Michael Kovrig y Michael Spavor, detenidos en China. THE CANADIAN PRESS/AP

Caso Huawei: «China respondió secuestrando a ciudadanos canadienses»

Escuche

La detención de Meng Wanzhou, una ejecutiva de alto rango del gigante tecnológico chino Huawei, e hija del fundador de la firma, ha tensado las relaciones entre los gobiernos de Ottawa y Pekín.

Canadá detuvo a la mujer en diciembre de 2018 en Vancouver, donde reside y tiene propiedades, dando lugar a un pedido de la justicia estadounidense, que busca la extradición de Meng.

Meng Wanzhou espera que Canadá defina su extradición. THE CANADIAN PRESS/Darryl Dyck

Estados Unidos acusa a Huawei de violar un embargo comercial impuesto por Washington a Irán, al venderle tecnología con componentes de origen estadounidense.

Si bien la mujer no tiene ninguna causa ante la justicia penal o comercial canadiense, la existencia de un tratado de extradición firmado por Washington y Ottawa obliga a sendos países a dar respuesta a los pedidos mutuos al respecto.

De ese modo, Canadá se vio inesperadamente envuelto en una disputa que parece inscribirse en la guerra comercial que mantienen Washington y Pekín, en la que Canadá no tiene nada que hacer.

El propio presidente chino, Xi Jinping, se interesó por la situación de la ejecutiva. REUTERS/Mark Schiefelbein/Pool.

Ben Rowswell, nuestro entrevistado, sostiene que Canadá actuó en base a la ley y que en consecuencia no tenía otra opción que detener a la mujer, hasta tanto se procese el pedido de extradición.

La respuesta china no se hizo esperar.

Tres ciudadanos canadienses fueron detenidos en el país asiático y dos de ellos, Michael Kovrig y Michael Spavor acaban de ser acusados de espionaje y de robar secretos de Estado.

Las relaciones bilaterales parecían marchar hacia un fortalecimiento, hasta hace pocas semanas. REUTERS/Jason Lee/Pool.

En opinión de Rowswell, China no ha detenido sino secuestrado a los canadienses, para presionar al gobierno de Canadá y eso es inaceptable.

El experto resalta el hecho de que el sistema canadiense se basa en la independencia de poderes y que, en consecuencia, el Poder Ejecutivo no puede inmiscuirse en cuestiones como la extradición, de naturaleza netamente judicial.

John McCallum fue removido en enero último como embajador canadiense en China. THE CANADIAN PRESS/Paul Chiasson.

Rowswell recuerda que la Convención de Viena obliga a los países firmantes, entre los que se encuentra China, a permitir a las embajadas el contacto con los ciudadanos de su país detenidos en el extranjero. Además, insiste en que China está perdiendo mucho prestigio internacional por los abusos contra los extranjeros en su territorio.

Mientras el tema se resuelve, las relaciones entre dos socios comerciales mayores como son Canadá y China se encuentran en su peor momento en varios años… Y la vuelta a la normalidad de esos vínculos se anuncia lenta.

Ben Rowswell, presidente del Consejo Internacional de Canadá, nos brinda más detalles en entrevista con Luis Laborda.

Categorías: Política
Etiquetas: , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.