El grupo de Facebook III% Alberta tiene aproximadamente 3,000 miembros, aunque se cree que solo una fracción de ellos están activos. (Facebook)

Estrategia de una milicia de extrema derecha para reclutar miembros en Canadá

Share

Se llaman a sí mismos Three Percent. Están armados, dicen que están listos para la guerra en territorio canadiense, y los expertos afirman que son peligrosos.

– Mack Lamoureux, VICE

Tres por ciento participan en una manifestación en Toronto contra M103, el proyecto de ley federal contra la islamofobia. (CBC)

El movimiento extremista de derecha de Canadá es una variopinta tripulación de supremacistas blancos, “soberanistas” antigubernamentales y cruzados pro-milicia que, a pesar de estar desorganizados y propensos a peleas internas alimentadas por el alcohol, están “más extendidos y más activos” que lo que la mayoría de la gente piensa, dice un estudio reciente.

“Están muy extendidos en varias comunidades. Son muy impredecibles. No sabes cuándo van a arremeter “, dice Barbara Perry, autora principal, profesora de criminología en el Instituto de Tecnología de la Universidad de Ontario y una de las investigadoras líderes de Canadá en la extrema derecha nacional.

Mientras que algunos grupos han tratado de crear una “fachada de legitimidad” suavizando su retórica, participando en elecciones municipales y uniéndose a filas militares, otros siguen siendo una amenaza pública, alineándose con grupos del crimen organizado y el poder blanco.

Pero las tácticas para lograr reclutar nuevos miembros cambian y se adaptan a las circunstancias.

Por ejemplo, llevar a cabo actividades de caridad como un ejercicio de relaciones públicas no es algo nuevo para los grupos de extrema derecha en Canadá ni realmente para ningún otro grupo extremista. La Dra. Barbara Perry dice que esta estrategia ha existido desde siempre.

“No sé si hemos visto mucho de eso aquí en Canadá, pero siempre ha sido parte de la estrategia asociada con esos grupos  en los EE. UU. Es una especie de cambio de marca, está en línea con su filosofía más amplia”, le dijo la Dra. Perry a VICE.

“Normalmente su retórica tendería a mejorar a la comunidad al deshacerse de personas que no eran como nosotros, pero en este sentido se trata de construir una comunidad para fortalecerla y presumiblemente resistir mejor las incursiones de todos esos inmigrantes y musulmanes y todas esas personas a las que le tienen miedo.”

La declaración de la misión de III% Alberta, tomada de su sitio de Facebook. (Facebook)

La estrategia de Three Percent

El otoño pasado, mientras investigaba a uno de esos grupos canadienses, el periodista Mack Lamoureux recibió una llamada inesperada.

Beau Welling, uno de los líderes de extrema derecha más prominentes de Canadá, es el jefe de la milicia antimusulmana Three Percent de Alberta. El grupo afirma ser “la última línea de defensa de Canadá contra todos los enemigos, extranjeros y domésticos”, y es conocido por diseminar odio, dirigido principalmente contra inmigrantes y musulmanes.

Beau Welling me dijo que cree que esencialmente se está produciendo una invasión islámica a través de la inmigración.

– Mack Lamoureux

En los mítines, Three Percenters usan equipo táctico y portan bastones de choque, generalmente usados para aturdir al ganado.

Pero Welling no llamó a Lamoureux para hablar de inmigración. En cambio, quería hablar con el periodista sobre un sistema de hogar grupal que los Three Percenters estaban tratando de establecer para la recuperación de adictos en la ciudad de Edmonton.

Según Lamoureux, el cabecilla de Three Percenters hablaba en serio sobre su plan, y los esfuerzos que realizaban para contratar asesores y alquilar instalaciones.

Mientras que el grupo finalmente abandonó sus esfuerzos, Lamoureux dice que los intentos de penetrar un grupo comunitario de vecindario amigable se han convertido en una práctica común entre los grupos canadienses de extrema derecha que buscan limpiar su imagen pública y reclutar nuevos miembros.

Mack Lamoureux escribió recientemente sobre el intento fallido de Three Percent Alberta de abrir refugios para la recuperación de personas con adicciones en la revista Vice, y discutió con Brent Bambury, conductor del programa Day 6, de CBC.

The Three Percenters están armados y dices que son antimusulmanes. ¿Puedes describir su retórica y de qué hablan?

Mack Lamoureux: Están extremadamente armados. Se componen principalmente de gente de cuello azul, obreros,  en la provincia de Alberta, por lo que muchas de estas personas viven en ranchos o haciendas. Ellos sí tienen armas de fuego por cualquier razón.

Su retórica es extremadamente, extremadamente antimusulmana. Su líder, ya había dicho que el único buen musulmán era un musulmán muerto. Hablan de continuar con las purgas.

Me he encontrado y me he sentado con él por una historia anterior en la que me dijo que cree que esencialmente se está produciendo una invasión islámica a través de la inmigración.

Entonces, esta es una milicia extremista, racista y antimusulmana. ¿Cómo entran en el negocio de recuperación de adictos?

De alguna manera, se remonta a una larga tradición de estos grupos en la década de 1960 inspirados del KKK. En lo profundo de estos grupos, no se puede decir que no haya una filosofía de ayudar al hombre común. Es solo que tienen una visión muy particular y una descripción de quién es el hombre común: esencialmente canadienses blancos que defienden los valores tradicionales y rechazan la influencia de cualquier etnia, nacionalidad o cultura ajena a la suya

Beau Welling, presidente de Alberta Three Percenters, dijo que el grupo no es antiislamista, pero cree que el terrorismo doméstico es una amenaza para Canadá y no le gustan las tendencias extremistas de la religión. (Mario De Ciccio / CBC)

La gente de cuello azul de Alberta.

Y entonces entran en este tipo de filosofía de tratar de ayudar a su hombre común, ayudar a las personas que están deprimidas. Pero también hay una tradición muy bien establecida, de usar estas actividades caritativas para blanquear su imagen. Incluso se puede verlo actualmente dentro del grupo de extrema derecha Soldiers of Odin que están haciendo limpiezas de calles.

Entonces lavan su imagen; pero también, están trabajando con personas extremadamente vulnerables que están saliendo de la adicción. Esas personas están muy sensibles al tema de una supuesta invasión. Por lo tanto son muy susceptibles al reclutamiento.

¿Cuál fue el plan de Three Percenters para obtener una casa de recuperación? Específicamente, ¿qué estaban tratando de hacer?

Lo que intentaban hacer era tratar de conseguir 43 casas en Alberta. A través de estas casas, intentaban ejecutar programas de 60, 90 o 30 días.

Las casas de recuperación no son muy conocidas; es importante decir que no son centros de rehabilitación. Estos son solo lugares que sirven como refugio y asesoramiento para las personas que intentan volver a entrar en la sociedad después de superar su adicción o de no vencer su adicción.

Pero según los documentos que vio, ¿qué tan serio fue este esfuerzo?

Fue extremadamente serio. Obtuve un esquema de programación de tres páginas. Hablé con Beau Welling sobre los proyectos que estaba ofreciendo. Estaban ofreciendo entrenamiento de supervivencia para las personas que entraron allí.

Tenían todos los precios. Iban de $ 500 a $ 1,200 para registrarse durante 30 días o 90 días. Tenían consejeros que estaban reclutando. Este fue un intento muy, muy serio y por cualquier razón se cayó.

Esta fue, esencialmente, una herramienta de cambio de imagen.

– Mack Lamoureux

En una manifestación en Calgary, Three Percenters portaban “bastones de choque”, utilizados normalmente para aturdir al ganado. Dicen que les proporcionan seguridad. (Facebook)

Pero todavía estaban dirigidos a un segmento vulnerable de la población, entonces ¿hay regulaciones en torno a una casa de recuperación como las que estaban proponiendo?

Una de las cosas extrañas en Canadá es que las regulaciones son muy laxas al respecto. Lo hemos visto incluso en Columbia Británica que es uno de los epicentros de la crisis de los opiáceos. Ni siquiera tenemos el número exacto de personas que murieron por sobredosis de opiáceos en hogares de recuperación el año pasado.

Si te metes en el aspecto caritativo, vas a obtener más y más regulaciones allí. Pero si está ejecutando una empresa con fines de lucro, es completamente laxa.

Regresemos a esta idea de que las organizaciones de extrema derecha desarrollan estas estrategias para parecer que están haciendo algo por el bien público. ¿Qué tan efectiva ha sido esa estrategia en Canadá?

Definitivamente ha sido efectiva; aunque ya no lo es tanto.  Si echas un vistazo al 2016, 2017 cuando estos grupos estaban comenzando, obtendrías historias por todos lados, generalmente de un medio de comunicación local o diario, diciendo, ‘Los soldados de Odin están paleando nieve’, o La Meute trata de obtener juguetes para niños necesitados.

Ahora no está funcionando tanto, porque la gente está mucho más consciente. Pero durante mucho tiempo, esta fue una estrategia que le dio resultados a estos grupos.

¿Espera que Three Percent Alberta presente otra estrategia más allá de esta?

Por supuesto. Esto es parte integral del juego. Volverán a hacer cosas como esta y podrían hacerlo con un nombre diferente. Una gran cosa que se ve dentro de estos grupos es que se desarman y se renombran a sí mismos.

Esta fue, esencialmente, una herramienta de cambio de nombre. No la llamaron ‘El tres por ciento’, sino  ‘La casa de la libertad’.

CBC/National Post/VICE

La entrevista con Mack Lamoureux es de Brent Bambury.

Share
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Sociedad

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*

Un comentario sobre “Estrategia de una milicia de extrema derecha para reclutar miembros en Canadá
  1. Rodrigo Vega-Gamarra y Cuervo dice:

    Aparte de no ser nuevo, el punto de vista de la invasión islámica a través de la inmigración, es muy real. Tanto en Europa como en América, millones de personas cristianas de todos los niveles socio-culturales, políticos y militares, coinciden en ello.

    Cada líder islámico sabe exactamente que esta haciendo. Los occidentales, en su inmensa mayoría, desconocen los designios de los líderes islámicos. Incluso la militancia islámica suicida y terrorista, desconoce esos designios. Todos los estados musulmanes están implicados en ese plan cuyo fin es doblegar al Occidente Cristiano a través del terrorismo, por lo pronto.

    la tolerancia de los gobiernos liberales que no quieren malquistarse con nadie y cuya pusilanimidad los lleva pretender conciliar el bien con el mal,
    está fomentando la decadencia de Occidente Cristiano, débil desde adentro por la influencia de sucesivas olas migratorias disociadoras. Ya Quebec habla de defender sus valores y su lengua.

    De hecho, son los supremacistas blancos en el mundo entero los mas activos por estar llamados a defender la civilización que crearon sus antepasados. No van a ser precisamente los inmigrantes sin raíces en las Comunidades Nacionales Occidentales, los que van a defender países que a la larga no son los suyos.

    Al igual que el Tratado de Versalles generó el Nacionalsocialismo, el otorgamiento -por parte de gobiernos occidentales tolerantes- de privilegios a inmigrantes parasitarios, delictivos y disociadores, esta creando el fenómeno social de los grupos de autodefensa (erróneamente tildados de extrema derecha), en todas sus formas.

    Gobernar no es tolerar. Y si los gobernantes no defienden los valores fundamentales del país que gobiernan, corresponde a la ciudadanía de bien defender el orden y los valores.