Atwood muestra la portada de su nueva novela, The Testaments. (Margaret Atwood / Instagram)

Los Testamentos, la esperada secuencia de El cuento de la criada

Share

La escritora canadiense Margaret Atwood presenta este martes en Londres «Los testamentos», la continuación del aclamado «El cuento de la criada» (1985), una distopía misógina que se convirtió en verdadero manifiesto feminista.

El lunes Margaret Atwood estuvo en Londres acompañada por cientos de fanáticos que esperaban el lanzamiento a medianoche de su nueva novela.

La historia de Los Testamentos que se desarrolla 15 años después de la original ya está en nominación tanto para el Premio Man Booker del Reino Unido como para el Premio Scotiabank Giller.

La novela El cuento de la criada, de 1985 de Atwood, sobre mujeres forzadas a la esclavitud sexual por el estado teocrático de Galaad, encontró recientemente una nueva resonancia debido tanto al aumento del extremismo político en Occidente como a la serie de televisión ganadora del Emmy protagonizada por Elisabeth Moss.

La historia inicial

En 1985, Atwood imaginó un Estados Unidos convertido en «República de Gilead», un país totalitario teocrático cuyos dirigentes violan, en ceremonias religiosas con la ayuda de sus esposas, a las mujeres capaces de procrear, las «criadas», para quedarse con sus bebés.

La historia se desarrolla en un futuro distópico, donde los derechos de las mujeres les han sido despojados por los fundamentalistas cristianos y las que son fértiles se ven obligadas a tener hijos para los hombres poderosos y ricos y sus esposas. Los bebés se han convertido en una mercancía con muy pocas mujeres capaces de tenerlos saludables debido a la contaminación y otros factores ambientales. © (George Kraychyk / Hulu)

Son reglas justificadas por un supuesto Dios omnipresente en las costumbres diarias, incluso en la forma de saludar: en Gilead, todas las conversaciones comienzan por la expresión «Bendito sea el fruto».

En este oscuro mundo, una mujer, June, intenta sobrevivir. En el primer tomo, es ella la que hace descubrir al lector, a través de un monólogo angustiante, esta dictadura misógina, en el que se le impone el papel de criada reproductora y se le quita el de madre.

Porque June tiene dos hijas pero no tiene derechos sobre ninguna de ellas.

«El cuento de la criada», que fue un gran éxito tras su publicación en 1985, se convirtió en un verdadero manifiesto feminista de los tiempos modernos,

En Argentina, Irlanda, Polonia, Hungría… las «criadas», vestidas con capas rojas y grandes tocados blancos, se convirtieron en «un símbolo inmediatamente reconocible» en combates feministas como la defensa del derecho al aborto.

En Estados Unidos se convirtieron en un símbolo contra Donald Trump pero también en un altavoz del movimiento #MeToo, como una parábola de la deriva conservadora estadounidense desde su llegada al poder.

Atwood nunca estuvo interesado en escribir una continuación.

Luego, «la historia cambió», dijo en el programa The Current, del radiodifusor público CBC.

«En lugar de alejarnos de Gilead,  dimos la vuelta y comenzamos el regreso hacia Gilead», dijo a la periodista Laura Lynch.

The Testaments, de la novelista canadiense Margaret Atwood (McClelland & Stewart)

Atwood reflexionó sobre los años transcurridos entre las novelas, haciendo referencia a la caída del Muro de Berlín, que la gente pensaba que era el «fin de la historia», y a las décadas de lucha feminista que aparentemente sugerían que los derechos de las mujeres se habían logrado y que eran irreversibles.

Luego, los ataques del 11 de septiembre sacudieron a Estados Unidos y al mundo. Eso, dijo Atwood, significó que la política «se volvería mucho más conservadora, lo que las sociedades siempre hacen cuando son atacadas», , y todo eso condujo a las elecciones estadounidenses de 2016 y al estado actual del discurso político.

Después del lanzamiento, Atwood aparecerá en un evento de preguntas y respuestas en vivo este martes en el Teatro Nacional de Londres.

La versión en castellano de «Los testamentos» sale a la venta el jueves.

RCI con información de CBC-Radio Canadá-BBC

Más información:

Obra de Margaret Atwood llega a la TV en un contexto político de derecha

Margaret Atwood se pronuncia a favor de la despenalización del aborto en Argentina

The Handmaid’s Tale gana el Emmy como mejor serie dramática

Share
Categorías: Artes y espectáculos, Política
Etiquetas: , ,

¿Encontró un error? ¡Pulse aquí!

@*@ Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Aclaración: al enviarnos su comentario, usted reconoce que Radio Canadá Internacional tiene derecho a reproducir y a difundir el mismo, total o parcialmente, de la forma que fuere. Cabe destacar que Radio Canadá Internacional no endosa las opiniones vertidas por los internautas. Sus comentarios serán leídos y publicados si respetan las condiciones de nuestro sitio internet, aquí denominadas “Netiquette”.

Reglas de utilización »

Al verter sus opiniones en un foro público, debe ser igual de cortés que si estuviera frente a un interlocutor. No se tolerarán ataques ni insultos personales. Una cosa es no estar de acuerdo con una opinión, una idea o un hecho, y otra es faltar el respeto al prójimo. Las personas elocuentes no siempre están de acuerdo, y justamente ahí reside el interés de los foros.

La "netiquette" es el conjunto de reglas de conducta que rigen el comportamiento de los internautas. Antes de intervenir en una tribuna, es importante conocer estas reglas. Caso contrario, usted corre el riesgo de ser expulsado.

  1. Los foros de RCInet.ca no son anónimos. Al inscribirse, los usuarios deben ingresar su nombre, apellido y lugar de residencia. Estos datos aparecerán junto al comentario. RCInet.ca se reserva el derecho de no publicar un comentario si duda de la identidad de su autor.
  2. La usurpación de identidad con la intención de inducir a error o de perjudicar a un tercero es una infracción grave plausible de expulsión.
  3. Los foros de RCInet.ca están abiertos a todos, sin distinción de edad, origen étnico, religión, género ni orientación sexual.
  4. Las declaraciones difamatorias, agresivas, racistas, xenófobas, homofóbicas, sexistas o prejuiciosas hacia algún origen étnico, religión o franja etaria no serán publicadas.
  5. En Internet, las mayúsculas equivalen a gritos y pueden ser interpretadas como un signo de agresividad, lo cual resulta desagradable para los demás. Todo mensaje que contenga una o varias palabras en mayúscula (con excepción de las siglas y los acrónimos) será rechazado. Igual suerte correrán los mensajes que contengan una o varias palabras en letra negrita, itálica o subrayada.
  6. El lenguaje vulgar, obsceno o malintencionado está prohibido. Los foros son lugares públicos y sus declaraciones podrían herir la sensibilidad de otros internautas. Las personas que utilicen un lenguaje grosero serán expulsadas.
  7. El respeto mutuo es una condición de base. Por eso mismo está prohibido injuriar, amenazar o acosar a otro usuario. Usted puede expresar su desacuerdo sin atacar al prójimo.
  8. El intercambio de opiniones y puntos de vista discordantes es un elemento clave en todo debate sano, pero no debe transformarse en un diálogo ni en una discusión privada entre dos participantes que se interpelan sin importarles lo que piensen los demás. Los mensajes de esta naturaleza no serán publicados.
  9. Radio Canadá Internacional emite en cinco lenguas. Los debates en los foros deben realizarse en la misma lengua que el contenido al que hacen referencia. El uso de otras lenguas, con excepción de unas pocas palabras, está prohibido.
  10. Los mensajes que no tengan relación con el tema comentado no serán publicados.
  11. El envío reiterado de un mismo mensaje perjudica el intercambio de opiniones y por ende no será tolerado.
  12. La inserción de imágenes o de cualquier otro tipo de archivo en un comentario está prohibida. La inclusión de hipervínculos hacia otros sitios está permitida, a condición de que se respete la “netiquette”. Sin embargo, Radio Canadá Internacional no es responsable del contenido de estos sitios externos.
  13. La copia de texto de un tercero, aun cuando se incluya la referencia al autor, es inaceptable si la citación constituye la mayor parte del comentario.
  14. La publicidad y la convocación a movilizaciones, de cualquier forma que fuere, está prohibida en los foros de Radio Canadá Internacional.
  15. Todos los comentarios y contenidos son evaluados antes de su publicación. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de no publicar los mensajes de los internautas.
  16. En todo momento y sin preaviso, Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de cerrar un foro.
  17. Radio Canadá Internacional se reserva el derecho de modificar este conjunto de reglas de conducta (netiquette) en cualquier momento y sin preaviso.
  18. Al participar en un foro, usted autoriza a Radio Canadá Internacional a publicar sus comentarios en Internet por un periodo de tiempo indeterminado. Esto significa asimismo que los mensajes serán indexados por los motores de búsqueda de Internet.
  19. Radio Canadá Internacional no está obligada, bajo ningún punto de vista, a retirar sus comentarios de Internet, aunque usted así lo requiriere. Por este motivo, le rogamos que reflexione detenidamente sobre el contenido y las posibles consecuencias de los mensajes que nos envía.

*