Hospital Universitario del Estado de Haití, HUEH. (Foto: CHANDAN KHANNA/AFP/Getty Images)

Médicos residentes del principal hospital de Haití en huelga desde hace varias semanas

Share

Porque no hay oxígeno en el servicio de cuidados intensivos, ni guantes en quirúrgicos en la emergencia, los médicos internos del Hospital Universitario del Estado de Haití, HUEH, más conocido como el “hospital general”, entraron en huelga desde hace varias semanas.

Los médicos denuncian también la insalubridad del establecimiento y el retraso del pago de 6 meses de salario. Uno de ellos deplora que cuando un paciente llega al hospital, mientras deberían en principio ocuparse de él, ellos tienen que comenzar por entregarle a él o a su familia, la lista del material médico que deben comprar.

Hospital Universitario del Estado de Haití, HUEH, el 21 de mayo 2019. (Foto: CHANDAN KHANNA/AFP/Getty Images)

El hospital general es frecuentado por las familias de más escasos recursos de Puerto Príncipe y asumir la responsabilidad de comprar todo el material requerido representa para ellas un obstáculo casi insuperable y las clínicas privadas están totalmente fuera de su alcance.

En pleno centro de Puerto Príncipe, los pacientes, tanto hombres como mujeres, se amontonan en salas exiguas, sin ninguna intimidad, sin ningún reparo en cuanto al secreto médico y donde la higiene deja mucho que desear.

Después de 5 años de estudio en medicina, los médicos deberían recibir del Estado un salario mensual de 9.000 gurdes (gourdes), que sería actualmente el equivalente de 100 dólares estadounidenses debido a la fuerte devaluación de la moneda haitiana.

(Foto: CHANDAN KHANNA/AFP/Getty Images)

“Somos un servicio de cuidados intensivos, pero mire, no tenemos botellas de oxígeno y no hay monitores. En cualquier momento podemos perder a los pacientes, pero el Estado no hace nada para salvarles la vida”, dice una de las médicas internas.

Por el momento, nada parece haber sido emprendido para solucionar el estado de deterioro del hospital general. En principio se espera la construcción de un nuevo hospital de dos pisos, justo en frente del actual, que tendría una capacidad de más de 530 camas.

La construcción del nuevo hospital comenzó después del temblor de 2010, que destruyó la mitad del hospital actual.  Su costo, evaluado en 83 millones de dólares, fue financiado por Estados Unidos, Francia y el Estado haitiano, y hubiera debido ser terminado en 2016.

(Foto: CHANDAN KHANNA/AFP/Getty Images)

Los médicos internos hacen la huelga por la población, “porque serían ellos los que debieran reivindicar”, dice uno de ellos, pero el resultado es que la huelga perturba todavía más el precario funcionamiento del HUEH y los médicos huelguistas se ganan el descontento de la gente, que critica la actitud.

El sindicato de los médicos afirma que negociará pronto con el Ministerio de Salud para buscar una solución a esta situación. Recordemos que Haití atraviesa en la actualidad una grave crisis política y económica, con una moneda que se ha devaluado y una elevada inflación.

RCI/AFP/efe.com

Share
Categorías: Internacional, Salud
Etiquetas: , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*