Foto: iStock.

La marihuana puede favorecer la depresión y las tendencias suicidas

Share
Escuche

Los jóvenes adultos que fueron consumidores habituales de cannabis durante la adolescencia parecen más propensos a padecer depresión o a presentar tendencias suicidas, sostiene una investigación internacional en la que participaron científicos canadienses.

Según los investigadores, el consumo de marihuana durante la etapa de la adolescencia podría ser un desencadenante de problemas de salud mental, incluso en la primera etapa de la adultez.

La adicción a esa sustancia puede propiciar padecimientos como la depresión y la presencia de ideas suicidas, aun en aquellas personas que no presentaban síntomas en ese sentido antes de convertirse en consumidores.

El estudio, del que participó el equipo de la doctora Gabriella Gobbi, de la Unidad de Psiquiatría Neurobiológica de la Universidad McGill, de Montreal, analizó los riesgos de depresión, ansiedad, pensamientos suicidas y tentativas de suicidio derivados del uso de marihuana, tanto para el caso de quienes la consumen a diario, como para aquellos que lo hacen ocasionalmente.

En la adolescencia, el cerebro se encuentra en pleno desarrollo y es más sensible a las agresiones. Foto: iStock.

Cuanto antes, peor

La investigación abarcó a personas de ambos sexos entre los 18 y los 32 años de edad, que habían consumido cannabis con mayor o menor regularidad antes de cumplir 18 años.

Según la doctora Gobbi, citada por la agencia The Canadian Press, “constatamos que el riesgo de depresión y de conducta suicida es más elevado para los consumidores de cannabis durante la adolescencia que para quienes no lo consumen”.

El estudio sugiere que, para el caso de las personas entre 18 y 30 años, el 7 por ciento de los diagnósticos de depresión es imputable al consumo de la marihuana, abarcando a 25.000 jóvenes canadienses.

El rol del uso de esa sustancia en lo referente a las tendencias suicidas sería aún más importante.

“Es una asociación que surge a partir de la estadística. No podemos concluir que se trate de la causa”, aclaró Gobbi, que sin embargo dijo que los estudios llevados a cabo sobre animales, donde es más fácil controlar todos los factores, permitieron observar un vínculo entre el uso de cannabis durante la adolescencia y los efectos sobre el cerebro más tarde.

En octubre de 2018, Canadá despenalizó el consumo recreativo de la marihuana. REUTERS/Christinne Muschi.

Contexto

Tras un extenso análisis, que incluyó 11 estudios sobre un total de 23.317 individuos, los responsables de la investigación sostienen que la prevalencia de adolescentes que consumen cannabis, genera un número elevado de jóvenes que podrían desarrollar depresión o inclinación al suicidio, debido a los efectos de esa sustancia en el organismo.

Según el documento, difundido por el periódico “Jama Psychiatry”, “se trata de un problema importante de salud pública, que debería ser abordado por políticas sanitarias adecuadas”.

El cannabis es la sustancia alucinógena más utilizada en el mundo, con 3,8 por ciento de la población mundial habiéndola consumido en el último año.

Estados Unidos, Canadá, Australia, Inglaterra y países de la Unión Europea se sitúan entre los de mayor consumo entre los adolescentes y los jóvenes adultos.

Dar a los jóvenes las herramientas para saber resistir las presiones del entorno. REUTERS/Carlos Osorio.

Este estudio es consistente con la mayor parte de la literatura en materia de investigación en imagen cerebral, que demuestra la influencia negativa del cannabis en la plasticidad de ese órgano durante el desarrollo.

El cerebro permanece en estado de desarrollo, guiado por la experiencia, desde el período prenatal, a través de la infancia y adolescencia y  aproximadamente hasta los 21 años de edad.

Durante todo ese tiempo, el cerebro es más vulnerable a los efectos adversos a largo plazo resultantes de agresiones ambientales o externas, como la exposición al tetrahidrocannabinol, el principal constituyente psicoactivo del cannabis.

Una revisión efectuada recientemente sobre más de 30 resonancias magnéticas, realizadas a consumidores tempranos de marihuana, mostraron el surgimiento de alteraciones neuro-anatómicas que son más pronunciadas en personas que consumen altas dosis y a edad más temprana.

Esas alteraciones se traducen, entre otros efectos, en un decrecimiento del volumen del hipocampo, la amígdala y el córtex prefrontal.

La investigación advierte sobre los daños que la marihuana produce sobre un cerebro joven. Foto: iStock.

Conclusiones

Las personas que consumieron marihuana durante la adolescencia pueden ser más propensas a desarrollar depresión y tendencias suicidas en su vida adulta.

La investigación resalta la importancia de las iniciativas destinadas a educar a los adolescentes sobre los riegos asociados al uso del cannabis y a enseñarles a resistir las presiones que pueden ejercer sus pares para llevarlos al consumo.

La necesidad urgente de la implementación de programas de prevención sobre el uso de drogas, especialmente referidos al consumo de marihuana por parte de los jóvenes, que los autores señalan como una prioridad.

Fuentes: The Canadian Press / Jama Psychiatry Journal

Share
Categorías: Salud, Sociedad
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*