Photo Credit: AFP / BRENDAN SMIALOWSKI

Programa PRISM : preocupación por el alcance del programa de vigilancia estadounidense

Escuche La semana pasada se conoció que Estados Unidos había desplegado un sistema de vigilancia conocido como “PRISM”, con el cual, utilizando la red de redes, el gobierno estadounidense  monitorea de manera indiscriminada los datos de empresas como Facebook, Yahoo, Microsoft y Google entre otras y de esta manera podría apoderarse de correos electrónicos, chats de video, fotos y mucho más.  Este programa de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA por sus siglas en inglés) ha generado indignación por su alcance sin límites.PRISM slide crop

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reaccionó a los comentarios y acusaciones por el uso del programa PRISM afirmando que el gobierno actuaba de manera responsable y que había controles para que ningún abuso sea cometido con la utilización de esa información.  Según Obama, el programa de espionaje está siendo supervisado por el Congreso de Estados Unidos.  Obama afirmó también que ninguna conversación telefónica estaba siendo investigada y que solo los metadatos, es decir las listas de llamadas, lugar de las llamadas, la hora y el tiempo de la llamada eran tomados en cuenta.  El mandatario aseguró que los correos y el historial de la actividad en línea de los ciudadanos y de los residentes estadounidenses  no estaban siendo controladas.  Según las autoridades de Estados Unidos, este tipo de investigaciones es indispensable por su fuerte compromiso con la seguridad nacional.  Obama dijo que “uno no puede tener un 100% de seguridad y un 100% de vida privada sin tener ciertos inconvenientes”.

Algunas fuentes gubernamentales afirmaron a la agencia Reuters que este programa de vigilancia en comunicaciones contribuyó a desarmar un complot terrorista en el metro de New York en el año 2009.

El diario británico “Guardian”, reveló  que el operador telefónico Verizon, que tiene 121 millones de abonados, entrega todos los días a la NSA cierta cantidad de información de todas las llamadas telefónicas del sistema, incluyendo las llamadas al y desde el exterior en virtud de una ordenanza judicial secreta del “Tribunal de vigilancia e inteligencia extranjera”.  “The Guardian “ y el “Washington post” volvieron a la carga al revelar elementos de un documento confidencial de la NSA que indica que desde el 2007 la agencia gubernamental tiene acceso directo a los servidores de internet de grandes empresas como Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, AOL, Skype, Youtube y Apple.  A partir de estos datos, se llegó a la conclusión de que la información recopilada va mucho más allá de los metadatos.  PRISM proporcionaría, según esta investigación, el contenido preciso de coreos electrónicos, archivos transferidos y conversaciones en línea.  Las empresas  negaron con vehemencia conocer el proyecto del sistema PRISM. Sin embargo, según el documento dado a conocer por los periódicos, las empresas ayudaron a la recolección de los datos pedidos por el gobierno.  Mark Zuckerberg, el líder de Facebook, dijo que nunca había escuchado del programa PRISM. Añadió que Facebook proporciona datos solicitados por los gobiernos, si es requerido por la ley.

Según los datos suministrados por los diarios, Microsoft fue la primera empresa vinculada al programa, en diciembre de 2007. Luego siguió Yahoo en 2008, Facebook, Google en 2009, YouTube en 2010, AOL y Skype en 2011 y Apple en 2012. Los documentos indican que el servicio de almacenamiento y envío de archivos Dropbox también envía información a la NSA.

iStockphoto

iStockphoto

La gran ausente entre las empresas informáticas es Twitter, que al parecer no estaría bajo vigilancia por parte del gobierno de los Estados Unidos. Por su naturaleza de mensajes con un limitado número de caracteres y en general públicos, Twitter no sería significativo al momento del análisis de la información que transporta. Otra de las razones por las cuales Twitter no está siendo espiada tiene que ver con que esta empresa ha defendido históricamente los derechos legales de privacidad de sus usuarios, dando batalla hasta en la corte para dejar en claro que los twitteros son los únicos dueños del contenido que publican.

Douglas Rushkoff, escritor, columnista de la revista Times y profesor de la universidad de Nueva York expresó que es realmente desalentador y desilusionante saber que el gobierno de Estados Unidos conoce cada cosa digital que hacernos o decimos.

Por ahora, al menos, sabemos que lo saben. Rushkoff añadió que “parece que lo que antes era solamente una sospecha –la de que Internet está hecho de una sustancia porosa que hace ventanas en las paredes– es nada menos que el estado de vigilancia en pleno despliegue, afilando sus herramientas y sacrificando nuevamente libertad en pos de la esquiva seguridad».

Categorías: Internacional, Internet y tecnología, Política, Sociedad
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.