Los datos muestran el crecimiento constante en el número de bebés nacidos en hospitales de mujeres extranjeras. Foto: CBC

Tendencia al alza de ciudadanía por derecho de nacimiento en Canadá

Share

Con una nueva investigación que demuestra que en Canadá nacen más bebés de residentes extranjeros que lo señalado Estadísticas Canadá, el gobierno federal está estudiando el tema del «turismo de nacimiento» con la esperanza de comprender mejor cuántas mujeres viajan a Canadá para tener bebés que nacen como ciudadanos canadienses.

El investigador Andrew Griffith, del Instituto Canadiense de Información de Salud (CIHI), que obtuvo información de la facturación directamente de los hospitales, descubrió que más de 3,200 bebés nacieron de mujeres que no eran residentes de Canadá en 2016, en comparación con los 313 bebés registrados por Estadísticas Canadá.

El hallazgo sugiere no solo que los números son más altos de lo que se informó anteriormente, sino que es una tendencia en crecimiento, dice Griffith.

«Los datos muestran el crecimiento constante en el número de bebés nacidos en hospitales de mujeres extranjeras, en números absolutos y en porcentaje, para todas las provincias, excepto Quebec», escribió Griffith en un artículo en Policy Options, publicado por El Instituto de Investigación en Políticas Públicas. «Estos nacimientos representan un poco más del uno por ciento de todos los nacidos vivos en el Canadá anglófono».

Ottawa is studying so-called ‘birth tourism’ in the hope of better understanding how many women travel to Canada to have babies so they can be born Canadian citizens. (Sean Kilpatrick/Canadian Press)

El ministro de inmigración, Ahmed Hussen, respondió que su departamento ha encargado una investigación para obtener una mejor imagen del alcance del problema en Canadá.

«Si bien estas estadísticas indican que esta no es una práctica generalizada, el gobierno de Canadá reconoce la necesidad de comprender mejor el alcance de esta práctica, así como sus impactos», dijo Hussen en su respuesta, presentada en el Parlamento.

El departamento ha encargado a CIHI realizar esta investigación.

Un tema polarizador

El tema del llamado turismo de nacimiento se ha polarizado en Canadá, con los liberales que defienden la ley actual que otorga la ciudadanía automática a cualquier persona nacida en territorio canadiense, excepto los hijos de diplomáticos extranjeros.

Los miembros del partido conservador aprobaron una resolución política durante su convención bienal de este verano pidiendo al gobierno que termine la ciudadanía por derecho de nacimiento «a menos que uno de los padres del niño nacido en Canadá sea ciudadano canadiense o residente permanente de Canadá».

El líder Andrew Scheer dijo en ese momento que uno de los objetivos sería terminar con la práctica de las mujeres que vienen a Canadá simplemente para dar a luz a un niño que automáticamente tendrá la ciudadanía canadiense.

Otros países han terminado o modificado sus leyes de ciudadanía por nacimiento, incluyendo el Reino Unido, Australia, Irlanda, Nueva Zelanda, India, República Dominicana, Tailandia y Portugal. Recientemente, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado con poner fin a la ciudadanía por derecho de nacimiento en los Estados Unidos, aunque los críticos han argumentado que tal cambio podría violar la constitución de ese país.

En una respuesta presentada al Parlamento, el ministro de Inmigración, Ahmed Hussen, dijo que si bien los nuevos datos no indican que el turismo de nacimiento sea una práctica generalizada, el gobierno «reconoce la necesidad de comprender mejor el alcance de esta práctica y sus impactos». (Justin Tang / Canadian Press)

Cambiar la ley tendrá un costo elevado en Canadá

Canadá sí exploró cambiar la política de derecho de nacimiento de Canadá bajo el gobierno conservador de Stephen Harper. Este trabajo finalmente encontró que cualquier cambio en la ley tendría impactos significativos, según un alto funcionario del gobierno que habló con The Canadian Press.

Muchos canadienses, un 40 por ciento o más, no tienen pasaportes y usan certificados de nacimiento para demostrar su ciudadanía. Un cambio en las reglas de nacimiento-ciudadanía significaría que necesitarían nuevas formas de identificación para probar su ciudadanía y obtener servicios gubernamentales.

Una estimación de 2013 fijó el costo de cambiar las reglas entre $ 20 a $ 30 millones, más $ 7 millones en costos adicionales para el gobierno federal cada año, dijo el funcionario principal. Señaló además que esto no incluía los costos para las provincias y territorios, que serían aún más altos porque son responsables de más documentos personales que el gobierno federal.

Los conservadores no cambiaron la política. Tampoco los liberales, dijo Mathieu Genest, un portavoz de Hussen.

«El principio del nacimiento en el suelo ha sido consagrado en nuestra legislación desde que la ciudadanía canadiense nació en 1947. Los conservadores de Harper planificaron un cambio a este principio, pero lo abandonaron después de escuchar el consejo de expertos», dijo Genest.

Pero el Departamento de Inmigración todavía quiere una mejor comprensión de lo que está pasando.

Discrepancias de datos

Griffith dijo que decidió profundizar el tema de la prevalencia del turismo de nacimiento en Canadá, luego de observar que la cantidad de nacimientos de no residentes reportados por el Hospital Richmond en Columbia Británica era desproporcionada en relación al resto del país, según lo calculado por Estadísticas Canadá.

Los datos que recopiló para el CIHI mostraban la cantidad de madres que pagaron de su bolsillo las facturas de sus hospitales, que eran al menos cinco veces más altas. Reconoció que esto incluiría a los expatriados canadienses y a los estudiantes extranjeros cuyos gastos hospitalarios no estuvieran cubiertos por la asistencia médica canadiense.

Por ejemplo, dijo que algunas mujeres con estatus de visitante viven con sus cónyuges mientras solicitan el apadrinamiento conyugal, y algunas refugiadas llegan embarazadas o quedan embarazadas mientras esperan que se procesen sus solicitudes.

«Podría parecer extremadamente punitivo, incluso misógino, decir que ninguna mujer debería poder quedar embarazada si no es residente permanente o ciudadano de Canadá», dijo Campbell.

Vancouver Coastal Health, la autoridad que supervisa el Hospital Richmond, dijo el jueves que los contribuyentes no pagan por los nacimientos de los no residentes. La agencia proporcionó sus propias estadísticas, que diferían ligeramente de los hallazgos de Griffith, pero que tampoco estaban de acuerdo con el número de nacimientos de no residentes en Canadá reportados por Estadísticas Canadá.

El abogado de inmigración de Ontario, Gordon Scott Campbell, dijo que ha tenido varios clientes en los últimos años que han dado a luz en Canadá mientras se encontraba en medio de procesos legítimos de refugiados o inmigración.

Share
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Economía, Inmigración y Refugiados, Política

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*