Ilustración de Alexandre Bissonnette ante el juez François Huot, el 26 de marzo 2018. (Foto:Radio-Canada / Francis Desharnais)

¿Es posible la rehabilitación del culpable de la masacre de la Gran Mezquita de Quebec?

Share

El viernes 8 de febrero pasado, el juez François Huot leyó la sentencia de Alexandre Bissonnette, responsable de la masacre de la Gran Mezquita de Quebec el 29 de enero de 2017, que dejó un saldo de 6 muertos y varios heridos.  El juez Huot condenó al responsable del atentado a cadena perpetua sin posibilidad de liberación condicional antes de 40 años.

ESCUCHE EL REPORTAJE

La peor pena que se haya pronunciado contra un acusado en la provincia de Quebec desde la abolición de la pena de muerte en Canadá el 14 de julio de 1976 por el entonces Primer ministro canadiense Pierre Elliot Trudeau.  Recordemos que los abogados de la Fiscalía pedían una condena ejemplar de 150 años de cárcel para el acusado pero al parecer del juez François Huot juzgó esta petición era “irrazonable”.

En una carta abierta a los medios, Manon Marchand y Raymond Bissonnette, padres de Alexandre Bissonnette, afirman que esa pena es muy severa. “Lamentamos constatar que en vez de adoptar una posición más atenuada, la Fiscalía exigió el máximo de penas consecutivas totalizando 150 años. Nos parece que esta posición alienta un deseo de venganza, además de apagar cualquier esperanza exigiendo una pena que va más allá de la esperanza de vida de una persona, esquivando así la abolición de la pena de muerte”, dicen los padres de Bissonnette.

Manon Marchand y Raymond Bissonnette, padres de Alexandre Bissonnette. (Foto: Radio-Canada/Alice Chiche)

La familia de las víctimas y los miembros del Centro Cultural Islámico de Quebec (La Gran Mezquita) por su parte, expresaron su decepción al escuchar la sentencia.

Una de las razones por la cual el juez Huot fijó la sentencia a 40 años es para permitir que Alexandre Bissonnette, que tiene en la actualidad 29 años, se pueda rehabilitar. Pero la pregunta que nos podemos hacer es: ¿Se puede realmente rehabilitar Bissonnette?

A ese respecto, la Dra. Cécile Rousseau, Directora del equipo de Psiquiatría Transcultural del Hospital de Montreal para Niños, dice que a su juicio hay aspectos cosas positivos, como su edad que podrían permitir creer que la rehabilitación sí es posible. Y que nuestra capacidad de poder cambiar la historia está llena de grandes asesinos que después de sus penas lograron convertirse en personas amables y productivas.

LA REHABILITACIÓN NO ES IMPOSIBLE

No es imposible. La juventud lo ayuda porque nuestro cerebro evoluciona mucho. Es un joven que está bien rodeado, que tiene una familia, que tiene un hermano gemelo y eso es importante. Es también un joven que vivió traumatismos. La intimidación en particular. Y esas son cosas sobre las que podemos pasar y de las que nos podemos curar.

Pero también hay aspectos negativos, dice la especialista. Y nos podemos preguntar también, y esto es válido para todas las personas encarceladas, ¿Es la cárcel un medio de “crecimiento personal? Quizá sí. Quizá no. Es posible que en ese medio sea víctima de otras agresiones que van a contribuir a aumentar su rabia.

Dra. Cecile Rousseau pedopsiquiatra y Directora del equipo de Psiquiatría Transcultural del Hospital de Montreal para Niños. (THE CANADIAN PRESS/Paul Chiasson)

La Dra. Rousseau dice que es importante para nosotros pensar que es posible creer en la “humanidad” de Bissonnette, porque nos guarda a distancia de caer en la retórica de “los monstruos”. Según ella, el fallo del juez lo que dice es que podemos creer en el humano. Que Bissonnette no es un monstruo, sino un humano. Un humano asesino. Un humano criminal, pero un humano igual.

HAY QUE CREER EN SU HUMANIDAD

No se trata para nada de decir que es un “buena persona” y que es alguien en el que podemos tener confianza. Yo no lo conozco, pero el proceso demostró bien eso. Pero se puede decir que queda en los humanos que cometen gestos extremos, una capacidad de rebote, una capacidad de metamorfosis. De hecho, ese es el humano. Tenemos a personas muy buenas, muy rectas, muy morales, y existen casos históricos, que se han convertido en grandes criminales. Entonces, lo contrario también es posible.

Aymen Derbali, quedó en silla de ruedas después del atentado. (THE CANADIAN PRESS/Jacques Boissinot)

Se trata entonces, según la pedopsiquiatra, de creer en esa capacidad, esa plasticidad del humano.  El humano puede rebotar y el hecho de creer así hace  de nosotros mejores humanos. Ella le desea a Alexandre Bissonnette de convertirse en un mejor humano, pero es importante para nosotros como sociedad de decirnos que somos capaces de pensar que un joven de 29 años puede enmendarse, puede querer reparar un daño y que puede hacer de esos 40 años en la cárcel algo mejor.  Cabe señalar aquí que la sentencia es cadena perpetua.  Si sale después de los 40 años y después de haber estado encerrado y rodeado durante esos 40 años por personas que no son niños de pecho, entonces ¿En qué estado de salud mental se puede salir de ahí?

La Dra. Cécile Rousseau dice que eso es algo que le pertenece a Alexandre Bissonnette. Durante 40 años puede alimentar su resentimiento y salir de allí henchido de amargura y de odio. Eso es posible.

SE PUEDE CAMBIAR

Pero también podemos invertir en nuestra mente. Uno se puede educar. Podemos aprender, como los hacían los monjes y como los ermitaños antes. Podemos crear, convertirnos en artistas. Como podemos ver, se abre todo un mundo posible que puede ir para mal o para bien. Y aquí, la persona debe tomar una decisión, pero también las personas que lo acompañarán.

Alexandre Bissonnette. (THE CANADIAN PRESS/Jacques Boissinot)

Sabemos que las familias de las 6 personas que perdieron la vida bajo las balas de Alexandre Bissonnette querían una sentencia de 150 años. ¿Pero es que acaso una sentencia como esa, los puede verdaderamente ayudar en su proceso de duelo?

La Dra. Rousseau dice que si ella hubiera estado del lado de las víctimas, ella hubieras deseado también 150 años. Y según ella, lo particular de esa sentencia es que a ella no le hubiera gustado para nada estar en el lugar del juez, quien hizo un trabajo excepcional.

Para los familiares de las víctimas ella hubiera deseado 150 años, porque es terrible e irreparable perder a nuestros seres amados de esa forma.  Para los padres de Bissonnette ella hubiera deseado 25 años, al mismo tiempo que se decía que era imposible en términos de dolor para las víctimas, pero hubiera querido decir que es joven y que todos podemos cometer errores y se le puede dar un chance.

Pero finalmente ella piensa que el juez François Huot tomó una decisión extremadamente delicada entre los dos, a sabiendas que nadie estaría contento. Ni Bissonnette y su familia, ni la familia de las víctimas, pero lo hizo tratando de estar en contacto con los valores que nuestra sociedad quiere encarnar y eso no es forzosamente evidente, concluye la Dra. Cécile Rousseau, pedopsiquiatra y Directora del equipo de Psiquiatría Transcultural del Hospital de Montreal para Niños.

Alain Gravel entrevistó a la Dra. Cécile Rousseau
RCI/La Presse Canadienne/Internet

Share
Categorías: Inmigración y Refugiados, Justicia, Sociedad
Etiquetas: , , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*