Houshing Arakelian, Lora Dononian y Ana Arakelian son refugiadas de Siria que juegan para el equipo de baloncesto femenino de la Escuela Secundaria Georges Vanier.
Photo Credit: (Stephanie Matteis / CBC)

El modelo integrador del deporte con 3 jóvenes refugiadas en Canadá

Share

El entrenador canadiense dice que el equipo en Toronto es «aún más fuerte» con la adición de las 3 refugiadas adolescentes

La persecución, la violencia y la huida hacia otro país son experiencias comunes a todos los refugiados. Los niños, en particular, son las víctimas más vulnerables de los desplazamientos, y a menudo los más desatendidos. Para los niños refugiados los deportes pueden desempeñar un papel especialmente importante y de curación, ayudando a tratar la salud, así como las necesidades sociales y de desarrollo.

No es de extrañar entonces conocer historias como las de tres adolescentes refugiadas sirias que llegaron este año a Canadá y que encontraron a través del baloncesto una manera de sentirse en su casa.

Escuche

Pelota de fútbol hecha de bolsas de plástico y cuerdas en el campo de Sanischare. © ACNUR

Son tres adolescentes sonrientes que utilizan su lengua materna, el armenio,  como un código secreto, cuando están en la cancha.

Esto les conviene realmente a Lora Donoian, 18, y las gemelas Houshig y Anna Arakelian, 17, ya que las tres refugiadas del conflicto sangriento en Siria planifican sus jugadas en el equipo de baloncesto de niñas en la escuela secundaria Georges Vanier, en Toronto, hablando en armenio para que no les adivinen por donde irá la pelota.

El destino es a veces extraño.  Cuando Lara Donoian llegó a la escuela en febrero reconoció a las gemelas con las cuales jugaba en su infancia en Alepo.

«Al principio, cuando llegué a la escuela me sentí sola, no conocía a nadie. Estaba sentada sola en el almuerzo. Por eso, cuando las vi me sentí muy feliz», dijo Donoian.

Ella no las había visto desde el año 2012. Fue cuando el conflicto en Siria impidió que la familia Donoian, de vacaciones en Armenia, regresara a su casa.  Ella solicitó el refugio ahí y nunca regresó a Siria.

«Dejamos a nuestros amigos, nuestra casa. Nos falta nuestro país. Pero también estamos contentos porque Canadá es un lugar seguro y tenemos la oportunidad de continuar nuestra vida y crear nuestro futuro y lograr nuestros sueños y esperanzas, » dice ella a CBC.

Las tres chicas encontraron algo de consuelo en la cancha después de una conversación con un consejero en la escuela.

Ellas le dijeron al consejero que solían tirar al aro en su país y que les gustaba el juego. Como resultado, las tres se matricularon en el curso de baloncesto del profesor de educación física Mike Milligan.

«Ellas estaban determinadas a jugar sólo al baloncesto», dijo el profesor.

Sin saberlo iban a iniciarse en una clase de 25, donde las tres serían las únicas chicas.

El entrenador Mike Milligan discute jugadas con Jessica Mooc, izquierda, y Anna Arakelian. © (Stephanie Matteis)

Milligan las describió al inicio como tímidas y «algunos de los chicos no querían pasarles la pelota.» Entonces modificó el plan de estudios ligeramente para compensar la gran diferencia de altura. Por ejemplo, a los varones no se les permitió saltar para bloquear los tiros de las chicas.

«Creamos pequeñas reglas para que se sintieran cómodas,  para que se integren pero luego no hubo necesidad de esas nuevas reglas porque fueron capaces de jugar con los varones,  hacer pases y contribuir igual que cualquier otro jugador «, dijo Milligan.

El lenguaje internacional de baloncesto

En un inglés todavía un poco lento, Anna Arakelian cuenta que su maestro las conectó con los otros jugadores de inmediato.

«El Sr. Milligan, lo quiero tanto! Desde el primer día sabía que no hablamos inglés. Él nos entiende. Es muy amable.»

Anna Arakelian juega en el equipo de la secundaria Georges Vanier. © (Stephanie Matteis)

La escuela es muy multicultural así que no fue difícil para Milligan enseñar a las estudiantes.

«Nos gusta favorecer estos cursos de actividad y es fácil avanzar sin tener solamente que estudiar una gran cantidad de material curricular basado en el lenguaje», dijo.

«El idioma internacional del baloncesto brilla en ellas.»

A medida que sus habilidades y confianza crecieron Milligan animó a las adolescentes a probar en el equipo de baloncesto de la escuela que él entrenó en el otoño pasado.

«Con la incorporación de estas tres chicas somos incluso más fuertes que lo que estábamos el año pasado», dijo, anticipando que el actual equipo irá a la final.

Lara Donoian está de acuerdo en que el equipo les ayudó a tener nuevos amigos, más allá de otros estudiantes de habla armenia que también habían venido de Siria.

«Ahora tengo amigos canadienses también. Son muy agradable y me encantan todos ellos,» dijo ella.

Sin duda alguna, la larga tradición de Canadá en la acogida de refugiados se confirmó una vez más con la llegada de 30 000 refugiados sirios hace menos de un año. . 

RCI con información de Stephanie Matteis/ CBC

Share
Categorías: Inmigración y Refugiados, Sociedad
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*