(Foto: ©iStock/galinast)

Empresa minera canadiense interesada en la mina de cobre más importante de Zambia

Share

La canadiense First Quantum Minerals, que a finales del 2011 era uno de los principales inversores de la mina de cobre Kondola Copper Mines de Zambia pero la dejó ir, vuelve a mostrar interés en esos yacimientos que son los más importantes del país africano y cuyo desmantelamiento ha sido ordenado por los tribunales. 

El miércoles el ministro de Minas de Zambia, Richard Musukwa anunció que nueve empresas están interesadas en adquirir la principal mina de cobre del país que desde mayo de este año recibió una orden judicial para liquidarla por insistencia del gobierno de Edgar Lungu.

Durante varios meses, una feroz batalla se ha librado entre los dos accionistas de KCM, el grupo indio Vedanta Resources (79,4%), que cotiza en Londres, y el estado zambiano (20,6%). Este último culpa a su socio por violar el código minero y, sobre todo, por no haber pagado todos sus impuestos.

«Tenemos muchas empresas interesadas en la adquisición. Una vez que estas nueve empresas hayan completado la diligencia debida, entonces se lanzará la licitación y, si todo va bien, se hará en las próximas semanas»  El ministro Musukwa en una conferencia de prensa el miércoles en Lusaka

Además de la empresa canadiense, otras de Australia, Canadá, China, Rusia, Turquía y China han expresado su interés.

La licitación se lanzará a pesar de la oposición de Vedanta Resources, que ha iniciado procedimientos judiciales en Sudáfrica y Zambia para impedir el desmantelamiento de KCM.

«Somos plenamente conscientes de los procedimientos judiciales en curso, pero (…) no podemos sentarnos a esperar la decisión de los tribunales que respetamos»El ministro zambiano Richard Musukwa

El martes, la justicia sudafricana escuchó los argumentos de Vedanta. El tribunal emitirá su decisión el 23 de julio.

La minería de cobre tiene un costo medioambiental muy importante. En la foto, un estanque con aguas contaminadas de una antigua mina de cobre.
(Foto: ©Nuno Valadas/iStock)

El conflicto entre Vedenta Resources comenzaron en 2011 cuando el ministro de finanzas de Zambia dijo que las auditorías habían puesto de relieve «cuestiones» fiscales con Konkola Copper Mines (KCM), propiedad en la época de Vedanta Resources, que cotiza en Londres, y de First Quantum Minerals de Canadá, además de la filial de Glencore en el país. Desde entonces, esa querella estalló con una reforma fiscal del jefe de Estado que, según el grupo, amenaza peligrosamente sus actividades.

Estrangulada por la alta deuda, Zambia, el segundo mayor productor de cobre de África, ha decidido exigir a su sector minero nuevos y más importante impuestos.

Además de otras minas en Zambia misma, la canadiense First Quantum Minerals tiene inversiones en varios países de América Latina y  España varias minas en operación y en construcción. Algunos ejemplos son Taca Taca en Argentina, Haquira en Perú, Cobre Panamá y Las Cruces en Sevilla España.

RCI/The Canadian Press/MiningDotCom/mindat.org/First Quantum Minerals 
Share
Categorías: Economía, Internacional
Etiquetas:

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*