a la participación de los jóvenes en dietas especiales.

Los datos desvirtúan, además, la noción de que los jóvenes son abiertamente propensos a consumir la llamada “comida rápida” o “comida chatarra”, sin prestar atención a los efectos que la misma podría tener en su organismo y en el entorno.

Al contrario, la investigación estableció que entre las razones que llevan a los canadienses más jóvenes a practicar dietas veganas o vegetarianas está el deseo de reducir la huella que su consumo de alimentos deja en el medioambiente, las preocupaciones en torno al bienestar y buen trato de los animales y la industrialización de la agricultura, sin olvidar el cuidado de su propia salud.

Incluso la comida rápida comienza a adaptarse a las tendencias más sanas. Foto: iStock.

Con o sin carne

El consumo de carnes rojas es materia de discusión desde hace tiempo incluso entre los especialistas en salud.

Numerosos médicos e incluso la Organización Mundial de la Salud han advertido sobre a los riesgos que implica el consumo de carnes procesadas, siendo uno de los productos que pueden favorecer la aparición de cáncer en las personas, además de otras enfermedades.

Los veganos rechazan de plano la presencia de todo producto animal en sus dietas. Foto: iStock.

De otro lado, expertos en nutrición advierten de los peligros que implica la eliminación total del consumo de carne roja, uno de los alimentos más completos a la hora de proveer los nutrientes que necesita el organismo humano.

Eso sin olvidar a quienes sostienen que la ingesta de carne es una herencia de la prehistoria, cuando la caza y consumo de animales, para comer y vestirse, era prácticamente el único recurso para asegurar la subsistencia y que el desarrollo alcanzado por la industria alimenticia actual debería haber permitido reemplazarlos.

Los más y los menos

Los resultados de la encuesta se basan en las respuestas de 1.049 personas consultadas, todas mayores de 18 años. El sondeo incluyó un margen de error del 3,1 por ciento.

Según la encuesta, los habitantes de Ontario y Columbia Británica se mostraron más interesados por las dietas vegetarianas o veganas que quienes viven en la región de las Praderas, Quebec o las provincias Atlánticas. El 16 por ciento de los vegetarianos del país vive en Columbia Británica.

Las mujeres resultaron 0,6 veces más propensas que los hombres al veganismo o al vegetarianismo. La tendencia es de 3 veces más entre los universitarios respecto de quienes tienen un título de colegio secundario.

Por último, el veganismo se encuentra 3 veces más arraigado entre los habitantes de las grandes ciudades, respecto de quienes habitan en pequeños poblados.

Los jóvenes canadienses no sólo rechazan el sacrificio de animales, reclaman mejor trato para los mismos. Foto: iStock.

Raíces

El término “vegano” fue acuñado en la década de los años 40 en el Siglo 20, para nombrar a toda persona que rechaza el uso de los animales para el provecho humano, sobre todo en materia alimenticia.

El vegetarianismo se conoce formalmente como tal desde mediados del Siglo 19, con el surgimiento de la primera Sociedad Vegetariana en la ciudad de Manchester, en el centro de Inglaterra. Rechaza el consumo de carne, pero incluye otros productos animales como la leche y los huevos.

Con información de The Canadian Press

Share
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Salud, Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*