Enrique Pena Nieto, Justin Trudeau et Barack Obama réunis à Ottawa pour le Sommet des leaders nord-américains

Enrique Pena Nieto, Justin Trudeau y Barack Obama reunidos en Ottawa en la Cumbre de los líderes de Norteamérica
Photo Credit: Reuters/Chris Wattie

Los temas evitados por los líderes de Norteamérica en Ottawa

He estudiado el proceso de integración en América del Norte durante varios años y sé que hay límites muy claros a la cooperación entre los tres países. Es una lástima sin embargo, que se usen todas estas imágenes de cooperación, de amistad, de interrelación que existe entre los tres países, y se desperdicie la oportunidad de hacer algo realmente significativo en favor de los canadiense, mexicanos y estadounidenses.

-Julián Castro-Rea, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Alberta

Escuche
Enrique Pena Nieto, Justin Trudeau y Barack Obama en Ottawa © Pablo Martinez Monsivais

El encuentro tan esperado tuvo lugar en Ottawa, donde el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau recibió al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y al presidente de México, Enrique Peña Nieto, con motivo de la cumbre de líderes de América del Norte.

Los tres países se han comprometido a aumentar hasta el 50% de su energía derivada de la energía limpia.

También se discutió sobre mantenimiento de la paz y de cómo los países harán frente a los retos de un mundo cada vez más turbulento.

Canadá, Estados Unidos y México acordaron además, promover la lucha contra la discriminación y la violencia basada en la identidad sexual.

Los intercambios comerciales

Para Julián Castro-Rea, las referencias a las cuestiones económicas por parte de los líderes  fueron más bien  retóricas. Respecto al TLCAN, dice Castro-Rea, hay voces críticas en los tres países que ven toda la retórica que se ha hecho alrededor de la liberalización comercial  y de inversiones sobre la que vive Norteamérica y que en realidad no ha tenido el impacto benéfico sobre el mexicano, canadiense o estadounidense común, como lo pretenden los gobiernos desde los años 90.

«El TLCAN no ha cumplido las promesas que ha hecho y por eso su popularidad ha bajado mucho».

Pero para Julián Castro-Rea, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Alberta, esta reunión sobre todo, fue una ocasión perdida de abordar temas de importancia capital para los tres países.

“Tengo  la impresión que los líderes se fueron por los temas fáciles, los temas que no son controvertidos, sobre los cuales hay un consenso importante en las tres sociedades por trabajar conjuntamente, por lo tanto evitaron los temas más controvertidos, creo que pueden quedar más divisiones en las sociedades de los tres países norteamericanos, pero que por otra parte serían más importantes de enfrentar en una reunión de esta naturaleza”.

Los temas evitados

Julián Castro Rea, profesor en la Universidad de Alberta © leonora Chapman

El primer tema: la migración.

La migración es un tema esencialmente norteamericano que tiene implicaciones para los tres países y un tema muy importante en las elecciones en Estados Unidos que aquí simplemente se ignoró. No se lo mencionó, excepto por la cuestión de la eliminación de las visas a los mexicanos que visitan Canadá.

El segundo tema: la situación de los derechos humanos en México.

México vive dese hace varios años una crisis de derechos humanos por la sistemática violación de los mismos, 100 000 asesinatos desde el 2006, 27 000 desaparecidos, empleo sistemático de la tortura, abuso contra las mujeres por las fuerzas del orden, etc. Nadie en la reunión le preguntó a Peña Nieto qué estaba pasando en México. Parece que no se dan cuenta o no quieren ni siquiera abordar el tema.

Tercero: el tráfico de drogas.

Y la responsabilidad que puede tener cada uno de los países norteamericanos: México en la introducción de esas drogas en los mercados de EEUU y Canadá. EEUU y Canadá en el consumo de esas drogas. EEUU en la provisión de las armas, la facilidad que tienen los traficantes de drogas  para comprar armas en el mercado estadounidense. Y, por supuesto, en Canadá y EEUU el lavado importante de dinero que se hace sobre los beneficios de este comercio.

El profesor de la Universidad de Alberta hace hincapié  en que existen temas mucho más cruciales, más estratégicos, más vitales incluso para la salud y la coexistencia en América del Norte, que simplemente están siendo ignorados.

Estos temas profundos, que solamente se podrían resolver con la cooperación trilateral entre los tres países, simplemente no se están discutiendo.

“No puedo decir si estos temas se han discutido o no en privado. El problema de las discusiones privadas es que no hay rendición de cuentas, no hay manera de saber si hay compromisos por parte del gobierno mexicano por ejemplo, para mejorar la situación de derechos humanos para evitar esos abusos. Para llevar ante la justicia a los que los perpetraron, porque simplemente no se hacen públicos”.

No son Tres Amigos

Este compromiso superficial con la situación en México hace chocante la expresión que se ha utilizado para describir esta cumbre, como la de Los Tres Amigos, porque esta expresión nos hace pensar que se trata de tres socios que están en el mismo nivel, que se interesan el uno por el otro, todo lo que va implícito en la idea de amistad. En realidad son representantes de tres países que están defendiendo sus intereses y que van solamente a negociar sobre el mínimo común denominador de esos intereses sin preocuparse por el resto.

Esto y más en la entrevista con Julián Castro-Rea, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Alberta.

Categorías: Economía, Inmigración y Refugiados, Medioambiente, Política, Sociedad
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.