El primer ministro canadiense Stephen Harper
Photo Credit: Jake Wright

La conveniencia de mantener cerrado el Parlamento canadiense

Share
Escuche

El anuncio hecho por el primer ministro de Canadá, el conservador Stephen Harper, de postergar por seis semanas más la reanudación de labores del Parlamento canadiense, lo que oficialmente se conoce como una prorrogación parlamentaria, ha causado una oleada de reacciones negativas, tanto de parte de la oposición oficial como de una parte de la ciudadanía.

Según el líder neodemócrata Tom Mulcair, con esta decisión el primer ministro Harper demuestra una vez más su falta de respeto a una institución democrática como es el Parlamento, ya que con esta postergación el gobierno rehuye la responsabilidad de dar respuestas sobre el escándalo de cobros indebidos en el Senado canadiense.

La prensa canadiense se hizo eco de esta decisión. El periódico de circulación nacional, The Globe and Mail, cuyo comité editorial apoyó la reelección de Harper, publicó un editorial este 21 de agosto con el título “Los caprichos de un prorrogador en serie”.

Según el Globe and  Mail, el anuncio del primer ministro Stephen Harper de prorrogar el actual período de sesiones del Parlamento y retrasar el regreso de la legislatura hasta mediados de octubre es una acción frustrante y desagradable.

Es verdad que Harper se ha acostumbrado a hacer uso de la prerrogativa real de prorrogar el Parlamento, pero las circunstancias actuales  no justifican semejante decisión,  que tiene el olor de la conveniencia política.

Repetimos lo que dijimos antes, dice el editorial del Globe and Mail: el Parlamento no debe permanecer cerrado por un simple capricho del primer ministro.

Esta será la tercera vez que el primer ministro Stephen Harper acudió a ver al Gobernador General a pedir el consentimiento real para poner fin a una sesión del Parlamento, lo cual lo convierte en una especie de prorrogador en serie.

En los tiempos modernos, ningún otro primer ministro canadiense ha recurrido a la prórroga con tanta frecuencia como el actual.

Harper utilizó este recurso por primera vez en 2008, cuando temía que la oposición se aprestaba a derrotar a su gobierno minoritario mediante una moción de confianza que habría llevado a unas elecciones federales.

Lo hizo de nuevo en 2009, cuando, a la cabeza de un gobierno todavía minoritario, quiso blindar a su gobierno de las preguntas de la oposición sobre la detención de afganos.

El argumento de Harper para prorrogar el parlamento por tercera vez es más sólido. Su gobierno mayoritario se encuentra a mitad de su mandato y quiere restablecer sus prioridades mediante un Discurso del trono.

En circunstancias normales, esta prorrogación no causaría preocupación, incluso habría sido de esperar. Sin embargo la reputación del primer ministro le precede.

Una vez más un escándalo potencialmente destructivo roe la credibilidad de su gobierno: los gastos indebidos en el Senado y el misterioso pago de 90.000 dólares hecho por Nigel Wright, ex jefe de gabinete de la Oficina del Primer Ministro, al senador Mike Duffy para que reembolse cobros indebidos.

Harper pudo haber dejado que el actual período de sesiones continúe hasta diciembre y luego prorrogar el Parlamento, lo que le habría permitido regresar en enero con una nueva agenda. Pero él optó por no esperar.

El resultado de esta postergación será el retraso de las labores parlamentarias por otras seis semanas.

Seis semanas en las que el Parlamento podría haber abordado temas como los escándalos del Senado, además de problemas de vital importancia para Canadá y los canadienses: el proyecto del oleoducto Keystone XL, el posible ingreso del gigante estadounidense Verizon al mercado de teléfonos móviles en Canadá, la recuperación económica, el tratado de libre comercio con Europa y la crisis en Egipto.

El anuncio de Harper de prorrogar las actividades parlamentarias significa el debilitamiento del Parlamento y del rol de los diputados. También significa un poder ejecutivo dominante.

Como hemos dicho, señala el editorial del Globe and Mail, los canadienses no eligen a un primer ministro, eligen a sus diputados para que formen un gobierno y luego le piden cuentas al primer ministro y a su gabinete.

El creciente uso de la prórroga parlamentaria por simple  conveniencia política es una inversión del flujo y del funcionamiento de las instituciones de poder en Canadá.

Share
Categorías: Sin categoría
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*