En delito que parece en plena expansión. Foto: iStock.

La amenaza del robo de identidad en Canadá

Share
Escuche

La seguridad en materia de datos informáticos es una preocupación creciente para usuarios, expertos y autoridades.

La mayor parte de la información que tiene que ver con las personas, organismos, instituciones, empresas o políticas de gobierno, por citar sólo unos ejemplos, circula hoy por vías digitales, a través de Internet.

La posibilidad de manipular dicha información y utilizarla para sacar provecho por parte de los “piratas informáticos” no es algo nuevo.

Sin embargo, la presunta implicancia rusa en el manejo de información reservada, en ocasión de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, elevó la preocupación en torno a la seguridad y riesgos para la data en el llamado ciberespacio.

Ejemplos locales

Días pasados, la opinión pública canadiense se vio sorprendida, tras la confirmación de que la información privada de miles de clientes de una de las más importantes instituciones bancarias locales había sido robada.

En efecto, las autoridades del Mouvement Desjardins corroboraron que su sistema fue accedido de manera irregular, permitiendo que los datos confidenciales de 2.900.000 clientes llegaran a manos externas a la entidad.

Entre la información que pudo ser sustraída a la custodia de Desjardins figura el número de seguridad social de los clientes.

Una de las principales instituciones financieras del país víctima del robo informático. Foto: iStock.

El NAS o SIN, como se conoce a ese número por sus siglas en francés e inglés, es una cifra de 9 dígitos, que identifica a la persona en toda relación de tipo laboral o para recibir servicios, programas y beneficios por parte de los distintos niveles y agencias del gobierno.

El acceso a ese número permite a los delincuentes usurpar la identidad de los titulares legales de los mismos, realizando gestiones de manera ilegal en su nombre.

El número en cuestión es expedido por las autoridades federales y figura en una tarjeta plástica.

Se lo considera tan valioso que incluso se recomienda a sus poseedores guardar esa tarjeta en un lugar seguro y no portarla entre otros documentos como cartas de crédito o registro de conducir.

En el caso de un trámite que así lo requiera (declaración de impuestos, por ejemplo), el interesado puede informar el número a su interlocutor, pero este no puede exigir la presentación física de la tarjeta.

Los expertos señalan que hasta los recaudos más simples son necesarios en el mundo digital. Foto: iStock.

Petición y respuesta masiva

A raíz del caso Desjardins, la semana última, un pedido a través de un sitio web, para solicitar al gobierno de Canadá que reemplace el número de seguridad social de las víctimas, recibió en pocas horas la firma de 74.200 adherentes.

El éxito de la iniciativa parece descontado, ya que su responsable se había fijado un objetivo de 75.000 firmas.

Pierre Langlois justificó la idea entendiendo que el hurto del NAS implica la posibilidad del robo de identidad de los perjudicados, posiblemente por toda su vida.

La falla de seguridad que padeció la institución financiera afecta al 41 por ciento de su clientela, la mayor parte de ella particulares, aunque también fueron perjudicadas 173.000 empresas.

Además del NAS, los nombres, fecha de nacimiento, domicilio, números de teléfono, direcciones de correo electrónico y registros financieros y de consumo también fueron sustraídos a la entidad.

La petición sigue sumando adherentes. Imagen: change.org

Una pesadilla sin fin

El robo de identidad constituye un delito difícil de revertir.

Una vez que los ladrones tienen en su poder la información clave de una persona, resulta complicado establecer el grado y extensión del “mal uso” han hecho de la data obtenida.

El robo de identidad consiste en hacerse pasar por alguien de manera ilegal, con el objetivo de llevar a cabo acciones en nombre de la víctima, obteniendo los beneficios que le corresponden sólo a ella.

La aplicación más frecuente del robo de identidad es hacer compras con tarjetas de crédito, alquilar viviendas o abrir cuentas bancarias

La era digital parece haber facilitado la comisión de este delito.

Marie-Éve Aubry fue víctima de robo de identidad hace 13 años y aún padece las consecuencias.

Aubrey fue entrevistada por la periodista Jacaudrey Charbonneau, de la cadena en francés de Radio-Canada. Imagen: Radio-Canada.

Todo comenzó cuando en 2006 la mujer intentó contratar una póliza de seguro para su automóvil. Para su sorpresa, el agente asegurador que la atendió le dijo que ella contaba con un seguro y que incluso ya había hecho una reclamación por el mismo.

Tiempo antes, Aubry había padecido el robo de su número de seguridad social.

Fue ese el inicio de una serie de experiencias traumatizantes, que incluyeron multas por infracciones de tránsito que ella nunca había cometido, la suspensión de prestaciones sociales y hasta una orden de arresto en su contra.

Durante todos estos años, la mujer ha llevado a cabo el reclamo jurídico y administrativo para intentar demostrar que ella es quien dice ser, pero el resultado final se hace esperar. Días atrás recibió una intimación por una carta de crédito que nunca le perteneció.

Datos oficiales indican que sólo el 21 por ciento de las empresas víctimas de robo de identidad presentan denuncias al respecto, lo que permite presumir que la amenaza a la seguridad informática es un asunto grave que requiere respuestas inmediatas.

Mejor prevenir

El gobierno de Canadá ha hecho públicas una serie de recomendaciones para impedir que nuestro número de seguridad social llegue a manos inadecuadas. Los consejos, podrían ser extensivos al resto de la información que se encuentra en el sistema digital:

Consejos
  • Provea su número de seguridad social sólo cuando sepa que es requerido legalmente.
  • Guarde su documento e información personal en un lugar seguro, no lo porte todo el tiempo con usted.
  • Contacte a Service Canada si cambia su nombre, si su situación legal temporal cambia a permanente o si la información contenida en el NAS no es correcta o está incompleta.
  • Tome medidas inmediatas para proteger su NAS si sospecha que alguien lo está usando fraudulentamente. 

Del mismo modo, la agencia elaboró un listado de que personas o entidades pueden pedirle su número de NAS y a quienes no debe dárselo.

Con información de Radio-Canada, The Canadian Press, Statistics Canada, Agencia de Empleo y Desarrollo Social de Canadá.

Share
Categorías: Internet y tecnología, Justicia, Sociedad
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*