Marc Wabafiyebazu acusado por asesinato premeditado
Photo Credit: CP

El hijo de la cónsul canadiense en Miami acusado de homicidio premeditado

Marc Wabafiyebazu, de 15 años de edad, hijo de la cónsul canadiense en Miami, fue acusado de homicidio premeditado este miércoles, según informa el Miami Herald. Él será transferido a una prisión para adultos en espera de su proceso por asesinato. El joven está acusado de haber asesinado a un hombre durante una transacción de droga que terminó mal en Miami, a finales de marzo. Jean, su hermano de 19 años, también murió en este tiroteo.

Los hermanos  Wabafiyebazu se habían instalado recientemente en Florida para vivir con su madre, la diplomática canadiense Roxane Dubé. Ella acababa de ser nombrada cónsul general de Canadá, en Miami.

Los dos jóvenes tomaron el vehículo de su madre para ir a efectuar una transacción de droga. Un individuo de 19 años llamado Anthony Rodríguez llegó con una cantidad de marihuana de un valor inferior a 5000$ y las negociaciones comenzaron.

Marc Wabafiyebazu sostiene haber esperado en el auto mientras su hermano entraba en una residencia para concluir la venta. Un tiroteo que se produjo dentro de la casa llevó a la muerte de Jean Wabafiyebazu y de Joshua Wright.

Es en este momento que Marc Wabafiyebazu se precipitó hacia el lugar del tiroteo, tras escuchar los disparos, según los investigadores, quienes no revelan más detalles sobre lo sucedido.

En entrevista a la CBC, el abogado criminalista de Miami, David Edelstein, explica que si el fiscal está convencido de que el acusado participó activamente en los eventos que llevaron a las muertes, o que sabía lo que iba a ocurrir, esto sería suficiente para llevar al joven ante los tribunales.

El hecho de que no haya apretado el gatillo, si es el caso, “no cambia nada”, dice Edelstein.

Categorías: Internacional, Justicia, Sociedad
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.