(iStockphoto)

¿La democratización del transporte aéreo es verdaderamente nociva para el medioambiente?

Share

Se habla mucho últimamente del “daño enorme” que el tráfico aéreo causa al medioambiente. Julien Goguel, autor del manifiesto stayontheground.org, dice que “todos los días hacemos esfuerzos para limitar nuestro impacto ambiental y reducir la huella de carbono. Nos esforzamos por compartir el coche, bajar la calefacción, aislar las viviendas, cambiar los coches por bicicletas eléctricas. Todos los esfuerzos que hacemos a lo largo de un año resultan arruinados tan pronto como subimos a bordo de un avión para un vuelo de larga distancia”.

ESCUCHE EL REPORTAJE

El 11 de febrero pasado, en un artículo publicado por el diario francés Libération, decía que hay que ser coherentes y que un boicoteo del avión se impone. Hay que “preferir la lentitud en vez de la velocidad”, afirma Goguel. ¿Pero es verdaderamente el sector de la aviación tan nocivo, al punto de boicotearlo, como propone Julien Goguel?

Merhan Ibrahimi, profesor titular en el Departamento de Mercadeo y Tecnología de la Escuela de Ciencias de la Gestión de la Universidad de Quebec en Montreal, UQÀM, dice que “nadie puede estar contra la virtud” y que si podemos hacer algo en favor de la reducción de los gases de efecto invernadero es evidentemente una buena acción, pero hay que tener cuidado con las posiciones radicales. Él nos invita a poner las cosas en perspectiva.

TRANSPORTE AÉREO PRODUCE MENOS CO2 QUE OTROS SECTORES

El año pasado, hubo alrededor de 4 billones de personas que viajaron en avión y esos 4 billones de personas produjeron menos de 3% del total de los gases de efecto invernadero producidos en la Tierra. Evidentemente, el número de viajeros aumenta, hay una democratización del transporte aéreo y eso va a continuar. Es evidente que en los próximo años, si vemos el número de pedidos de aviones, vamos a llegar a 3% o 3.5% de producción de gases de efecto invernadero.

El profesor Ibrahimi cuestiona la validez de escoger una opción tan radical como boicotear el sector aéreo para ir a disminuir 1% del 3% de la producción de gas de efecto invernadero producido por esta industria.

(iStockphoto)

A su juicio sería más realista atacar por ejemplo, los sectores donde la producción de gases de efecto invernadero es más importante. Más de la mitad de la energía que se consume en la Tierra está dedicada criar ganado para que comamos carne. Sería mucho mejor disminuir 10% o 15% en este sector que tratar de disminuir 1% en el sector de la aviación, sin tener en cuenta ciertas consideraciones, dice Merhan Ibrahimi.

NO HAY QUE OLVIDAR EL MODELO DE NEGOCIOS DE LA INDUSTRIA

La cantidad de querosén o petróleo si prefiere, utilizado por persona por 100 kilómetros/pasajero ha disminuido considerablemente y  eso no es por la buena voluntad de los que fabrican los aviones o las compañías aéreas. Es porque, contrariamente a todo el resto en la sociedad, el modelo de negocios de las compañía aéreas está esencialmente basado en la reducción del consumo de querosén.

Es decir que cuando se observa con detención la estructura de una compañía aérea, dependiendo de la flota de aviones que tenga, casi la mitad de sus gastos está consagrada a la compra de querosén.

(iStockphoto)

Razón por la cual, desde los últimos 15 o 20 años, la industria de la aviación ha contribuido enormemente a la reducción del consumo de querosén porque las ganancias que ellos puedan obtener dependen de la cantidad querosén que hayan comprado. En otras palabras, su margen de ganancias es directamente dependiente del precio del petróleo y el aumento de ese margen las empuja a querer reducir la cantidad de gasolina que consumen.  Las soluciones alternativas como los aviones eléctricos o los biocombustibles también merecen ser bien pensadas dice el profesor Ibrahimi.

OTRA INDUSTRIAS SON MÁS DAÑINAS PARA EL MEDIOAMBIENTE

Para qué sirve utilizar carbón para producir electricidad para tener un automóvil eléctrico, mientras que el carbón es mucho más dañino para el medioambiente que el querosén. Algunas personas hablan de biocombustibles. Pero es legítimo que hagamos como lo hace los brasileños de hacer una mono cultura intensiva en tierras agrícolas que sirven para alimentar a la gente para producir biocombustibles.

(iStockphoto)

No hay que olvidar que en los últimos 20 años se redujo de 75% la cantidad de querosén utilizado por pasajero por kilómetro. Ninguna otra industria puede pretender lo mismo. Y eso es debido al modelo de negocios de la industria de la aviación que se hacen todos esos esfuerzos, que son visibles en el comportamiento de los pilotos, en la forma de despegar y aterrizar un avión, en la forma de rodar sobre la pista al despegue y al aterrizar.

La tecnología ha ayudado mucho a la industria para obtener estos resultados. El número de pasajeros ha aumentado mucho en los últimos años pero la contribución de la industria de la aviación a la producción de gases de efecto invernadero se mantenido prácticamente estable, concluye Merhan Ibrahimi, profesor titular en el Departamento de Mercadeo y Tecnología de la Escuela de Ciencias de la Gestión de la Universidad de Quebec en Montreal, UQÀM.

Alain Gravel entrevistó al profesor Merhan Ibrahimi
RCI/Radio Canadá/liberatation.fr/Internet

Share
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Economía, Medioambiente

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*