Agentes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.

Agentes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.
Photo Credit: Canadian Press/file photo

La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá necesita una supervisión independiente

Share
Escuche

Esta semana la prensa en Canadá reaccionó al anuncio del ministro canadiense de Seguridad Pública, Ralph Goodale, sobre una serie de reformas al sistema de detención de inmigrantes en el país. En un editorial, el periódico Toronto Star destaca que lo que falta es el establecimiento de un órgano independiente que supervise el trabajo de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.

A primera vista, hay muchos aspectos positivos en el anuncio del ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale que invertirá 138 millones de dólares «para transformar el sistema de detención de inmigrantes en Canadá.»

 Ralph Goodale, ministro canadiense de Seguridad Pública.
Ralph Goodale, ministro canadiense de Seguridad Pública. © PC/Graham Hughes

Se trata de un sistema que necesita una reforma con urgencia. Bajo el gobierno de Harper, este sistema de detención preventiva pasó de ser un último recurso a un procedimiento de rutina para el manejo de los solicitantes de asilo rechazados, las personas sin documentos o aquellos a quienes se les revocaron los papeles. Como resultado, Ottawa acabó siendo severamente criticada por organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y la propia ONU.

En sus primeros nueve meses en el cargo, el ministro Goodale escuchó a sus críticos. Fue así que prometió invertir 122 millones de dólares para reemplazar los viejos centros de detención de inmigrantes en las provincias de Quebec y Columbia Británica. Otros 10.5 millones de dólares serán destinados a proporcionar y mejorar los servicios médicos y de salud mental para aquella personas encerradas en los centros de detención de inmigrantes. En el sistema actual, los detenidos a menudo deben ser transferidos a cárceles provinciales para poder obtener esos servicios.

Lo más prometedor es que unos 5 millones de dólares serán destinados a buscar «alternativas a la detención.» Esto podría significar el uso de garantías de cumplimiento, depósitos en efectivo y sistemas electrónicos de notificación, de modo que aquellos inmigrantes considerados como un riesgo de fuga no tendrán que ser encarcelados.

Estas medidas deben ser implementadas lo más pronto posible, dice el editorial del Toronto Star. La construcción de nuevos centros de detención tomará años y los detenidos no pueden esperar tanto tiempo para tener mejores condiciones tras las rejas.

Una omisión flagrante en todo esto es que no se mencionó la necesidad de crear un organismo independiente que supervise el trabajo de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá, que se encarga de la detención de los inmigrantes, y lo hace tras un velo de secreto.

Por ejemplo, en los últimos 16 años han muerto unas 15 personas que se encontraban bajo custodia de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá. Tres de esas muertes sucedieron este año. Y cuando esto ocurre, esta entidad adopta una actitud de bloquear toda información. A menudo se niega a revelar los nombres de los fallecidos. Tampoco revela su nacionalidad, ni informa si los familiares del muerto han sido notificados, o cuáles fueron las circunstancias del deceso. De hecho, a veces ni siquiera anuncia que una persona bajo su custodia ha muerto hasta que la noticia sale de otras fuentes. Es solo entonces que este organismo se ve obligado a confirmar el deceso.

Bajo esas medidas secretas, se podría argumentar que los inmigrantes detenidos pueden en realidad ser «desaparecidos» en Canadá.

Un agente de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá
Un agente de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá © CBSA

Un órgano de supervisión independiente también podría asegurarse en primer lugar que esta agencia rinda cuentas sobre el número de inmigrantes que tiene bajo su custodia.

La cifra es sorprendentemente alta. Por ejemplo, entre 2013 y 2014 fueron detenidos unos 10.088 inmigrantes. Casi una quinta parte de ellos eran solicitantes de refugio. Un tercio fue encerrado en cárceles provinciales de máxima seguridad, pese a que los detenidos no representaban ningún peligro para la sociedad. Y todo esto porque no había espacio en los centros de detención de inmigrantes.

Después de años en los que el gobierno de Harper ignoró la difícil situación de los inmigrantes no deseados por Canadá, el ministro Goodale debe ser felicitado por los pasos que ha tomado. Pero él tiene que presionar con más fuerza para encontrar soluciones a corto plazo, mientras se construyen las nuevas instalaciones de detención.

El ministro canadiense de Seguridad Pública tiene que tomar las medidas necesarias para asegurarse que las acciones de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá sean supervisadas por una entidad independiente. Y esta es una necesidad urgente, dice finalmente el editorial del periódico canadiense Toronto Star.

Manifestación en Canadá pidiendo el fin de las detenciones indefinidas de inmigrantes que no han sido ni procesados ni condenados.
Manifestación en Canadá pidiendo el fin de las detenciones indefinidas de inmigrantes que no han sido ni procesados ni condenados. © End Immigration Detention Network
Share
Categorías: Inmigración y Refugiados, Justicia, Política
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*