Los 13 primeros ministros celebraron una conferencia de prensa de cierre del Consejo de la Federación el jueves por la tarde en Saskatoon. FOTO: LA PRENSA DE CANADÁ / JONATHAN HAYWARD

Los territorios de Canadá piden a las provincias que asuman sus responsabilidades en el cambio climático

La lucha contra el cambio climático fue uno de los temas principales del tercer y último día del Consejo de la Federación, llevado a cabo en la ciudad de Saskatoon, provincia de Saskatchewan, donde los trece primeros ministros provinciales y de los territorios discutieron de temas que afligen a todo el país. Allí, los primeros ministros  de los Territorios del Noroeste, Yukón y Nunavut, mostraron también su descontento con las provincias.

De izquierda a derecha: los premiers Sandy Silver (Yukón), Bob McLeod (Territorios del Noroeste) y Joe Savikataaq (Nunavut)
Foto: La presse canadienne / Jonathan Hayward

Los 13 líderes emitieron un comunicado conjunto para reiterar «la importancia y la urgencia de actuar» en la lucha contra el cambio climático, ya que estos «representan una amenaza del orden mundial».

Ellos agregaron que los efectos de estos cambios en el medio ambiente, en la infraestructura y la economía y en la seguridad y salud pública «son reales y duraderos».

Además se comprometieron una vez más en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para cumplir con los estándares canadienses del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

Pero los primeros ministros de los territorios manifestaron su descontento con las provincias porque el cambio climático afecta desmesuradamente al Lejano Norte de Canadá  aunque la región produce relativamente poco gas de efecto invernadero.

El primer ministro liberal de Yukón, Sandy Silver, dijo en conferencia de prensa que “mientras estoy sentado aquí hablando, mi circunscripción en el Klondike se enfrenta a enormes incendios forestales. Cada región, cada territorio, cada provincia debe tener un plan integral».

El primer ministro de los Territorios del Noroeste, Bob McLeod, recordó que los norteños están sufriendo los efectos del cambio climático. «Consideramos importante para nosotros sensibilizar a la gente del Sur para que sea consciente de que sus acciones tienen un impacto considerable en nosotros».

El primer ministro de Nunavut, Joe Savikataaq, dijo que la provincia, que utiliza diésel para producir electricidad, es responsable de menos del 1% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Canadá.

Los tres primeros ministros territoriales enfatizaron también la necesidad de un plan nacional para proteger la soberanía del Ártico y el financiamiento para abordar temas como los altos costos de los alimentos, la escasez de viviendas y la falta de viviendas y el difícil acceso a la asistencia sanitaria.

La presse canadienne-Radio Canadá

Más información:

Las provincias quieren que Canadá reciba 65% de inmigrantes económicos

Categorías: Medioambiente, Política
Etiquetas: , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

Por razones que escapan a nuestro control, y por un período de tiempo indefinido, el espacio de comentarios está cerrado. Sin embargo, nuestras redes sociales siguen abiertas a sus contribuciones.