Los incendios siguen avanzando en el norte del estado. REUTERS/Fred Greaves.

No logran contener incendios en California

Nuevos focos de incendio aparecieron en las últimas horas en el norte de California, en la costa oeste de Estados Unidos, amenazando a más viviendas y ampliando la destrucción y desolación que el siniestro ha producido en la región.

Las autoridades estadounidenses confirmaron una cifra provisoria de 8 muertos, miles de evacuados y numerosas viviendas calcinadas.

Al norte de San Francisco, las llamas amenazan a los pobladores de una zona rural de varias hectáreas de extensión.

Las evacuaciones intentan prevenir que haya nuevas víctimas. REUTERS/Fred Greaves.

Las autoridades ordenaron la evacuación de cerca de 60 moradas, al tiempo que las flamas avanzan impulsadas por fuertes vientos y son alimentadas por la vegetación ceca en el lugar.

En una zona conocida como Bosque Nacional Mendocino, el alguacil local, Matthew Kendall, reconoció que el siniestro amenaza numerosas estructuras.

La localidad se encuentra a poca distancia de un sitio donde el fuego arrasó un área de más de 400 hectáreas, equivalente a 3 veces la superficie de la ciudad de San Francisco, con la destrucción de 7 viviendas y poniendo en riesgo otras 1.200.

Hacia el este, otro foco de incendio se desató el martes por la noche, en tierras destinadas a la cría de ganado, en proximidades de Yuba City, quemando más de 4 kilómetros cuadrados en pocas horas.

Los bomberos no han logrado contener el siniestro. REUTERS/Fred Greaves.

Se trata de una zona poblada por rancheros, con numerosos graneros y otros edificios, y hasta el momento no se han ordenado evacuaciones.

El fuego en el lugar comenzó sin previo aviso y se propagó a gran velocidad a través de los bosques y arbustos que quedaron rápidamente chamuscados.

Las autoridades también pusieron en alerta a los visitantes que en esta época llegan en gran cantidad los parques nacionales de la región, ante la posibilidad de que las llamas sigan avanzando y afecten a zonas con presencia de turistas.

Los incendios forestales son habituales durante el verano en vastas zonas de Estados Unidos, incluyendo la costa oeste.

En esta ocasión, la voracidad de las llamas ha destruido hasta el momento no menos de 40.000 hectáreas, obligando a la evacuación de al menos 15.000 personas y con un saldo provisorio de 8 muertos.

Categorías: Internacional, Medioambiente
Etiquetas: , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.