Ottawa y otras ciudades canadienses fueron escenario de demostraciones el 26 de julio. Foto: gentileza Defendamos la Paz Internacional.

«Canadá debe condenar con contundencia los crímenes contra líderes sociales en Colombia»

Share
Escuche

El último fin de semana se llevaron a cabo demostraciones en 58 ciudades alrededor del mundo, entre ellas varias urbes canadienses, con el objetivo de resaltar la grave situación de resurgimiento de la violencia que se está registrando desde hace meses en Colombia.

Tal como referimos recientemente, más  de 700 líderes sociales han sido asesinados en ese país de sudamericana tras la firma de los acuerdos de paz.

Alfonso Ibarra Ramírez, representante del capítulo Ottawa de la red Defendamos la Paz Internacional, sostuvo que dicha matanza se está llevando a cabo a pesar tanto de los reclamos por parte de la población colombiana, como de la preocupación expresada en por diversas organizaciones nacionales e internacionales.

Cientos de líderes sociales muertos como resultado de la nueva ola de violencia. Foto: gentileza Defendamos la Paz Internacional.

Una delegación de representantes de la red se entrevistó recientemente con Michelle Bachelet, titular de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas por los Derechos Humanos, para solicitarle que no ceda a los intentos del gobierno colombiano para condicionar o bloquear la presencia de dicha entidad en el país.

Al igual que otras voces, Ibarra Ramírez señala a la propia administración del presidente Iván Duque como responsable del resquebrajamiento de la paz, debido a su declamada oposición a los acuerdos y a la ausencia de acciones concretas para defender a los sectores en riego de ser víctimas de la violencia.

“Para que unos acuerdos se mantengan, se materialicen, tomen vida es esencial la voluntad política”, dice nuestro entrevistado antes de afirmar que tal voluntad no existe por parte del Ejecutivo colombiano.

Los acuerdos de paz marcaron profundas diferencias en la sociedad colombiana. REUTERS/Carlos Julio Martinez.

Del mismo modo, afirma que Canadá, socio comercial de Colombia, no está haciendo lo suficiente para reclamar a las autoridades de Bogotá que aseguren el respeto a los derechos humanos.

Ambos países firmaron un tratado de libre comercio en 2011, que fue resistido por la diáspora colombiana aquí, al entender que tal actitud por parte de Canadá enviaba un mensaje ambiguo sobre su postura en torno a la situación que vivía su socio sudamericano.

Por el contrario, Ibarra Ramírez indica que numerosas empresas canadienses han tenido actividad en regiones del país donde la presencia de paramilitares era evidente y numerosa, sin que esto generase un gesto de preocupación por parte de Ottawa. En virtud de su papel tradicional de defensor de la democracia y los derechos humanos, Canadá tiene un “rol positivo a jugar en Colombia”, sostiene.

La desesperación ganó a muchos cuando ganó el «no» en el referendo de 2016. REUTERS/John Vizcaino.

El rol de la comunidad internacional y la presión que esta puede ejercer sobre la administración Duque son indispensables para asegurar la supervivencia de los acuerdos.

En 2016, el anterior gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron los acuerdos de paz, que pusieron fin al baño de sangre resultante de medio siglo de enfrentamientos, con millones de víctimas entre muertos, heridos y desplazados.

A los acuerdos se llegó después de arduas negociaciones, que incluyeron un referendo en octubre de 2016, en el que la población se pronunció en contra de la firma por 50,2 por ciento de los votos.

Los reclamos se extendieron por Canadá, Colombia y el extranjero. Foto: gentileza Defendamos la Paz Internacional.

Uno de los líderes de la campaña por el “No” fue el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, a quien se acusa de mantener estrechos vínculos con grupos paramilitares y que fue mentor político del actual mandatario.

Ante la aparente intención del gobierno local para desconocer los acuerdos de paz, nuestro entrevistado reclama a la comunidad internacional en general y a Canadá en particular, que no abandonen su rol de garantes del bienestar de los colombianos.

Alfonso Ibarra Ramírez, de la entidad Defendamos la Paz Internacional, habló con Luis Laborda.

Share
Categorías: Internacional, Política
Etiquetas: , , , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiqueta”.

Netiqueta
Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La «netiqueta» es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiqueta”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiqueta) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Un comentario sobre “«Canadá debe condenar con contundencia los crímenes contra líderes sociales en Colombia»
  1. Avatar Rodrigo Vega-Gamarra y Cuervo dice:

    Un juez no puede ser juez y parte de un proceso jurídico, porque entonces el proceso resultaria viciado. Por esa razón el juez interroga a las dos partes y escucha las dos versiones, y en base a lo escuchado, dictamina su veredicto.

    Iguel debería ser en el periodismo: en un tema tan álgido como es el de la política, el periodista debería entrevisar a las dos partes contrincantes, para que el lector, en base a lo leido, saque sus propias conclusiones. De no ser así, la entrevista parecería viciada de parcialidad.

    Lo digo por enésima vez: más que nadie, todos los colombianos de bien queremos la paz. Pero una paz justa que no acolite la impunidad.

    El grupo de colombianos que en Canadá estan pidiendole al gobierno canadiense «condenar con contundencia los crímenes contra líderes sociales en Colombia» parece desconocer que el Gobierno «ha tenido la voluntad política» de mantener los acuerdos de paz, pero «sin impunidad» y que ha venido haciendo lo que está a su alcance, para garantizar la seguridad de los líderes.

    La sustitución de cultivos es una política del Gobierno, que afecta los intereses de los carteles de la droga. Y, gran parte de esos crímenes (que estan ligados al problema del narcotráfico y sus luchas territoriales) se dan donde operan grupos al margen de la ley que asesinan a los lideres que promueven la sustitucion organizada de cultivos

    Es osado, por parte del señor Ibarra Ramirez, «señalar la adminsitración del presidente Duque como «responsable del resquebrajamiento de la paz», cuando en realidad el presidente solo objetó los puntos que favorecían la impunidad a nivel nacional e internacional. Y, así mismo, parece más bién un discurso de la oposición decir, sin pruebas, que el expresidente Uribe se le acusa de tener vinculos con paramilitares.