Photo Credit: YouTube

Anonymous le declara la “guerra cibernética al Estado Islámico”

Share

Anonymous, la organización de activistas cibernéticos, por medio de un video publicado en Internet, declaró la guerra cibernética al grupo que se hace llamar Estado Islámico como una forma de venganza por los ataques ocurridos en la capital francesa el viernes 13 de noviembre del 2015.

Escuche Esta organización prometió lanzar un ataque informático sin precedentes contra el autoproclamado Estado Islámico. Según el video de aproximadamente dos minutos y medio difundido por la red social YouTube, Anonymous atacará al ISIS en la “operación más grande” jamás realizada contra el grupo extremista en la red de redes. Dicho video, termina con el audio de las primeras declaraciones de François Hollande, el presidente francés, un par de horas después de haberse perpetrado los atentados en París.  En un fragmento del video, el representante de esta organización de activistas cibernéticos asegura que “este grupo irá tras las alimañas asesinas de inocentes”. El interlocutor agrega que “Ya estábamos tras ustedes desde los ataques de Chalie Hebdo. Vamos a encontrarlos y no los dejaremos huir”.

Le collectif Anonymous regroupe des activistes qui s'expriment de façon anonyme sur le web.
© ICI Radio-Canada

Según el video, donde aparece uno de los portavoces con la máscara distintiva de la agrupación cibernética de Anonymoys, esta campaña contra los extremistas yihadistas había comenzado a partir del 7 de enero del 2015, cuando se registraron los ataques contra la revista satírica Charli Hebdo donde se registraron 12 víctimas fatales y un número similar de heridos. Para marzo del 2015, Anonymous hizo pública una lista con 9.200 cuentas de Twitter asociadas, según ellos, al Estado Islámico. Tras un informe realizado por Foreing Policy, en lo que va del 2015, entre otras tareas cumplidas por los activistas cibernéticos, se ha logrado desarmar más de 100 mil cuentas de Twitter, 149 páginas web y alrededor de 6.000 videos de propaganda relacionados con la agrupación terrorista.

Según se ha sabido hasta el momento, la gran parte de estos piratas informáticos, trabajan desde todos los rincones del planeta procedentes de ámbitos muy diversos. Algunos expertos indican que en realidad no existen muchos lazos en común entre estos hackers excepto la pasión por las computadoras y el objetivo común de atacar a los extremistas como parte de una campaña global llamada #OpISIS (operación Estado Islámico).  Sin embargo, y en detrimento de esta campaña anti terrorista, existe una división en el seno del grupo de hackers que participan en esta tarea. Y el problema tiene que ver con que uno de los objetivos primarios de Anonymous es defender el uso de internet sin restricciones, entonces ¿debería aplicarse este concepto a todo el mundo, inclusive a los miembros de organizaciones terroristas radicales? Según el informe de Foreign Policy, algunos de los autoproclamados miembros de Anonymous luchan por reconciliar las voces del colectivo, aunque sin dejar de lado las discusiones. Pero la lucha cibernética contra el grupo Estado Islámico sigue su curso.

Los extremistas de ISIS utilizan mayormente las redes sociales con dos objetivos bien precisos. Primero, lanzar propagandas que llegan a ser virales para reclutamiento de nuevos adeptos y segundo, para establecer comunicaciones entre diversos simpatizantes del grupo terrorista. Una de los canales más utilizados por el EI es Twitter que también se vio en la encrucijada de tener que acomodar sus políticas de libertad de expresión. Tomando el toro por las astas, la popular red social resolvió suspender y eliminar algunas cuentas directamente relacionadas con el EI y aumentó sus medidas de seguridad. Asimismo, los yihadistas lograron mantener su presencia en internet de una manera muy importante. Una cuenta símbolo de los terroristas fue cerrada numerosas veces y relanzada 122 veces logrando 10 mil nuevos seguidores en sólo 24horas. Pero tras el cierre reiterado de las cuentas en Twitter, los yihadistas resolvieron distribuir su propaganda en una nueva plataforma llamada Telegram, que según algunos expertos, es una de las más seguras hasta el momento.

Y para desmitificar el uso de las redes sociales sólo con el fin de reclutar gente mediante el uso de propaganda y la comunicación entre diferentes células, el Ministro de finanzas británico George Osborne anunció que los extremistas están tratando de desarrollar la capacidad de crear ciberataques mortales controlando el suministro eléctrico de la nación como así también, el control del tráfico aéreo y los hospitales. Osborne enfatizó que los yihadistas todavía no cuentan con la capacidad para lograr algo por el estilo y aseguró también que se sabe que ese es uno de los objetivos y que se está trabajando a conciencia para encontrar las medidas para evitar ese tipo de ataques.

Tanto Francia como el Reino Unido y diversos países en la mira de los terroristas ya anunciaron más inversiones para incrementar el control cibernético para evitar males mayores.

Fuentes: BBC, Agencias

column-banner-leo

Share
Categorías: Internacional, Internet y tecnología, Política, Salud, Sociedad
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*