El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo que defenderá el sistema de gestión de la oferta que protege a los productores de lácteos en el país. (Justin Tang / prensa canadiense)

Más del 70 % de los canadienses apoya el sistema de gestión de la oferta

Share
Escuche

En una reciente visita a la provincia de Quebec, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, fue interrogado sobre si otorgaría un mayor acceso a los productores estadounidenses de productos lácteos al mercado canadiense. Su respuesta fue negativa.

“Mi posición en la defensa del sistema de gestión de la oferta no ha cambiado. Vamos a defenderlo”, dijo el primer ministro Trudeau.

Sin embargo, estas declaraciones fueron recibidas con escepticismo por los granjeros canadienses. Ya la escucharon antes, y también fue abandonada en otras ocasiones. Ahora ellos han hecho saber que si el gobierno canadiense abandona este sistema para someterse a las exigencias de Estados Unidos, habrá consecuencias políticas para los liberales.

El sistema de gestión de la oferta tiene como objetivo garantizar un ingreso estable, previsible para los productores lácteos, de huevos y de carnes de ave, mediante la regulación tanto de la producción como de la comercialización de estos productos. Esto mediante un sistema de cuotas, que a fin de cuentas, hacen que el gobierno de Canadá no tenga que subsidiar directamente a estos productores, como es el caso en Estados Unidos.

El presidente de EE. UU Donald Trump, a la izquierda, es recibido por el primer ministro canadiense Justin Trudeau durante la cumbre del G7 en La Malbaie, Quebec el 8 de junio. (Photo by Leon Neal/Getty Images)

El futuro de este sistema de gestión de la oferta en la industria láctea, la producción de huevos y de carnes de aves está en peligro debido a las exigencias del presidente estadounidense Donald Trump, que considera que este sistema castiga a los productores estadounidenses al impedirles el acceso al mercado canadiense. Esto en un contexto de elecciones en Quebec, que es la segunda provincia más populosa de Canadá.

“Siento que hay una enorme nube de preocupación sobre mi cabeza”, dice Yan Rioux, un productor lechero en Quebec, quien está al tanto de la amenaza del presidente estadounidense Donald Trump, que dijo que el sistema de gestión de la oferta, que protege a la industria láctea canadiense, tiene que desaparecer.

“Toda noticia que pueda afectar nuestros ingresos, o desestabilizar nuestra producción es siempre una gran preocupación”, dice el lechero Yan Rioux, quien como muchos otros granjeros, ha escuchado la promesa del gobierno canadiense de que el sistema de cuotas de producción no hace parte de las negociaciones con Estados Unidos.

Sin embargo, él ya escuchó esas promesas en el contexto de las negociaciones del tratado comercial con la Unión Europea, así como en las negociaciones del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. En ambos casos, el gobierno canadiense acabó haciendo concesiones, abriendo el mercado canadiense a ciertos productos lácteos producidos por otros países.

“El señor Trump se la pasa señalando con el dedo a la industria láctea canadiense”, dice el granjero Peter Strebeld, portavoz de la organización que reúne a los productores de lácteos en Quebec. Él señala que si el Primer Ministro de Canadá pone el sistema de regulación de la oferta en la mesa de negociaciones a fin de lograr un nuevo TLCAN, los liberales federales pagarán un precio muy alto.

“El sector lechero no olvidará por lo menos durante mi generación que Trudeau no supo guardar una promesa. Y no soy el único que piensa de esta manera. Es todo el sector, todos los proveedores que piensan así”, decía Peter Strebeld, portavoz los productores de lácteos en Quebec.

Un granjero canadiense camina con su vaca lechera Ninja durante una protesta frente al Parlamento canadiense en Ottawa. (Justin Tang / Prensa Canadiense)

La fuerza de este sector en el panorama político canadiense no es menor. Por otro lado, en una encuesta más del 70 por ciento de los canadienses declaró que apoya el sistema de gestión de la oferta.

Otro resultado de esa encuesta muestra que una gran mayoría de los canadienses considera que Canadá debe defender su industria de productos lácteos, huevos y carnes de ave en las actuales negociaciones de un renovado TLCAN.

Los productores canadienses de lácteos también destacan que Estados Unidos subvenciona a sus granjeros pagándoles anualmente billones de dólares.

Algunos economistas dicen que para Canadá ese sistema sería mejor que el de la gestión de la oferta, que es percibido como enemigo del libre comercio.

Otras voces advierten que ese cambio se debe llevar a cabo gradualmente. Sin embargo, lo que complica mucho más el panorama no es solo el afán de Trump de posicionarse favorablemente rumbo a las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos.

También están las elecciones provinciales en Quebec. Esto significa que uno de los bastiones en la defensa del sistema de gestión de la oferta en Canadá no aceptará ninguna concesión en la materia hasta después de las elecciones en octubre próximo. Y esto sin que importe en absoluto lo que Donald Trump pueda decir o no contra este sistema canadiense de protección de sus productores lecheros.

Fuentes: CBC/RCI

Share
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Economía, Internacional

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*