En la vejez, la disminución de las funciones biológicas y cognitivas tiene efectos en las funciones emocionales haciéndolas a veces inadecuadas y insensibles. (Foto: ©iStock-RapidEye)

La empatía aumenta con la edad pero en la vejez, desaparece

Share

Desde tiempos inmemoriales los adultos de cierta edad se han quejado de que las generaciones más jóvenes son egoístas. Y tienen razón, pero no totalmente… 

Las investigaciones de la científica canadiense Sara Konrath confirman que los adultos de mediana edad sí son más sensibles a la realidad de otros y por lo tanto más empáticos que los más jóvenes pero también más que sus abuelos.

Esto podría explicarse porque las funciones emocionales aumentan en las primeras etapas de la vida debido al desarrollo cognitivo y se estabilizan en la adultez media con la acumulación de experiencias de vida. Sin embargo, en la vejez, la disminución de las funciones biológicas y cognitivas relacionada con la edad tiene efectos en las funciones emocionales haciéndolas a veces inadecuadas e insensibles Por lo tanto, los adultos mayores pueden recurrir a esquemas emocionales más sencillos y en esos esquemas, la empatía tiende a desaparecer.

De hecho, un estudio transversal de otros autores citados por Sara Konrath y sus colegas de la Universidad de Indiana, encontró que las personas en la edad adulta tardía (alrededor de los 50-60 años de edad) se describían a sí mismas (y a sus emociones) como más comprensivas y matizadas que los adultos jóvenes y que los adultos mayores.

Eso mismo puede compararse con sus capacidades de responder de manera empática a los problemas de otros. Esta manera de reaccionar es más empática porque en general, está basada en el conocimiento de lo que vive el otro, por haberlo vivido o porque puede ponerlo en perspectiva y lo puede razonar.

(Foto: ©ShotShare/iStock)

Las mujeres sienten más compasión

Otras de las conclusiones del estudio «Empathic Concern and Perspective Taking: Linear and Quadratic Effects of Age Across the Adult Life Span» (Preocupación empática y toma de perspectiva: Efectos lineales y cuadráticos de la edad a lo largo de la vida adulta) es que hay una diferencia de género importante: Las mujeres reportaron más empatía que los hombres.

Por otro lado, no se encontraron diferencias sistemáticas por origen étnico. Sin embargo, ni el género ni la etnia influencian de manera alguna los efectos de la edad en la empatía. Es decir que hombres o mujeres, de China o de Senegal, somos más empáticos en la madurez y menos de jóvenes y de viejos.

(Foto: ©Rawpixel/iStock)

¿Qué es la empatía?

Para Sara Konrath, la empatía no es ponerse en los zapatos del otro. Va mucho más allá y además es tanto genética como aprendida:

«La empatía tiene más que ver con los otros que con uno mismo. No soy YO sintiendo lo que sientes o YO caminando en tus zapatos. Soy yo imaginando las perspectivas del otro desde su punto de vista, a eso se le llama empatía cognitiva. Y luego, sentir compasión e interesarme en el otro, a eso se llama empatía emocional. Además, la empatía puede ser tanto genética como aprendida. Hay investigaciones que muestran que hay componentes genéticos muy fuertes en la empatía lo que quiere decir que hay bebés que nacen con  más capacidad de empatía desde pequeños. Yo diría que la mitad de nuestra capacidad empática es genética. Además, muchas otras investigaciones también muestran que podemos aprender a sentir empatía y compasión. Lo aprendemos de nuestros padres, maestros, amigos, nuestra cultura. Según lo que esté sucediendo en nuestro medio ambiente inmediato.»

Ahora bien, créalo o no, hay algunos aspectos negativos a la empatía, por ejemplo la empatía selectiva, es decir una identificación con algunas personas y no con otras.  Algunos investigadores sugieren que hay una creciente polarización política lo que puede resultar por ejemplo en la demonización de refugiados o migrantes desesperados de otras partes del mundo y en un aumento en los crímenes de odio que parecen indicar que el impulso empático está siendo reemplazado por la ira, la ansiedad, la sospecha y los prejuicios.

Ahora bien, si volvemos a las diferencias en la empatía según la edad, otro de los estudios de la psicóloga social canadiense Sara Konrath, confirma que los jóvenes de hoy no sólo son menos empáticos sino también más narcisistas. Su artículo científico titulado Changes in Dispositional Empathy in American College Students Over Time confirmaron esta tendencia. Konrath explica que los jóvenes mismos se dan cuenta:

«Analizando datos diversos, notamos que las generaciones más jóvenes parecen estar de acuerdo en que son más narcisistas y menos empáticos que sus contrapartes de más edad. Y según estudios, los llamados «milennials» son más susceptibles de no participar en campañas de caridad o de recaudación de fondos y que si lo hacen, contribuyen menos que las otras generaciones, incluso cuando tienen niveles de ingresos constantes.»

La buena noticia es que esos jóvenes madurarán y tal vez en su durante su edad adulta media serán más empáticos. Aunque tal vez, de ancianos, vuelvan a perder esa capacidad de comprender al otro y tener compasión. ¯\_(ツ)_/¯ 

Share
Categorías: Sociedad
Etiquetas: ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*