La campaña dejó poco lugar para las sonrisas, más allá de las fotos. THE CANADIAN PRESS/Codie McLachlan

Alberta va a las urnas

Share
Escuche

Los habitantes de Alberta están llamados a asistir a las urnas este martes, para la elección de un nuevo gobierno provincial.

La votación parece haber despertado la atracción del electorado, ya que 696.000 personas sufragaron de manera anticipada, en los diversos sitios habilitados a tal efecto.

Los electores concurrieron a las urnas instaladas en centros comerciales, aeropuertos, lugares de esparcimiento y edificios públicos donde, como es habitual en el sistema electoral canadiense, existe la posibilidad de emitir un voto con anterioridad a la fecha oficial de los comicios. Esos votos también pueden ser emitidos por correo o, en caso de las personas enfermas o con problemas físicos que impidan sus desplazamientos, también es posible votar en el propio domicilio.

La afluencia registrada en esta ocasión es muy superior a los 235.000 electores que se presentaron de manera anticipada en el último escrutinio, ocurrido en 2015.

En esa ocasión, la postulante del Nuevo Partido Democrático y actual primera ministra provincial Rachel Notley provocó sorpresa, al imponerse en la votación y poner fin a 44 años de reinado de los progresistas conservadores.

La actual primera ministra mantiene sus esperanzas de ser reelecta. THE CANADIAN PRESS/Jason Franson

Conservadores buscan revancha

En esta ocasión, los conservadores unificados llevan como candidato a Jason Kenney, que ocupó los ministerios de Defensa, Ciudadanía e Inmigración y Empleo y Desarrollo Social bajo el gobierno federal del ex primer ministro Stephen Harper.

En una tendencia que parece ir ganando terreno en Canadá, la campaña electoral de 4 semanas estuvo basada principalmente en ataques personales, además de las críticas contra la fragilidad de la economía provincial actual.

Menos recursos

Alberta es una provincia cuya economía está basada en buena medida en la explotación de los recursos naturales, principalmente el petróleo, cuyo precio internacional se ha depreciado en los últimos años, restando ingresos a las arcas públicas.

Por otro lado, la tasa de desocupación en Alberta se encuentra actualmente en el 7 por ciento, también debido mayormente a la caída de la actividad en el sector energético, que en su momento de auge obligó a reclutar mano de obra en otras provincias y en el extranjero.

La cifra se ubica muy por encima del promedio nacional del 5,8 por ciento de desocupación, registrado en marzo de 2019, según cifras de la oficina canadiense de Estadísticas.

El candidato conservador cuenta con una extensa experiencia como ministro. THE CANADIAN PRESS/Codie McLachlan

El bolsillo como arma

El panorama poco auspicioso de las finanzas locales otorgó munición al postulante conservador, quien sostuvo que la administración neo-demócrata agravó la situación, al implementar un aumento de los impuestos.

El argumento se convirtió en uno de los caballos de batalla contra el gobierno actual, sobre todo tomando en cuenta que en la época del furor petrolero los contribuyentes se habían acostumbrado a recibir un cheque del tesoro provincial, con una devolución de impuestos facilitada por los altos ingresos que provenían de la explotación y comercialización de los hidrocarburos.

La oposición acusa también al gabinete de Notley de haber endurecido las regulaciones, poniendo trabas a la actividad económica y comercial y de sumar presión sobre las empresas, al aumentar el salario mínimo.

El sector petrolero es la principal fuente de recursos para la provincia. Foto: iStock.

Desde el 1 de octubre de 2018, la paga mínima en la provincia es de 15 dólares la hora. La medida alcanza a unos 245.000 trabajadores, es decir, el 11 por ciento de la masa laboral local. Más de la mitad de ellos trabaja a tiempo completo y en el 40 por ciento de los casos se trata de padres de familia.

Alberta es la provincia que paga la tasa de salario mínimo más alta, seguida por Ontario con 14 dólares la hora y los Territorios del Noroeste con 13,46 dólares. El salario mínimo más bajo lo paga la provincia de Saskatchewan, con 11.06 dólares por hora.

Sin vuelta atrás

La primera ministra replicó a su principal crítico diciendo que la propuesta de Kenney de congelar el gasto público y de orientar la asistencia sanitaria hacia el financiamiento privado tendría un impacto profundo sobre la población, especialmente los estudiantes y los pacientes en espera de atención médica.

Cualquiera será el resultado de los comicios, Notley tiene asegurado un lugar en la historia política provincial: si gana, será la primera mandataria neo-demócrata mujer en ser reelecta, pero si pierde será la primera cabeza de gobierno a no lograr un segundo mandato en su primer intento.

El Partido de Alberta y el Partido Liberal de Alberta, que cuentan con un representante en la legislatura cada uno, también toman parte en la elección.

La votación en Alberta se produce en un año electoral, donde el plato fuerte serán los comicios de octubre próximo, cuando se llevarán a cabo las elecciones para elegir al futuro gobierno federal.

Se espera un nivel alto de asistencia de votantes. THE CANADIAN PRESS/Jeff McIntosh

Share
Categorías: Economía, Política
Etiquetas: , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*