La multitud desfiló por las calles de la capital. REUTERS/Jorge Cabrera.

Manifestantes reclaman renuncia del presidente de Honduras

Share

Miles de personas marcharon el martes 6 de agosto por las calles de Tegucigalpa, la capital del Honduras, para reclamar la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández.

Las manifestaciones se originaron luego que el gobierno de Estados Unidos difundió documentos, que acusan al mandatario de la nación centroamericana de haber recibido dinero proveniente de los cárteles de la droga, que habría utilizado para financiar su campaña electoral.

Los incidentes ocurrieron entre algunos demostradores y las fuerzas del orden. REUTERS/Jorge Cabrera.

Durante la demostración se produjeron algunos incidentes, que incluyeron la quema de locales comerciales, según confirmaron las autoridades locales.

Los disturbios comenzaron cuando se enfrentaron grupos de manifestantes con fuerzas del orden, que utilizaron gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a la multitud.

De todos modos, no se trata de las primeras marchas en esa nación centroamericana.

Desde abril último, miles de personas descienden a las calles, para manifestar su descontento por la agudización de la crisis política y social que afecta al país.

La policía antimotines utilizó gases y cañones de agua contra los manifestantes. REUTERS/Jorge Cabrera.

Tiempo atrás, el congreso hondureño aprobó leyes tendientes a la reforma de los sistemas de salud y educación, lo que se constituyó en una virtual privatización de los servicios sanitarios y los centros de formación que hasta el momento habían estado bajo la órbita pública.

La justicia estadounidense acusó a presidente Hernández de haber financiado parte de su campaña electoral, en 2013, con dinero que le habría sido entregado por las bandas que se dedican al tráfico de estupefacientes.

En contrapartida, el mandatario habría ofrecido protección a los criminales, ante la eventualidad de que los tribunales estadounidenses demandaran la extradición de los mismos.

El presidente rechazó las acusaciones y dijo ser víctima de una campaña de difamación por los propios cárteles a la que, según sus dichos, se sumó la oposición.

Hernández reformó la constitución para permitir su reelección. REUTERS/Jorge Cabrera.

En junio último, las autoridades intentaron poner fin a la ola de demostraciones que paralizaron el país, para lo que desplegó al ejército por las calles.

La medida no logró evitar fuertes enfrentamientos, que dejaron un saldo de 3 muertos y 20 heridos.

Entre las víctimas mortales se cuenta a un joven de 17 años, cuyos familiares sostienen que fue ultimado por las tropas, que el jefe del Ejecutivo había desplegado el día anterior al hecho.

Hernández, que es miembro del Partido Nacional de Honduras, asumió su mandato en enero de 2014. Tras reformar la constitución, se volvió a postular y obtuvo la reelección en 2017, por un estrecho margen.

Diversos análisis señalaron las sospechas sobre la transparencia de la votación y la Organización de Estados Americanos recomendó la realización de nuevas elecciones.

Share
Categorías: Internacional, Política
Etiquetas: , , , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia o en uno de los dos idiomas oficiales, inglés o francés. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*